Teen Wolf 6×14-6×15: Face-to-Faceless. Pressure Test

Teen Wolf 6x14-6x15: Face-to-Faceless. Pressure Test

Teen Wolf 6x14-6x15: Face-to-Faceless. Pressure Test

Series: Teen Wolf

4 Stars

Summary

Los dos bandos de la nueva guerra que tiene a Beacon Hills como escenario ya están situados en el campo de batalla: los humanos contra los seres sobrenaturales. Y esta vez el miedo es el detonante perfecto para que esa guerra sea la más cruenta que se ha vivido hasta la fecha.

Coder Credit

Encierra a un montón de gente en un lugar del que no puedan escapar, al estar rodeados de cazadores amateurs que han puesto una hora límite y un ultimátum antes de entrar a por ellos a matarles, y tienes el escenario perfecto para un “Asalto a la comisaría del distrito 13” versión sobrenatural. Esto es, a la comisaría de Beacon Hills convertida en una auténtica ratonera en la que están atrapados hombres lobo que sólo quieren ayudar a los inocentes, otros hombre lobo que no son tan inocentes, y entre medias a muchos humanos que, llevados por el miedo, han dejado de ser esas personas inocentes a las que la manada de Scott quiere proteger, para convertirse en auténticas bombas de relojería y que son tan peligrosas para los seres sobrenaturales como para ellos mismos.

Con semejante escenario, Teen Wolf ha elegido el momento perfecto para hacer el miniparón que tendremos la semana próxima debido a los Video Music Awards de la MTV, ofreciendo dos episodios que, especialmente el segundo, ha sido de los que más acción ha tenido en toda la temporada y uno de los más atractivos de la serie en sí. Parte de ese atractivo venía dado por la inspiración en esa película mítica de Asalto al distrito 13 y que puede verse en muchas series y películas donde se quiere transmitir tensión y miedo a partes iguales, y que muy mal tiene que hacerse para no conseguir su objetivo.

Pero en el caso de la comisaría de Beacon Hills, a ese punto de arranque se añadía el meter en un mismo escenario a un montón de personajes que ofrecían una variedad de perspectivas y puntos de vista ante un mismo problema, y que han conseguido que todo sea aún más real e interesante a partes iguales. Especialmente cuando veníamos de un episodio, Face-to-Faceless, que poco interés ha tenido aparte de ver al pobre Liam siendo vapuleado para intentar convencer a todo el mundo que no era esa criatura feroz que todo el mundo creía que era.

Y es que el primer episodio de esta semana tan sólo ha servido para dar un interesante cambio de giro a la historia, ya que hemos visto que la que creíamos que era la nueva pupila de Gerard, al final ha superado al maestro. No por su capacidad de matar a hombres lobo, pues evidentemente en ese sentido Gerard cuenta con décadas de experiencia a sus espaldas, pero si en tanto que a diferencia de Gerard, Tamora Monroe (por fin le ponemos un nombre a la nueva consejera del instituto) cuenta con un motivo para actuar bastante más creíble y real, lo que la hace mucho más peligrosa.

Porque llegado a este punto creo que a nadie sorprende ver que Gerard actúe como un lunático al que eso de las reuniones para firmar acuerdos de paz se las trae al pairo… y motivo por el que durante ese episodio sólo podía negar la cabeza, casi avergonzada, cuando Scott intentaba reunirse con Gerard para saber qué es lo que quería… ¿En serio? Vale que Scott es el bueno por excelencia de la historia, y que aparte de los viejos y nuevos cazadores hay un enemigo aún más peligroso al que convendría hacer frente primero, y para eso lo de “unir fuerzas” siempre funciona. Pero creo que a estas alturas Gerard Argent ya ha dado bastantes muestras de que a él lo único que le importa es matar a los hombres lobo, da igual qué hayan hecho o no, o qué otras criaturas haya pululando por Beacon Hills.

Pero afortunadamente ese absurdo intento de reunión terminó de un modo mucho más interesante: con la confirmación de que el verdadero enemigo de Scott y su manada no es Gerard, sino Tamara Monroe: una de las muchas víctimas que sufrieron los ataques de los seres sobrenaturales que llevan paseándose por Beacon Hills desde hace años, y que ahora busca venganza. Una razón lógica y creíble, y que por fin se aleja de ese manido “ansia de poder” que ha caracterizado a la mayoría de los villanos de Teen Wolf, y que era uno de los motivos por los que ya empezaba a cansar.

