Taller Cazadores de series: ¿Cómo se compra una serie?

Durante el VII Festival de Series que está teniendo lugar en Madrid, antes de su paso por Barcelona y Málaga, está habiendo de todo: presentación de nuevas series, estrenos en exclusiva de nuevas temporadas de las series del momento y los ya clásicos maratones. Pero junto a ello destacan los talleres que los profesionales del medio están ofreciendo a los asistentes, para que puedas conocer un poco mejor cómo funciona ese mundillo.

¿Cómo acabas viendo en un canal esa serie del momento de la que todo el mundo llevaba meses hablando, incluso antes de que se hubiera estrenado? Esta es una pregunta que todo amante de las series nos habremos hecho alguna vez. Para responderla tuvimos el honor de contar con los mejores cazadores de series de España. Los directores de contenido y adquisiciones de los canales privados más importantes del momento: Cosmopolitan TV, FOX España, TNT, NBC Universal, AXN, Comedy Central y Movistar.

¿Qué tiene que tener un buen cazador de series?

Esta fue la pregunta con la que se abrió el taller de Cazadores de series, y que en el fondo tiene una respuesta bastante sencilla: mucho dinero (cada capítulo puede costar desde 10.000 a 120.000 euros), pero además conocer bien el canal al que va dirigido.

Los cazadores de series vivimos de lo que el espectador consume, incluso en aquellos casos en que no son series de marca (las series que ya van ligadas al canal, como ocurre con The Big Bang Theory con TNT, o CSI con Fox) Por ello es importante también escoger una serie que sea coherente con tu marca y la imagen de tu canal. Por ejemplo, The Affair no tendría mucho sentido en un canal como TNT.

cazadores-de-series_gallery_a

Aunque también es importante que triunfe esa serie en su país de origen. Porque si luego la traes aquí pero allí no sigue porque la cancelan, entonces es cuando te quedas con cara de tonto y te comes esa serie con patatas.

Hay que saber arriesgarse pero también tener suerte

En ese sentido, por mucho acierto que creas haber tenido al conseguir la serie que va a triunfar y de la que todo el mundo va a hablar, hay series que parece que van a ser un éxito pero luego no triunfan. Cuando eso pasa no tienes más remedio que reubicar el contenido del canal para que la pérdida sea la menor posible, con lo que en el fondo también es una lotería el tener éxito cazando la serie del momento.

Pero además de conocer bien tu marca y ofrecer series adecuadas a ese canal, el ser cazadores de serie también implica tener que ir un paso por delante y buscar temas y contenidos que crees que pueden interesar a tu público, aunque difiera un poco de la marca.

will-graham-hannibal-serializados

En el caso de los canales de pago, también interviene el ofrecer productos exclusivos que sabes que los canales abiertos jamás programarían. Por ejemplo, TVE jamás podría emitir una serie como Hannibal. Es cuestión de ofrecer un contenido distinto que sabes que el espectador solo va a encontrar en tu canal.

Hay que saber qué tipo de serie y para qué tipo de visionado estás comprando

Ahora mismo, comprar una serie también depende de cómo se ve la televisión hoy en día, y que es de dos maneras: De manera lineal, cada semana un capítulo a una hora concreta; o bajo demanda y que el espectador elija cuándo, dónde y desde qué dispositivo verla.

De ese modo, hay series que ya no se pueden comprar pensando solo en que se consumirán de manera tradicional, sino que tiene más cabida para ese consumo bajo demanda. Ahora mismo estamos en esa transición de presentar las series pensando tanto en su visionado online como bajo demanda.

¿Cómo es el proceso de comprar una serie a una distribuidora para poder emitirla en su canal?

Se crean más de 500 series nuevas al año. Lo ideal seria que los cazadores de series pudiéramos ver la gran mayoría para conocer todos esos productos nuevos. Por ello, el tiempo para ver todos esos contenidos nuevos también es otro factor importante para ser un buen cazador de serie.

Para conocer esos productos nuevos, las distribuidoras organizan Ferias, donde están los clásicos Stans donde los representantes de esas distribuidoras tratan de vender sus productos a los programadores de TV de los distintos canales. Vamos, lo que ocurre en cualquier feria. Entre estas ferias, la que más renombre tiene es la de Cannes.

LA-Screenings-Graphic-2015-779x400

Pero sin duda lo mejor son los Screener (visionados), donde el LA Screenings, que tiene lugar en Los Ángeles, es sin duda el más importante. Cada año y durante una semana de mayo, las principales distribuidoras de Estados Unidos (las llamadas Major) ofrecen a los canales de todo el mundo los pilotos de las series que van a estrenar ese año.

