Supernatural 13×02: The Rising Son

Supernatural 13x02: The Rising Son

Supernatural 13x02: The Rising Son

Series: Supernatural

3.5 Stars

Summary

Dean y Sam siguen debatiendo qué hacer con Jack cuando su camino se cruza con el de un viejo amigo que puede orientarlos. Mientras tanto, Lucifer y Mary buscan una forma de salir del universo paralelo.

Coder Credit

El segundo episodio de la temporada mantiene el ritmo lento de la semana pasada, introduciéndonos en la historia en la que se basarán los siguientes capítulos y dedicando su tiempo para presentarnos a Jack. Esta vez tenemos más momentos de los hermanos conversando al respecto y, aunque no pasan grandes cosas, está bien como ampliación a lo que vimos en el primer episodio. Eso sí, esperemos que ya la próxima semana disfrutemos de algo que nos recuerde más a la serie que conocemos.

A pesar de que la acción es prácticamente inexistente durante los 42 minutos que dura el capítulo, y todo se centra en los personajes, sus historias, sus sentimientos y lo que opinan sobre todo lo que está sucediendo, no da la impresión de ser un episodio de relleno. Nos sirve para conocer mejor a Jack y reconocer que no es malo, eso no quiere decir que más adelante pueda pasar algo que lo convierta en un enemigo, pero por ahora no es más que un niño que no tiene ni idea de su potencial.

Sus escenas del principio con Dean y Sam tienen su punto gracioso, mientras que Dean solo quiere tenerlo vigilado hasta dar con una forma de matarlo, Sam cree que con un poco de entrenamiento y educación pueden poner a Jack de su lado.

Y el chico confía ciegamente en lo que le dicen, parece que por ahora la parte bondadosa de su madre ha salido ganando, y es divertido verlo imitar a Dean a la hora de comer, beber y hacer los mismos gestos, algo que irrita mucho al cazador. Por no hablar de su particular manera de “teletransportarse” o su interés por Scooby Doo que nos ha recordado a uno de los crossovers más raros de la televisión.

Sam confía en Jack

El nephilim no es tonto y sabe que Dean no lo quiere allí, llega a creer que éste lo odia y Sam le explica que no es eso, sino que su hermano tiene la necesidad de proteger a todo el mundo y se preocupa demasiado. Casi todas las conversaciones entre Dean y Sam versan sobre el hijo de Lucifer, Dean está cegado en eliminarlo y puede resultar irritante pero hay que comprender su dolor por las pérdidas que han sufrido. La idea de encariñarse de una bomba nuclear como es Jack, que puede volverse en su contra en cualquier momento, debe ser demasiado para él y prefiere ponerse la armadura.

Me sigue chocando que Sam no parezca apenado por las pérdidas de Mary y Castiel, quiero creer que es porque mantiene la esperanza de que puedan arreglarlo con ayuda de Jack, al menos piensa que éste puede ayudarlos a recuperar a Mary tal y como le dice a su hermano. Pero es que da la impresión de que lo único que le importa es Jack, y yo ya no sé si pensar que es su forma de protegerse del dolor: centrarse en el nephilim, o si su vínculo con el chico tiene algo que ver con lo de ser el recipiente perfecto para Lucifer y Jack lo pueda estar manipulando de algún modo, ya sea queriendo o no.

Los tres paran en un motel a descansar y allí aparece el actual profeta de Dios: Donatello, al que conocimos en la temporada 11, ya que ha percibido un gran poder que proviene de Jack. El hombre puede diferenciar su aura de la de Dios y de la de Lucifer, y remarca que el poder que emana el joven no es tóxico ni malo como el de su padre, lo que resulta ser un punto a favor a la teoría de que Jack es bueno. Y de paso descubrimos que según las leyendas, los nephilim son más poderosos que el ángel que los engendró, por lo que será mucho más fuerte que Lucifer y podemos suponer que tan solo Dios podría derrotarlo en caso de problemas.

Dean necesita un poco de optimismo

Mientras tanto, aparece el cuarto y último Príncipe del Infierno, Asmodeus, para reclamar el trono de Crowley y enviar a los demonios a buscar a Lucifer y su hijo. Eso sí, primero hace limpieza de sirvientes, porque no todos son de fiar y obviamente todos los demonios en cuerpo de mujer acaban muertos... qué inesperado por parte de los guionistas. Los demonios no encuentran ninguna señal del ángel caído pero dan con Jack, y allá que va Asmodeus con sus demonios.

El Príncipe del Infierno se hace pasar por Donatello para hablar con Sam sobre Jack para saber cómo tratar al chico, y se lo lleva mediante engaños diciéndole que tiene una misión de parte de Dios. El azar, mira por dónde, hace que estén muy cerca de un lugar donde se encuentra una puerta al infierno: casualmente la que Asmodeus quiere abrir para dejar salir a unos soldados tan peligrosos, llamados Shedim, que hasta Lucifer los temía.