Pero como decía, en esta ocasión tenemos a un enemigo más coherente con su forma de actuar, lo que siempre es de agradecer, y que además demuestra ser muy inteligente al dedicarse a reclutar otras víctimas inocentes de los seres sobrenaturales… Y siendo esto Beacon Hills eso no le va a faltar por ningún lado, pues entre los que murieron sacrificados por el Darach y los que fueron asesinados por los hombres lobo, mujeres jaguar y demás criaturas sobrenaturales, va a tener mucho donde elegir: gente corriente que se ha convertido en cazadores de hombres lobo amateurs, alumnos del instituto que de la noche a la mañana han pasado de ser casi invisibles al líder de la nueva panda de matones y que tienen a Liam como su principal presa, o incluso a agentes del sheriff que por un momento deciden olvidarse de que su misión es la de servir y proteger a los inocentes, siempre y cuando no se demuestre lo contrario, para tomarse la justicia por su mano…

Y si en ese grupo muchos de los que han decidido pasar de ser víctimas a asesinos de adolescentes, pues los dos hombres lobo que han puesto en su punto de mira no dejan de ser dos críos, lo hacen llevados por el miedo que desprende el ser que consiguió escapar de la Cacería Salvaje, pues ella no le va a poner ninguna pega; sobre todo porque lo único que le importa es matar a todos los hombres lobo que se pongan en su camino, y ni siquiera piensa que por ahí puede haber otra cosa más peligrosa que los hombres lobo que está cazando.

Llegamos así a ese momento cumbre que ha sido prácticamente todo el episodio de Pressure test, y que ha sido un constante ir y venir de novedades impactantes. De entrada Satomi ha muerto, lo que explica que no hubiera aparecido hasta ahora, y eso ya es en sí otro punto a favor (no sería la primera vez que un personaje desaparece y ahí nadie se acuerda de él o de ella…). Además, Deaton ha aparecido para darnos otra muestra de su sobrada inteligencia pero que, perdón para los fans del veterinario, siempre llega demasiado tarde… ¿En serio necesita que Corey y Mason le dibujen la otra mitad del trozo de pared que arrancó de Eichen House para descubrir que el nuevo ser se alimenta del miedo? ¿Es que eso no estaba ya claro desde hace unos cuantos episodios?

En otras palabras y como suele ocurrir con este personaje, más que dar la clave de lo que está ocurriendo, Deaton ha dado una pequeña clase de folklore y mitología, además de recopilar toda la información que se había ido dando poco a poco. Y bueno, en ese sentido sí que tengo que darle un punto a favor, pues tengo que reconocer que la parte de que los lobos se habían matado entre ellos no me había quedado nada claro. Así que, gracias a Deaton, sabemos que ese ser que se escapó de la Cacería Salvaje es conocido como Anuk-ite o Dos Caras, y que su objetivo es el de introducirse entre los grupos de vecinos, para que gracias al terror se maten entre ellos… Y visto lo que ha ocurrido en la comisaría, de momento lo está haciendo de maravilla.

Y es que en esa perfecta ratonera en la que se ha convertido la comisaría de Beacon Hills, nos encontramos reunidos a personajes que encarnan todos los puntos de vista que puede haber en una guerra y que el Sheriff Stilinski define perfectamente con esa gran frase de “en una guerra no hay inocentes y culpables, sólo el otro bando al que tú has elegido”. Esto es, que cada una de las personas que haya decidido participar en esa guerra lo hará movida por sus propios motivos, y para él o ella ese motivo será el único verdadero y no le importará matar a quien sea para conseguir su objetivo.

Y eso se traduce en un escenario caótico donde tenemos, fuera de la comisaría, a un montón de víctimas que buscan venganza de los seres sobrenaturales que mataron a sus seres queridos, y les da lo mismo que esos seres sobrenaturales sean dos críos. Y dentro de la comisaría tenemos a esos hombres lobos que también quieren vengarse de la gente que mató a su manada, aunque no sean las mismas personas que lo hicieron, pues eso no deja de ser una guerra. Y además tenemos a varios agentes del sheriff que, movidos por el terror que sigue transmitiendo el Anuk-ite, se han convertido en dos enemigos infiltrados dentro de la comisaría, pero que al final no son capaces de hacer frente a su miedo y acaban suicidándose, lo que termina de dar a la situación un toque de lo más dramático y que sirve como guinda perfecta a este gran episodio.