A diferencia de las Ferias, y como se deduce de su nombre, los screener funcionan exclusivamente a base de visionados. De este modo, los programadores de contenidos (nuestros cazadores de series) ven una media de 10 a 15 pilotos diarios. Pero eso no es todo. No deja de ser un negocio que busca cerrar ventas, y las distribuidoras se dedican a agasajar a los canales para venderles sus productos, llevándonos a fiestas a las que van también las estrellas de esas series nuevas, y básicamente nos hacen la pelota para que compremos su producto... Esto es sin duda lo “peor” de ser un cazador de series.

AXN ha conseguido llevarse Quantico, la serie revelación de este año, y por ello su "cazadora de series" recibió el aplauso de los asistentes
AXN ha conseguido llevarse Quantico, la serie revelación de este año, y por ello su "cazadora de series" recibió el aplauso de los asistentes

Dentro de esos acuerdos que se firman con las distribuidoras para comprar sus nuevas series, un término muy importante es el del holdback. Se trata de la protección que existe a la hora de firmar un contrato con una distribuidora, para garantizar la exclusividad de la serie por un tiempo para ese canal con el que se ha firmado el contrato, para que así puedan presentar esa serie como parte exclusiva de su marca, antes de que la pueda adquirir otro canal.

¿Cómo funciona la negociación con las distribuidoras?

Pues como cualquier negociación en un mercado donde la oferta y la demanda lo es todo. Muchas veces ocurre que, si el distribuidor te quiere vender una buena serie que sabe que tú quieres, te obliga a llevarte otros dos productos menores y que también necesita colocar a los canales.

A esto se añade el presupuesto que cada canal tiene para comprar nuevos productos en cada temporada. Según de cuánto dinero tengamos disponible, nos obliga a lo mejor a comprar una serie de las más buscadas y que todo el mundo quiere, pero siendo el resto series menores de distribuidoras europeas o más pequeñas, y que por supuesto cuestan menos.

1200.2x1

Lo normal es que una serie no triunfe. Esa es la premisa de la que tenemos que partir al comprar nuevas series. Pero a eso hay que añadir que la media de lo que suele costar hacer un piloto para un drama americano, son cinco millones de dólares. Por ello son las distribuidoras las que están ansiosas por vender sus productos a los canales del resto del mundo. Porque necesitan el dinero de los otros canales para hacer frente a ese gasto tan increíble, y recuperar el dinero para seguir haciendo capítulos.

Tradicionalmente, cuando se compraba una serie a la distribuidora, se hacía con todas las temporadas que fuera a durar esa serie, daba igual si eran 3 ó 7 temporadas, tanto si te encantaba u odiabas a dónde había degenerado esa serie. Pero ahora, afortunadamente, existen contratos por volumen. Por ejemplo compras solo dos temporadas de entrada, y según sea la audiencia se renegocia ese contrato a partir de la tercera temporada.

¿Qué pasa con los productos del canal madre: FOX y AXN España?

Antes todo lo que se hacía en FOX Internacional iba para FOX España. Ahora no es así, y en el fondo es mejor porque se tiene más libertad para crear tu parrilla dentro de tus tiempos de programación. De hecho, en la mayoría de los casos tu empresa madre es la que más problemas suele darte a la hora de comprar series, que aquellas distribuidoras con las que no tienes una relación previa.

Eso sí, nunca hay que perder el ojo a las distribuidoras más pequeñas y alejadas de las Major. Esas distribuidoras, son las que te pueden ofrecer una serie que es totalmente desconocida pero que acaba triunfando. Encontrarte con algo así es lo que más ilusión le hace al cazador de series, y más aún si ese contrato te aporta muchos beneficios tras un gasto muy pequeño, porque lógicamente esas series desconocidas te cuestan menos.

¿Cuáles son los tiempos entre que se compra una serie y empieza a emitirse?

No hay un tiempo fijo, y también depende de si el estudio no quiere esperar mucho tiempo para cerrar las ventas. Algunos canales, por ejemplo, esperan a ver si esa serie ha tenido éxito en su país de origen para confirmar que es un buen producto, y ya sí cerrar el contrato. Aunque con las series que las quieren muchos canales eso resulta imposible y hay que arriesgarse, si bien partes de la ventaja de que crees que es una serie muy buena.

