Supernatural 13×11: Breakdown

Supernatural 13x11: Breakdown

Supernatural 13x11: Breakdown

Series: Supernatural

3 Stars

Summary

Dean y Sam acuden en ayuda de Donna cuando su sobrina desaparece en extrañas circunstancias.

Coder Credit

Esta semana nos encontramos con uno de esos capítulos atípicos, no sigue la trama general pero tampoco es un caso de monstruos al uso. Sin embargo, la trama engancha pese a lo truculenta que pueda ser en determinados momentos y veremos cómo se encuentran los Winchester tras los últimos acontecimientos.

Si bien me quejé al principio de temporada con que Dean y su pesimismo no ayudaban y solo Sam parecía tirar del carro, ahora se invierten los papeles y vemos al menor de los hermanos completamente abatido por la pérdida de Jack que también supone la de Mary. Y es Dean el que insiste en arrancar a Sam de esa apatía para que reaccione y le haga ver que hay esperanza, pero el desánimo del cazador no solo se debe a todo lo ocurrido en las últimas dos semanas, sino que hasta parece harto de la vida del cazador. ¿En serio vamos a volver con esto, guionistas?

Espero que sea un bajón pasajero y Sam vaya poco a poco recuperándose, porque no me ha gustado nada su versión de este episodio, pensando en pasar del caso porque el FBI estaba ahí pese a que se trata de ayudar a una amiga como Donna. Ése no era Sam Winchester, da igual lo mal que esté, Sammy jamás dejaría a un amigo en la estacada y ese comportamiento ha dolido aunque luego Dean lo haya convencido para involucrarse.

Sam no pasa por un buen momento

Todo comienza con una joven que para a echar gasolina en una estación de servicio un poco siniestra. Cuando entra a pagar, el responsable de la tienda muestra un interés bastante perturbador en ella, la chica logra salir de allí pero varios kilómetros después tiene que parar porque se le ha pinchado un rueda, vemos que se trata de algo intencionado y entonces aparece un tipo disfrazado y la secuestra. A primera vista no es nada sobrenatural, pero la chica resulta ser la sobrina de Donna y la sheriff pide ayuda a los Winchester porque sabe que si alguien puede dar con la chica son ellos.

Cuando llegan hasta el pueblo donde desapareció, Dean se acerca a echar un vistazo al coche momento en el que se le acerca un agente del FBI que pretende echarlo. Dean se identifica también como agente federal, pero como el otro tipo no parece muy convencido del por qué de su presencia allí, el cazador replica que no está en asunto oficial sino que la desaparecida es su prima, logrando que les permitan formar parte del caso. Y es que Wendy, nombre de la joven, no es la única víctima de este psicópata sino que las desapariciones se cuentan a decenas y el agente Clegg lleva doce años siguiéndole la pista.

También aparece Doug, el novio policía de Donna que se sorprende al ver que Dean está emparentado con ella. Los dos hablarán varias veces sobre la mujer y el hecho de que esconde algo, pero Dean insiste en que debe confiar en ella y apoyarla en un momento tan delicado, algo que Doug promete.

Todo el equipo dispuesto a salvar a Wendy como sea

Una vez pasada la discusión en la que Sam quiere que se larguen porque el FBI real está allí y podrían reconocerlos, prosiguen con la investigación. Dean decide comunicarse por radio con los camioneros ya que es una ruta muy transitada en busca de alguna pista, y una mujer acaba contactando con él y acordando una cita porque dice que puede ayudar. Mientras tanto, Sam se junta con el el agente Clegg para interrogar a un sospechoso, curiosamente un pastor de la Iglesia que estaba esa noche en la estación de servicio, con antecedentes y en cuya furgoneta apareció una camiseta ensangrentada de Wendy.

