Supernatural 13×08: The Scorpion and the Frog

Supernatural 13x08: The Scorpion and the Frog

Supernatural 13x08: The Scorpion and the Frog

Series: Supernatural

3 Stars

Summary

Dean y Sam deciden colaborar con un demonio a cambio de conseguir un hechizo que les permita encontrar a Jack.

Coder Credit

El episodio de esta semana de “Supernatural” es bastante diferente a lo que hemos visto en lo que llevamos de temporada. Se trata de un capítulo normal, sin grandes pretensiones pero que tampoco aburre, las tramas generales no son olvidadas pero están en un segundo plano mientras los hermanos trabajan en una nueva misión.

Todo comienza en Inglaterra, y si ya creíamos que nos iban a volver a sacar a los hombres de letras británicos pues nos equivocábamos. Lo que tenemos es a un demonio colándose en un museo para robar unos documentos muy antiguos, luego se los entrega a otro demonio que no duda en matar a su acompañante y entonces llama a Dean para proponerle un trato. Un principio bastante extraño para lo que estamos acostumbrados. Los Winchester estaban un poco desquiciados al ver que no podían encontrar a Jack ni a Ketch, así que aceptan quedar con el demonio cuando éste les comenta que puede tener la forma de dar con el hijo de Lucifer.

Dean y Sam van con desconfianza al encuentro por si se trata de una trampa pero el demonio, llamado Barthamus o Bart, les entrega enseguida una de las hojas robadas, que resulta ser un hechizo de localización para nephilims. Los hermanos no se fían del todo, saben que un demonio no les va a ayudar sin pedir nada a cambio y es cuando Bart les dice que les dará lo que queda de hechizo si le hacen un favor. Para demostrar que sus intenciones son buenas les da tiempo para que examinen la parte que tienen del conjuro, algo que Sam comprueba en el búnker para asegurar que es real.

El encuentro es en una cafetería

¿Cuál es ese favor que necesita el demonio? Quiere que se cuelen en casa de un tipo que colecciona cosas sobrenaturales y roben un baúl, nada más. Para ello tiene ya un equipo formado por una chica llamada Alice que especialista en cajas fuertes, y un demonio capaz de dar con la bóveda donde el hombre guarda celosamente sus posesiones más preciadas. ¿Y por qué necesita precisamente a los Winchester? Porque solo un hombre que haya estado en el infierno y haya vuelto puede abrir la puerta.

Dean y Sam se apartan para debatir qué hacer, está claro que no se fían del demonio pero puede ser la única forma de dar con Jack y deciden aceptar, bajo la promesa de que matarán a Bart en cuanto terminen el trabajo. El demonio les explica la situación y establecen el plan, además les cuenta que el hombre al que van a robar es una mala persona y un sádico pero que cuentan con la ventaja de que no sabe que van a ir (algo que se frustra porque un demonio que trabaja para Asmodeus ya ha ido a advertirle al respecto).

El plan es que Sam distraiga al anciano, mientras Dean y Alice encuentren un lugar seguro desde el que invocar al demonio que necesitan para dar con la bóveda. Es de suponer que la puerta tiene algún sello que impide el paso de demonios, pero la teoría se cae por su propio peso porque el tipo sabe que Sam lo está distrayendo a propósito y cree que es un demonio. Así que no termino de comprender por qué el demonio no entra con ellos desde el primer minuto.

El humano es más listo de lo que creían

Sam distrae con poco éxito al hombre, resulta que no puede morir mientras está en el interior de su propiedad y esto distrae al cazador que acaba noqueado. Dean se convierte en una brújula humana para localizar la dichosa sala donde está lo que tienen que robar y como está oculta con un hechizo solo su sangre puede dar con ella. Finalmente encuentran un sótano al que solo bajan Dean y Alice, para encontrarse con una puerta que tiene una cabeza de animal tipo gárgola y donde el hombre debe meter la mano.

