Techo y comida

Techo y Comida

Techo y Comida

5 Stars

Summary

Verano de 2012 en Jerez de la Frontera. La crisis económica sigue golpeando a millones de familias en toda España. Una de esas familias es la compuesta por Rocío y su hijo Adrián. Ella es una madre soltera que no tiene ningún familiar al que acude, y que solo trata de ofrecerle a su hijo algo tan sencillo como es un techo bajo el que dormir y comida que llevarse a la boca todos los días.

Coder Credit

Techo y Comida no es una película. Es prácticamente un documental sobre un día cualquier en la vida de millones de personas que están en la misma situación que Rocío, su protagonista. Y precisamente por ello, es un drama con todas las letras, donde uno no puede esperar la llegada de algo que de repente cambiará la situación para bien, porque eso solo pasa en las películas y no en la vida real.

En Techo y Comida se describen absolutamente todas las escenas que forman parte del día a día de millones de familias que se encuentran en una situación similar a la de Rocío, una mujer y madre de Adrián, un niño de 8 años, que lleva en el paro más de tres años, y que por mucho que intenta sacar adelante a su hijo, parece que todo el mundo se ha puesto en contra de ella.

Techo-y-comida

Para darle mayor dramatismo a la historia, aunque más bien sería para darle mayor realismo a esa historia, la situación de Rocío se intercala con las de un sinfín de personajes que retratan a esa sociedad  española donde la crisis la inunda todo.

Esos personajes, además, sirven para reflejar todas las caras que trae consigo la crisis, y eso es precisamente lo que más destaca en Techo y Comida: El realismo que lo inunda todo, también en el comportamiento de todos los personajes y donde no se refleja la situación por medio de unos buenos, Rocío y Adrián, y unos malos que es el resto de la sociedad.

Techo-y-comida-6_reference

Por el contrario. Entre todas esas personas que se cruzan con Rocío mientras ella trata de seguir adelante, algunos durante meros minutos y sin intercambiar palabra pero otros hablando con ella, se viven reacciones que, esto es lo más triste de todo, no hace falta irse muy lejos para verlo en directo.

Nos encontramos así con el dueño del piso al que le deben 8 meses de alquiler, y al que sería fácil presentar como el malo de la historia en tanto que es quien tiene la última palabra para echar a Rocío y Adrián a la calle. Pero él no deja de tener también su propia historia en la que la crisis hace mella, con lo que se convierte simplemente en otro más que trata de sobrevivir.

Techo-y-Comida_011_Diversa_Web

Y es que la de Rocío no es la única historia trágica que se cuenta aquí. La suya es simplemente la historia que se sigue un poco más de cerca, siendo el resto visibles a base de pequeños diálogos o incluso simples planos que nos recuerdan, a base de pinceladas muy sutiles pero claras, que Rocío no es la única que lo está pasando mal.

De este modo, son el sin fin de escenas que cualquiera que lleve un tiempo en el paro habrá vivido, las que más tocan al espectador: Ese momento en el que vas a pedir algún tipo de ayuda social y ves que la persona que está allí para ayudarte no es capaz de dedicarte ni cinco minutos, y que encima tiene la poca vergüenza de hablar por teléfono sobre lo duro que es su día con tanto trabajo cuando sabe que tú estás muchísimo peor.

  Techo-y-Comida_015_Diversa_Web

Y qué decir de cuando entregas un currículum en cualquier lugar solo para ver cómo lo rompen apenas te has marchado. O cuando el único trabajo que consigues es una auténtica mierda pero aceptas lo que sea, y lo peor es que la persona que te contrata lo sabe y te explota aún más por ello…

Estos momentos dramáticos, que son los que minan poco a poco la autoestima de Rocío, van a aparecer a lo largo de toda la película. Pero a diferencia de una película de terror ficticio, siempre llegan sin avisar. Porque este tipo de situaciones nunca se anuncian y eso es precisamente lo que más miedo da.

1280x720-GVa

Lo sorprendente de todo esto es que el ambiente de angustia está tan bien creado (la película empieza con Rocío despertando con un ataque de ansiedad), que en muy poco tiempo el espectador se mete en la historia de Rocío, hasta el punto de que nada de lo que ella va a hacer sorprende, pues no deja de ser lo que cualquiera en su situación haría: Ir a buscar comida en los cubos de basura, intentar robar en un supermercado o incluso robarle al mismo vecino que te está ayudando porque sabe lo mal que lo estás pasando.

Pero estas escenas, sin duda las más dramáticas de toda la cinta, no se presentan con un intento de sonsacar esa lágrima fácil en el espectador. Al contrario. En esos momentos la entereza de Rocío ante todo lo que le está pasando está tan bien reflejada, sin perder la dignidad porque eso es lo único que no la pueden quitar, que al verlas solo puedes pensar que qué asco de sociedad que permite que algo así ocurra, no solo con Rocío sino también con el millón de personas que están como ella.

236797.jpg-r_640_600-b_1_D6D6D6-f_jpg-q_x-xxyxx

Y para rematar aún más la situación, tal vez como intento moralizante, pues en una historia real como la vida misma no siempre hay espacio para las moralejas (tan solo que la vida es cruel), destacaría el momento en el que transcurre la historia: el verano del 2012.

Esta fecha no es elegida al azar, ya que coincide con los europeos de fútbol en el que la selección española ganó por segunda vez consecutiva, situándose a la cabeza del resto de equipos. Un hecho que despertó la alegría entre los millones de españoles cuando ocurrió, pero que se ve de un modo totalmente distinto cuando esa alegría sirve de fondo para la tragedia de Rocío.

Techo-y-Comida_007_Diversa_Web

Techo y Comida es una película incómoda que te recuerda lo que sabes que está ahí, tras la puerta de casa y tal vez en la misma casa de muchos espectadores. Es uno de esos Films que realmente no apetece ver, al igual que muchas veces no apetece ver el telediario para recordarte el millón de tragedias que ocurren cada día, pero que hay que ver.

Y por último es una película magistralmente realizada, tanto en cuanto a guión como en dirección e interpretación de todos los actores, con una Natalia de Molina (Vivir es fácil con los ojos cerrados) que ha sido nombrada mejor actriz en el Festival de Málaga. Todo este conjunto es el que permite que se refleje un drama actual y real donde su protagonista es una Heroína con mayúsculas por el simple hecho de intentar seguir adelante, da igual lo difícil que la sociedad se lo ponga.

The following two tabs change content below.

Barbara Cruz

Periodista y escritora a tiempo completo. En los ratos libres veo de todo y leo cualquier cosa que caiga en mis manos. Nunca se sabe cuál será mi nueva obsesión.

About Barbara Cruz

Periodista y escritora a tiempo completo. En los ratos libres veo de todo y leo cualquier cosa que caiga en mis manos. Nunca se sabe cuál será mi nueva obsesión.