Y por si fuera poco, podemos ver más de un Theo que afortunadamente no murió, y que por primera vez en mucho tiempo me ha parecido un personaje con mucho que ofrecer. Y es que a diferencia de otras ocasiones pasadas donde parecía que sólo le movía el deseo de crear el caos por el propio placer del caos, ahora aparece como una persona con su propio objetivo en mente, que no es otro que el de sobrevivir. Y a Theo le da igual si para poder sobrevivir muere gente a su lado, ya sea culpable o inocente. Y por poco políticamente correcto que sea eso, viendo el historial de Theo al menos su forma de actuar tiene lógica, que como digo es algo que ha brillado por su ausencia en muchas ocasiones en Teen Wolf.

Y para rematar este episodio en el que podía pasar de todo, pues por primera vez no se trataba de que los buenos luchaban contra los malos, tenemos esa aparición estelar del padre de Scott para salvar la situación… aunque al final sólo haya salvado a su hijo y a sus amigos, pues los pobres hombres lobo que se habían convertido en el blanco de todas las garras y escopetas han acabado muertos. Pero entonces, en un golpe de efecto fantástico, cuando parecía que Scott y los suyos habían hecho caso a Chris Argent y se marchaban de Beacon Hills para evitar otro enfrentamiento con los cazadores, lo que han hecho ha sido reunirse y comenzar a preparar el contraataque, que por lo que hemos visto tiene pinta de que será épico.

Llegado al final de este largo análisis, y ya que la semana que viene no habrá Teen Wolf, me gustaría aprovechar para lanzar una teoría. La verdad es que nunca he sido de lanzar teorías con esta serie, pues al final siempre acaba saliendo algo que lo cambia todo, y además muchas veces esa última pieza del puzzle no siempre tiene lógica. Pero en esta ocasión creo que mi teoría tiene bastante sentido. Y aunque al final no sea eso, al menos me gustaría compartirla, por si alguien ha pensado lo mismo.

En concreto es sobre quién puede ser ese misterioso ser que escapó de la Cacería Salvaje. Hasta ahora sólo sabíamos que había escapado del otro mundo sobrenatural cuando Scott y los suyos rescataron a Stiles y que el poder de ese ser es infundir miedo. Pero ahora también sabemos que su nombre es “Dos caras” porque suele tener dos caras, una hermosa y otra fea, y que también puede significar que tiene dos personalidades… ¿Y quién reúne estas características y además desapareció de la noche a la mañana sin que nadie supiera cómo ni por qué? ¿Y para más señas, también aparecía en el tráiler y todavía no ha salido?

Exacto: Jennifer, también conocida como Julia, o el Darach que pasaba de ser una mujer hermosa a convertirse en un ser siniestro. Y si fuera ella pues también se explicaría por qué desapareció después de que, en teoría, Peter Hale la hubiera matado: porque en realidad no la mató, sino que la dio por muerta, y luego los Ghost Riders la atraparon… hasta que Scott y los suyos abrieron una brecha en esa prisión sobrenatural y ella pudo escapar, y ahora ha vuelto para vengarse de todo lo que la hicieron.

En fin. Sólo es una teoría. Y como toda teoría, ahora mismo tiene perfecta lógica para mí, sobre todo porque permitiría tapar todos esos agujeros que habían quedado en la historia del Darach… y además con bastante lógica, que siempre es un plus.

Pero como siempre ocurre, no queda otra que esperar a los próximos episodios, los cinco últimos de la serie, para conocer toda la verdad.

The following two tabs change content below.

Barbara Cruz

Periodista y escritora a tiempo completo. En los ratos libres veo de todo y leo cualquier cosa que caiga en mis manos. Nunca se sabe cuál será mi nueva obsesión.

About Barbara Cruz

Periodista y escritora a tiempo completo. En los ratos libres veo de todo y leo cualquier cosa que caiga en mis manos. Nunca se sabe cuál será mi nueva obsesión.