Cuando Sam y Clegg tratan de arrancarle una confesión, el hombre se niega a hablar y pide un abogado, pero Donna pide cinco minutos con él y logra asustarlo lo suficiente como para que acabe echándose a llorar asegurando que jamás le haría daño a nadie. La mujer lo cree y piensa que deben buscar en otro sitio. Mientras tanto Dean se ha entrevistado con la camionera, que aparte de confirmar que vio a Wendy, comenta que la estación de servicio le pone los pelos de punta.

Dean se va para allá a echar un vistazo y de paso se encuentra con Doug, que le ha conseguido el historial del dependiente, entonces entran a hablar con él. El cazador tiene que usar la fuerza bruta con él para sonsacarle algo, y lo que descubren es bastante peor de lo que pensaban, puesto que la gente secuestrada es subastada por partes, y monstruos de todo tipo pujan en una macabra subasta por las distintas piezas. Todo mientras graban a la víctima y vemos cómo la van desmembrando.

Dean no para hasta conseguir una confesión del tipo de la estación de servicio

Pero las cosas se complican cuando empieza un nuevo directo con Wendy como víctima, tienen una hora para encontrar el sitio y el chico de la estación de servicio no sabe dónde se encuentran, ya que él solo da un aviso cuando ve a una víctima potencial. Dean le pide a Sam que hackee el sistema, pero es demasiado incluso para él y solo el FBI tiene los recursos necesarios para lograrlo en tan poco tiempo, por lo que les toca pedir ayuda a Clegg que les manda una ubicación.

Los Winchester junto a Donna y Doug, que aún está intentando asimilar que los monstruos son reales, llevan al de la estación de servicio cautivo y entran al edificio. Dejan a Doug vigilando a éste último mientras Dean y Donna recorren una parte de la edificación y Sam va por la otra puerta, justo cuando aparece Clegg como refuerzo porque no está dispuesto a quedarse atrás. Los hermanos no se lo vieron venir pero los espectadores sí, estaba claro que el agente federal estaba involucrado y noquea a Sam para ser la próxima pieza a subastar.

Sam es un botín muy preciado para los pujadores

Para cuando descubren su desaparición las cosas se han torcido mucho. Primero descubren que les han dado una localización falsa, segundo el chico que tenían prisionero es un vampiro y le da su sangre a Doug. Dean consigue calmar a Donna asegurándole que hay una cura, pero mientras tienen que ir a por Sam antes de que lo maten. Y otra vez es la mujer la que es capaz de asustar lo suficiente al vampiro para que les digan la ubicación correcta.

Tengo que comentar que me encanta que Doug se convierta en cuestión de minutos cuando siempre hemos visto que era algo lento pero, para curarse en salud, los guionistas hacen que Dean explica que algunos se convierten más rápido que otros. Claro, será eso. Se las ingenian para darle la cura al hombre y llegar hasta el sitio a tiempo de evitar que Clegg mate a Sam de un disparo, rescatan a Wendy y todo habría tenido un final feliz de no ser porque Doug no puede soportar la verdad de que existan los monstruos.

El policía dice que esa no es su vida, que Donna es una heroína por lo que hace pero él no puede meterse en ese mundo y rompe con ella. Algo que se veía venir puesto que la mujer va a pasar a coprotagonizar “Wayward Sisters” de tener luz verde, pero la verdad es que lo podrían haber ahorrado poniendo a Doug como recurrente en el posible spin off. Pero nada, se ve que aquí es imposible lo de ser cazador y tener vida personal.

The following two tabs change content below.

Helena Rubio

Empecé en el mundo de las series acompañando a Mulder y Scully en Expediente X, luego seguí con Friends, CSI y otras cuantas, pero con Lost terminé de perderme. Cada año juro que no me engancharé a más series pero fracaso estrepitosamente, y mientras tanto hago malabares con los estudios.

About Helena Rubio

Empecé en el mundo de las series acompañando a Mulder y Scully en Expediente X, luego seguí con Friends, CSI y otras cuantas, pero con Lost terminé de perderme. Cada año juro que no me engancharé a más series pero fracaso estrepitosamente, y mientras tanto hago malabares con los estudios.