No obstante, también depende de lo que el espectador quiere, y que a fin de cuentas es lo que nosotros queremos. Por ejemplo, con las nuevas temporadas de Juego de Tronos, Canal + ya no se puede permitir que se emita tres semanas después, y que fue el tiempo que transcurría cuando empezamos a emitir la serie hace seis años.

maxresdefault

Por aquel entonces, la serie solo la conocían los lectores de los libros. Ahora esos fieles a la serie se han multiplicado por millones. Para ellos, que son los que hacen buen ruido (publicidad) a través de las redes sociales, tenemos que darles un episodio de estreno a la misma hora que se está emitiendo en Estados Unidos en versión original y con subtítulos. Y menos de 24 horas después de su estreno, un capítulo ya doblado. Porque sabemos que ahora ese verdadero fan de la serie no puede esperar ni un día para ver el capítulo, y prefiere hacerlo a las 3 de la mañana y verlo en versión original.

Lo mismo ocurre con FOX y The Walking Dead. Antes se emitía tan solo 24 horas después de su estreno en Estados Unidos, pero ahora eso es impensable para una serie con tanto tirón. Por ello también tienen que hacer estreno simultáneo con Estados Unidos en versión original.

Para la televisión de pago, esta inmediatez a la hora de ofrecer contenidos es una necesidad. Tenemos que traer material exclusivo y lo más pronto posible para ese espectador que está pagando por tener un buen contenido de entretenimiento.

La pregunta del millón: ¿Por qué se estrenan series canceladas?

Sí, admitirlo. Todos nos hemos preguntado esto alguna vez. Nuestros cazadores de series nos comentaron que en realidad no es que compren la serie cuando ya saben que está cancelada. Lo que ocurre es que el canal la ha comprado antes de saber que no triunfaría en Estados Unidos.

Aunque otras veces lo que ocurre es que ese canal ya tenía creada una parrilla en la que durante trece semanas habría una serie concreta, y no pueden eliminar de repente esa serie solo porque en Estados Unidos ya no se emite. Eso les deja con un hueco en la programación que no pueden ofrecer al cliente que paga por sus contenidos exclusivos.

minority-report-logo

Esto es lo que ha pasado últimamente con FOX y Minority Report. Es mucho mejor emitir series canceladas, y cuando ya hayas emitido esos 8 o 13 capítulos que dura la temporada, poner otro producto nuevo en Prime Time para la nueva parrilla. Y también es por este motivo por lo que muchos canales prefieren esperar para confirmar que la serie va a tener éxito.

Lo malo de las cancelaciones, es que nos hemos encontrado en muchas ocasiones con series que se han cancelado en Estados Unidos al tercer capítulo de emisión, pero de la que tú tienes que emitir los 13 capítulos porque ese es el contrato que has firmado.

Ahora hay mucha cancelación, por lo que cada vez es más difícil cazar una serie que te ayude a mejorar la imagen de marca del canal. Porque ninguna serie puede convertirse en serie insignia del canal, si luego te dura dos temporadas.

¿Con la crisis se notó el negocio de comprar series?

Lo malo de la crisis, es que coincidió con un momento en el que se empezaban a ver muchas series, 2005. Fue ese año cuando empezó la llamada edad dorada de las series, cuando se pagaba muchísimo dinero por comprar una serie.

A partir de ahí, con la crisis, es cierto que empezó a bajar el precio en los contratos, porque no podíamos pagar grandes cantidades si luego no íbamos a tener suscriptores a nuestro canal. Pero entonces entró un nuevo factor en juego: los derechos de visionado para la emisión no lineal.

CSI Las Vegas

Estos nuevos derechos nos obligaba a pagar dos tipos de derechos de emisión en los contratos: la emisión lineal, y la no lineal o bajo demanda, lo que hacía que al final pagaras lo mismo que se pagaba cuando una serie costaba tanto.

Pero no hay más remedio que hacer esto. Con la nueva forma de ver las series, los canales hemos tenido que reabrir contratos con series antiguas porque cuando compramos una serie hace tiempo, entonces no estaba planteado (porque no existía todavía) un visionado bajo demanda y no online.

¿Os habéis levantado series entre vosotros?

Por supuesto. Pensar que de esas 500 series nuevas que se hacen cada año, solo 8 ó 9 son las que queremos todos los canales. Por ejemplo, MAN era una serie que quería Comedy Central y al final se la quitó TNT, mientras que FOX quería Fear the Walking Dead y al final se la quedó AMC. O AXN quería CSI y se lo llevó FOX…

Cuando esto ocurre, aunque luego entre nosotros nos llevamos muy bien porque no deja de ser el trabajo y esas son las reglas del juego, es verdad que te alegras un montón al descubrir que esa serie no ha triunfado, y que te has librado de un gran marrón para emitir un producto que sabes que no está triunfando.