Jack comienza a abrir la puerta y los monstruos van saliendo, pero llegan los Winchester junto al Profeta y le chillan a Jack que lo han engañado. Tras unos segundos de confusión, Asmodeus revela su auténtico rostro y trata de matar a Dean, Sam y Donatello, haciendo que Jack se revuelva enfrentándose a él porque está haciendo daño a sus amigos. Otra vez más, la lealtad del chico ha demostrado estar de parte de los buenos.

Sam y Dean descubren que se han llevado al nephilim

Una vez de vuelta en el búnker, tenemos la enésima conversación entre los hermanos sobre Jack, Dean sigue sin fiarse de él, ni siquiera con la idea de Sam de que se dediquen a educarlo para que esté del lado del bien. Dean pasa del tema y decide irse a la cama cuando escucha un extraño ruido, camina por el pasillo hasta encontrar que Jack se está apuñalando a sí mismo tratando de matarse.

Pero sus heridas sanan al momento, el chico está asustado por su propio poder, es cuando Dean reacciona de una vez y le arrebata el cuchillo. Jack sabe que Dean no se fía de él y hasta el propio nephilim cree que acabará haciendo daño a alguien, momento en el que el hombre le dice que si llega a ser un peligro, será él mismo quien lo mate.

Y no nos olvidamos de Lucifer y Mary que siguen en esa realidad paralela, donde está la eterna guerra entre ángeles, demonios y humanos. Lucifer le dice a Mary que no pretende matarla porque quiere usarla como moneda de cambio para recuperar a su hijo, pero ella no está muy conforme con el trato porque sabe que Lucifer y Jack juntos pueden suponer el fin del planeta.

Es entonces cuando aparece el Michael de este universo y se sorprende de ver a Lucifer vivo, creemos que AL FIN vamos a ver el gran enfrentamiento del Apocalipsis pero todo queda en unos cuantos puñetazos y en Michael diciendo que necesita a Lucifer. ¿Para qué? Suponemos que para venir a nuestro mundo. Si esperábamos una batalla épica nos quedamos muy decepcionados.

Podemos describir a estos dos como el equipo más extraño que hemos visto en la serie

En resumen, un episodio tranquilo y sin acción pero con información y unas pistas de hacia dónde van a ir los tiros esta temporada. Michael del universo alternativo queriendo, tal vez, conquistar nuestro mundo, los soldados del infierno que Asmodeus quiere rescatar y en algún momento escaparán, y el destino incierto de Jack. Ya están bien asentadas las bases del argumento, ahora dadnos monstruos, casos y los Winchester dedicándose a lo que mejor se les da: el negocio familiar.

The following two tabs change content below.

Helena Rubio

Empecé en el mundo de las series acompañando a Mulder y Scully en Expediente X, luego seguí con Friends, CSI y otras cuantas, pero con Lost terminé de perderme. Cada año juro que no me engancharé a más series pero fracaso estrepitosamente, y mientras tanto hago malabares con los estudios.

About Helena Rubio

Empecé en el mundo de las series acompañando a Mulder y Scully en Expediente X, luego seguí con Friends, CSI y otras cuantas, pero con Lost terminé de perderme. Cada año juro que no me engancharé a más series pero fracaso estrepitosamente, y mientras tanto hago malabares con los estudios.

2 thoughts on “Supernatural 13×02: The Rising Son

  1. A pesar de introducir nuevos personajes como Asmodeus, el Miguel del otro lado. De traer de vuelta a Leonardo, sin alma y con poderes (¿de verdad no estaba muerto?) El par de escenas de lucha (muy triste la del mundo paralelo para ser dos arcángeles peleando). Y a pesar de poner a Jack como un pobrecito niño asustado e inocente (me lo trago menos que Dean). el capítulo me ha parecido mucho más flojo que el del inicio de temporada.
    Parece que se anuncia una nueva temporada capítulo bueno/capítulo olvidable

    1. ¡Hola!

      A mí realmente me gustó mas o menos igual que el primero, la introducción de los nuevos personajes quizá fue lo que me dejó más fría, sobre todo lo de Michael y la cutre lucha con Lucifer… que son arcángeles y se dediquen a pelear con los puños como si fueran dos personas normales y corrientes es muy patético.

      Lo de Jack me gustó, porque se nota que está creando un vínculo con Sam y eso no le gusta a Dean, no solo porque no se fía de él, sino porque seguramente piensa que eso va a impedir que Sam sea capaz de dejar que lo mate. Jack me parece bueno ahora mismo, pero sigo creyendo que en algún momento explotará la bomba, ya hay dos veces que ha puesto una sonrisa siniestra (en la finale de la temporada 12, y en el primer episodio de ésta cuando la sheriff le dice que quiere ayudarlo) y nadie sonríe así sin un motivo. Pense que tal vez está manipulando a Sam, por lo de ser el recipiente de Lucifer, pero luego lo veo con sus recuerdos vagos y tan “inocente” que ya no sé, quizá él mismo es un peón de su padre y ni lo sabe. Pero sabiendo que es más poderoso que Lucifer, hay que andarse con ojo.

      Gracias por leer y comentar 🙂

Comments are closed.