Supernatural 12×22 y 12×23: Final de Temporada

Supernatural 12x22 y 12x23: Final de Temporada

Supernatural 12x22 y 12x23: Final de Temporada

Series: Supernatural

4 Stars

Summary

Dean y Sam encabezan la batalla definitiva entre los cazadores y los hombres de letras británicos. Por otro lado, la llegada del futuro nephilim tiene tanto a Lucifer como a los Winchester buscando a Castiel y Kelly.

Coder Credit

“Supernatural” se despide hasta el próximo otoño con un doble episodio, cada uno de ellos dedicado a una de las tramas principales de la temporada, que mejora notablemente lo que hemos tenido que sufrir durante las últimas semanas y nos deja con un montón de dudas y preguntas sobre lo que podemos esperar para la décimo tercera temporada.

El gran “pero” que le puede poner a la finale es que hayan emitido los dos episodios juntos en vez de uno esta semana y otro la próxima. Son dos capítulos sin relación alguna, el primero se centra únicamente en los británicos y el segundo en el hijo de Lucifer, y la sensación que da es que los últimos minutos del episodio 23 acaban apoderándose de casi toda la atención, sin dejar que podamos valorar y saborear debidamente la grandeza del 22.

Los Winchester tienen mucho a lo que hacer frente

Supernatural 12x22: Who We Are

La acción sigue inmediatamente después a como lo dejaron la semana pasada: los Winchester atrapados en el búnker con Toni Bevell mientras Mary se marcha con Ketch. El lavado de cerebro a la mujer ha sido completo, y no duda en matar a cada cazador que le ordenan, empezamos a temernos lo peor cuando en su lista de objetivos encontramos a Jody Mills y ya sufrimos por el futuro de la sheriff. Mientras tanto, Dean y Sam tienen dos o tres días, según lo que dure el oxígeno, para encontrar una forma de salir del búnker. Lo primero de todo según Dean es matar a Toni y librarse de ella, pero la mujer les convence para mantenerla con vida diciendo que puede “arreglar” a Mary.

Los tres empiezan a buscar formas de huir, comenzando por hechizos que hay en los libros y que son inútiles puesto que Ketch ya lo había previsto y la magia no funciona. Después prueban a romper la única pared de hormigón, pero es demasiado gruesa y jamás lograrían romperla a tiempo. Veremos una conversación entre Dean y Sam sobre si este es su fin ya que no era para nada lo que habían esperado, pero al final Dean tiene una idea loca que resulta ser más efectiva de lo que creían: usar un lanzagranadas contra la pared. El hombre consigue hacer un agujero lo suficientemente grande como para salir y abrir el búnker desde fuera, todo a cambio de dejarse malherida una rodilla.

Es entonces cuando reciben la llamada de Jody contándoles que Mary la ha atacado, pero entre ella y Alex la han conseguido apresar y la tienen retenida. Los Winchester viajan hasta allí para hacer frente a su madre y descubrir que Toni les ha mentido ya que el cambio en Mary es permanente. Pero ahora hay algo más importante de lo que encargarse y es hacer frente a los hombres de letras británicos. Así que llaman a todos los cazadores que conocen dispuestos a atacar en una lucha a muerte, Sam es quien logra convencerles con un emotivo gran de que es la única forma de sobrevivir.

Sam demuestra ser un gran líder

Vemos a Dean observar con admiración a su hermano pequeño mientras habla, convencido de que es líder perfecto para los cazadores mientras que él se quedará atrás para intentar solucionar el problema de Mary. Sam es reacio a partir a la lucha sin Dean pero acaba cediendo, no podemos evitar emocionarnos ante el abrazo de los dos, sabiendo que puede pasar cualquier cosa, y como al final se despiden con su clásico “Bitch”, “Jerk”.

Los británicos están en su base preparándose para matar a todos los cazadores, pero Ketch investiga por su cuenta el paradero de Mary porque lleva demasiado sin saber de ella. Descubre que se encuentra en el búnker y va para allá, por lo que no está presente en la batalla campal que tiene lugar cuando los cazadores liderados por Sam y Jody irrumpen en el sitio disparando a matar a cada persona que se cruza en su camino.

Es una de las pocas veces que veremos a alguno de los Winchester matando a seres humanos, pero es una mera cuestión de supervivencia. Los cazadores van sufriendo bajas mientras van eliminando a todos los británicos hasta que queda la doctora Hess, la líder en Estados Unidos. La mujer intenta salvar su vida diciendo que deben trabajar juntos porque Lucifer está libre por culpa de Crowley, quien por cierto también ha muerto. Sam se sorprende por la noticia pero se niega a volver a caer en la trampa de confiar en sus enemigos, Hess trata de matarle pero Jody es más rápida y dispara antes.