Dean no está muy seguro de hacerlo, al hecho de que puede ser peligroso se le suma el miedo a que pueda haber arañas u otros bichos pero finalmente accede y se lleva un minúsculo pinchazo en el dedo que abre la puerta y da paso a otra sala con unas losas con símbolos muy al estilo de “Indiana Jones y la Última Cruzada” como bien recalca Dean. El problema es que si pisan la baldosa que no es, un dardo sale disparado desde la pared, Alice está a punto de caer en la trampa pero Dean a salva a tiempo.

Para entonces, resulta que el anciano ya los ha localizado, ha matado al otro demonio y los ataca a ellos. La chica logra huir mientras que Dean dispara al tipo que ni se inmuta con las balas, Sam aparece de repente chillando que el tipo es inmortal y su hermano recurre a darle un puñetazo y dejarlo inconsciente.

Lo atan a una de las columnas esperando a que colabore pero el señor no piensa decirles cómo pasar y al final Sam tiene una idea muy loca, y que resulta graciosa viniendo de él. Tienen a un tipo inmortal y una zona de paso que lanza dardos con veneno para humanos, ángeles y demonios: pues lo ponen en una silla con ruedas, lo lanzan a través del camino y que se le claven todos los dardos: fácil y efectivo.

Cuando se encuentran ante la caja fuerte vuelve a aparecer Alice, a la que vimos tratando de escapar pero Bart la obligó a volver, y en un minuto tiene la puerta abierta. Entre Dean y Sam cogen el baúl y salen de allí para encontrarse con que el anciano ha escapado. Ya es de día y van con cuidado de evitar alguna trampa de camino al Impala, se suben y salen de la propiedad para encontrarse con que el tipo les espera en la carretera.

Bart y Alice

Y aquí tenían que contar la historia real del anciano, hizo un trato con Bart para salvar la vida de su hijo hace cientos de años, el niño estaba enfermo y sobrevivió pero murió poco después de un “accidente”. El hombre quiso vengarse e hizo un nuevo trato que le proporcionara ventaja, y esa ventaja es precisamente lo que contiene el baúl: los huesos de Bart. El demonio aparece de improviso y decapita al hombre, felicita a los Winchester y Alice por el trabajo bien hecho y les ofrece lo que falta del conjuro pero los cazadores se niegan. No termino de entender por qué, no era tan difícil darle los huesos, coger el hechizo y luego matarlo con el cuchillo o una espada angelical.

Pero tenían que poner las cosas tensas y el demonio amenaza con matar a Alice si no le entregan los huesos. Dean y Sam acceden, y el primero le recuerda a la chica que debe mirar por ella haciéndole un gesto casi imperceptible y es que sobre los huesos hay un mechero que ella no duda en usar para acabar con la vida del demonio. Éste arde y el hechizo se quema con él, porque tanto Dean como Sam son demasiado lentos en reaccionar para coger el dichoso papel: ¿EN SERIO? Es que no me entra en la cabeza, sabiendo lo que va a hacer Alice, no era tan difícil abalanzarse sobre Bart y robarle el papel.

Al final regresan al búnker pero no tienen una sensación absoluta de derrota porque al menos han salvado a una inocente. Dean vuelve a ser optimista y cree que darán con la manera de encontrar a Jack. Y así nos quedamos hasta la semana que viene, que será el último episodio del año y promete emociones fuertes.

The following two tabs change content below.

Helena Rubio

Empecé en el mundo de las series acompañando a Mulder y Scully en Expediente X, luego seguí con Friends, CSI y otras cuantas, pero con Lost terminé de perderme. Cada año juro que no me engancharé a más series pero fracaso estrepitosamente, y mientras tanto hago malabares con los estudios.

About Helena Rubio

Empecé en el mundo de las series acompañando a Mulder y Scully en Expediente X, luego seguí con Friends, CSI y otras cuantas, pero con Lost terminé de perderme. Cada año juro que no me engancharé a más series pero fracaso estrepitosamente, y mientras tanto hago malabares con los estudios.