FTWDmain

No obstante, dentro de las negociaciones hay que tener en cuenta que, cuando un canal ya tiene una imagen de marca, sabes que hay series que tienen más sentido que estén en un canal en concreto, aunque sean varios los que la querían. De ese modo, sabes que esa serie va a triunfar más en un canal donde ese producto respeta más la marca del canal, que en otro canal donde a lo mejor su espectador no tendría mucho interés en ese producto, pese a ser el mismo.

¿Cuáles han sido vuestros grandes aciertos como cazadores de series?

Sin duda, en el caso de TNT, Sherlock. Era una serie que jamás pensamos que fuera a triunfar tanto, y al final se ha convertido en un auténtico bombazo de fans y crítica, y con dos de los actores más cotizados del momento.

Lo mismo ocurrió con AXN y Castle. Sabíamos que iba a triunfar, pero jamás pensamos que tendría un tirón tan grande. Y lo mismo pasó con Forever, que en realidad no se canceló porque no tuviera audiencia, sino por una serie de factores que también afectan a la continuidad de las series, y que están totalmente alejados del tema espectador.

¿Y qué series os habéis comido con patatas?

Cuando AXN compró Flashforward, pensamos que habíamos conseguido la serie del momento. Pero cuando la serie se canceló a la segunda temporada, que ya de por sí es un marrón, nos encontramos además con que era una serie que ni siquiera se podía volver a emitir, y al menos así intentar recuperar el dinero gastado en el contrato.

Caso distinto, es por ejemplo el de Hannibal. Aunque es una serie que se haya cancelado, también es una serie que ha gustado muchísimo a los espectadores el tiempo que ha estado emitiéndose, y que en el caso de AXN nos ha ayudado a mejorar la imagen de marca a la hora de ofrecer un tipo de contenidos de calidad. Eso también es fundamental a la hora de cazar una serie nueva.

THE FOLLOWING: A fast-paced psychological thriller that follows former FBI agent Ryan Hardy (Kevin Bacon, R), who is called out of retirement to track down a devious and diabolical serial killer (James Purefoy, L), and the mastermind behind an ever-growing web of killers in the new drama THE FOLLOWING premiering Monday, Jan. 21 (9:00-10:00 PM ET/PT) on FOX. ©2012 Fox Broadcasting Co. CR: Michael Lavine/FOX

En el caso de TNT, la serie que nos comimos con patatas fue la de The Following. Una serie que todos los canales creíamos que iba a triunfar muchísimo, porque en el screening vimos que tenía mucho potencial el piloto, pero luego la cosa fue degenerando hasta convertirse en un producto que no se parecía nada a lo que nos habían vendido… Fue entonces cuando el resto de canales se alegraron muchísimo de no haber comprado esa serie.

¿La televisión tradicional ha muerto?

Que el visionado no lineal cada vez sea más común, no significa que el visionado lineal esté muerto. Para enterrar a la televisión tradicional, primero hay que esperar a que esa televisión se muera, y todavía no lo ha hecho.

Lo que sí que hay que tener en cuenta, son las diferencias que existen entre los dos tipos de visionado. Y en su caso, como cazadores de serie, es el visionado no lineal al que debemos mirar más, en tanto que son precisamente las series (al menos, algunos tipos de series) las que están pensadas para verse de manera no lineal, haciendo maratones de toda una temporada en un solo día.

Imagen de www.delamano.es
Imagen: www.delamano.es

Nadie hace algo así con un producto que no sean series. Pero del mismo modo, no se debe dar por hecho que TODAS las series están pensadas para hacer maratones. Sigue habiendo muchas que como mejor se disfrutan es viéndolas de manera lineal (un día en concreto y a una hora en concreto), cada semana un capítulo nuevo, para que así puedan reunirse todos los fans y comentar lo que ocurre a través de las redes sociales.

Esto genera ese ruido bueno del que hemos hablado, y que también es un objetivo a perseguir por parte de los cazadores de series. Que al final de cada capítulo de The Walking Dead o Juego de Tronos, FOX y Canal+ sean trending topic, es algo por lo que mataría cualquier cazador de series.

The following two tabs change content below.

Barbara Cruz

Periodista y escritora a tiempo completo. En los ratos libres veo de todo y leo cualquier cosa que caiga en mis manos. Nunca se sabe cuál será mi nueva obsesión.

About Barbara Cruz

Periodista y escritora a tiempo completo. En los ratos libres veo de todo y leo cualquier cosa que caiga en mis manos. Nunca se sabe cuál será mi nueva obsesión.