La base de los británicos queda reducida a cenizas

De vuelta en el búnker, Dean decide probar una idea de Toni para conectar mediante un enlace psíquico con Mary. Para ello deben estar dormidos, pero el cazador no se fía de la británica y la esposa para evitar que pueda escapar mientras él está sedado. La idea es entrar en el lugar donde la verdadera personalidad de Mary se ha escondido dentro de su mente, una vez allí, Dean tiene que intentar hacer que recupere el control. Vemos que se encuentran en la casa que tenían en Lawrence antes de que fuera pasto de las llamas por el ataque de Azazel. La mujer ha decidido refugiarse en su hogar con sus dos hijos, Dean con unos cuatro años y Sam de bebé, habría sido genial poder ver también a John pero no fue posible.

La cuestión es que por mucho que Dean trata de hablar con su madre, ella le ignora como si no estuviera allí. Dean acaba explotando y le suelta todo aquello que tiene dando vueltas en su cabeza desde hace años, la culpabiliza por todo lo que han sufrido desde que que murió. Todo comenzó desde que ella hizo aquel trato con Azazel para salvar a John y se lo echa en cara, para posteriormente explicarle la vida que tuvieron y todo el peso que tuvo que cargar él, siendo un niño, criando a Sam porque John estaba demasiado cegado con su venganza.

Aquí tengo que hacer un análisis personal y aunque puedo entender a Dean ya que es cierto que todo comenzó por ese trato, no toda la culpa es de Mary, ella no podía saber que John iba a volverse tan vengativo tras su muerte, llegando a descuidar a veces a sus hijos mientras perseguía demonios y todo tipo de criaturas. Se puede hacer un gran debate sobre el tema, pero yo creo que Dean dice exactamente lo que debe decir para hacer que Mary reaccione, deja que sea el sentimiento de abandono el que hable y así logra que su madre se atreva a hacerle frente.

El hombre rompe a llorar

Dean termina todo su monólogo diciendo que pese a todo la comprende, después de todo él también ha hecho tratos así, y la perdona. Jensen Ackles consigue otra vez ponernos los pelos de punta con una actuación impecable. Dean le promete que pueden empezar de cero pero para eso tiene que volver a ser ella misma, justo está logrando que Mary comience a ser consciente de todo cuando aparece Ketch y les interrumpe.

El británico ha matado a Toni y cortado el experimento que estaban llevando a cabo, Dean y él empiezan a pelear a puñetazos, sabiendo que solo uno podrá salir vivo y parece que todas las cartas están a favor de Ketch cuando éste saca una pistola. Pero Mary ha despertado y le mata para salvar a su hijo.

Dean y Mary hablan sobre lo ocurrido, ella admite haber estado distante y se justifica con lo difícil que ha sido regresar al mundo de los vivos tantos años después para encontrarse a sus hijos siendo adultos en una vida que no quería para ellos. También tiene miedo de que Sam no la perdone, pero justo éste acaba de llegar y le dice que claro que la perdona, vemos por fin un abrazo familiar entre los dos hermanos y su madre.

Habría sido un gran final de temporada, dejando el camino abierto para que los Winchester aprendan a adaptarse a la situación, con todos los hombres de letras británicos en el país fuera de combate. Pero quedaba otra trama abierta y había que seguirla, lo que provoca que este grandísimo episodio quede algo ignorado debido al siguiente.

Pese a todo, los Winchester siempre pelean unidos

Supernatural 12x23: All Along the WatchTower

El capítulo que pone punto y final a la temporada es el centrado en el hijo no nato de Lucifer. Castiel y Kelly viven escondidos en una casa cabaña en medio de la nada, preparándose para el parto inminente mientras que todos los demás les están buscando. Dean y Sam, con ayuda de Mary, buscan cualquier suceso extraño que pueda ayudarles a dar con ellos. Saben que el nacimiento de un nephilim provocará algún tipo de acontecimiento de naturaleza bíblica en los alrededores, pero también tienen que encontrar la forma de dar con Lucifer y encerrarle de vuelta en la jaula.

Intentan contactar con Rowena a través del teléfono justo para que veamos un cuarto lleno de sangre donde Lucifer se pasea con pelo rojizo en sus manos, hay un cuerpo carbonizado en el suelo que nos dicen que se trata de la bruja. ¿En serio? Ya podíamos imaginar que Lucifer iría tras Rowena, pero si tenían pensado matarla... ¿no podían darnos al menos una escena de muerte? ¿Qué les pasa a los guionistas con los personajes femeninos? La semana pasada me quejaba de la muerte en apenas treinta segundos de Eileen, pero lo de Rowena es incluso peor.

Así que los Winchester se encuentran de repente sin una manera de hacer frente al Diablo. Tal y como todos sospechábamos, Crowley no murió y logró pasar a la rata antes de que Lucifer apuñalara su recipiente humano. Ahora lo ha recuperado, (¿a los demonios no se les ocurrió quemarlo o algo?) y se aparece en el búnker para ayudar. La primera reacción de Dean es querer matarlo por haber dejado libre a Lucifer pero acaban llegando a un entendimiento. Crowley explica que está cansado de ser el rey, y si le dejan ayudar sellará las puertas del Infierno y no dejará que ningún otro demonio vaya a la Tierra.

El arcángel no parará hasta dar con su hijo

Otro repaso a las noticias meteorológicas hace que los Winchester descubran dónde se esconden Castiel y Kelly y marchan hacia allá, esperando dar con ellos antes de que lo haga su enemigo. El parto ha comenzado y el bebé ha creado una brecha en el tiempo y el espacio, Castiel la atraviesa una primera vez en solitario para encontrarse con un lugar desolador con demonios con cuernos.

Después lo visitará con Dean y Sam, mientras Mary acompaña a Kelly, y les explica que se trata de una realidad alternativa donde hay una guerra constante entre ángeles y demonios. En este mundo ellos nunca nacieron, pero se encuentran con el Bobby de esa realidad quien tiene un arma con balas mata ángeles.

Con la ayuda de Crowley trazan una estrategia para detener a Lucifer: encerrarle en esa otra realidad. Castiel confía en que Jack, nombre que recibirá el niño al nacer, cerrará la brecha evitando que cualquier mal aparezca en la Tierra. Los Winchester no son tan optimistas pero se les agota el tiempo ya que Lucifer acaba de llegar. Las cosas se suceden tan deprisa que apenas tenemos tiempo de reaccionar ante lo que estamos viendo.

Primero tienden una trampa a Lucifer haciéndole cruzar al otro lado, allí Dean le entretiene disparando las balas antiángeles, que no logran matarle, mientras Crowley y Sam realizan un conjuro para cerrar el portal entre este mundo y el suyo.

A la hora de la verdad, Crowley está con los Winchester

El problema llega cuando se desvela que con los ingredientes que tienen no bastará y hace falta un sacrificio, nos sorprendemos al ver cómo Crowley se planta ante Lucifer para morir y permitir escapar a los Winchester. Castiel también aparece en ese momento, los dos hermanos ven como Crowley se mata a sí mismo para concluir el conjuro y pasan al otro lado antes de que la brecha se cierre. Castiel les sigue pero es asesinado por la espalda por Lucifer que también ha logrado salir, Dean y Sam contemplan horrorizados lo sucedido y es entonces cuando aparece Mary.

La mujer se lanza a por Lucifer y a golpes le arroja de nuevo al otro lado, pero el Diablo tira de ella y ambos caen en la realidad alternativa que justo se cierra en ese instante dejándoles atrapados. Dean se queda consternado, de rodillas junto al cuerpo de Castiel y mirando el lugar donde acaba de desaparecer Mary a la que acababa de recuperar.

Sam recuerda a Kelly y vuelve a la cabaña para encontrar a la mujer muerta y unas huellas en el suelo, las sigue hasta el cuarto decorado para Jack y allí descubrimos que el supuesto bebé no es tal sino que está bastante crecidito. Sam le mira atemorizado y el nephilim le devuelve una mirada algo siniestra.

¿Es el final definitivo de Castiel?

Así nos quedamos hasta otoño con el regreso de la nueva temporada, y tenemos mucho que asimilar y plantearnos. En cuanto al tema muertes, recuperar a Castiel no es excesivamente complicado y suponemos que de alguna forma u otra le traerán de vuelta, lo de Crowley lo veo particularmente difícil.

Nadie va a resucitar a un demonio así porque sí, claro que su cuerpo quedó en el otro lado y quizá allí las cosas funcionen de otro modo. Con respecto a Mary y Lucifer, sabemos que Dean y Sam harán lo imposible por tratar de salvar a su madre si es que sobrevive a la furia del Diablo, pero como decía antes están en una realidad con sus propias normas.

Y falta por saber lo que ocurre con Jack. ¿Será bueno? ¿Será puramente malvado? La mirada que le lanza a Sam da mal rollo, pero también hay que tener en cuenta que se encontraba a oscuras, en un rincón y abrazándose las piernas como si estuviera asustado. Acaba de nacer, no tiene a nadie que cuide de él y tal vez se muestre desconfiado ante cualquier extraño. Habrá que esperar unos cuantos meses para obtener respuestas.

The following two tabs change content below.

Helena Rubio

Empecé en el mundo de las series acompañando a Mulder y Scully en Expediente X, luego seguí con Friends, CSI y otras cuantas, pero con Lost terminé de perderme. Cada año juro que no me engancharé a más series pero fracaso estrepitosamente, y mientras tanto hago malabares con los estudios.

About Helena Rubio

Empecé en el mundo de las series acompañando a Mulder y Scully en Expediente X, luego seguí con Friends, CSI y otras cuantas, pero con Lost terminé de perderme. Cada año juro que no me engancharé a más series pero fracaso estrepitosamente, y mientras tanto hago malabares con los estudios.