Supernatural 11×22: We Happy Few

Supernatural 11x22: We Happy Few

Supernatural 11x22: We Happy Few

Series: Supernatural

2 Stars

Summary

Con Dios de vuelta en la Tierra y Lucifer libre de Amara, los Winchester empiezan a planear una estrategia que suponga el final de La Oscuridad, pero no va a resultar fácil encontrar aliados.

Coder Credit

La guerra contra La Oscuridad es inminente y todos los personajes lo saben. Ahora que el equipo formado por Dean, Sam y Chuck ha recuperado a Lucifer, parece que lo tienen más fácil para hacer frente a Amara, pero la hermana de Dios es muy poderosa y van a necesitar algo de ayuda. Los guionistas de Supernatural nos sorprenden, y no para bien, con un episodio que podría haber tenido un gran potencial si hubieran cuidado algunos detalles y tal vez no hubieran utilizado el recurso cómico en un momento nada apropiado.

Falta un capítulo para el final de la undécima temporada de la serie, todos estábamos expectantes con lo que iba a suceder ahora que Dios había vuelto, y lo que sucedería cuando se encontrara con Lucifer. Pero el resultado no ha podido ser más decepcionante, hay pequeñas partes del episodio que son realmente buenas e interesantes, pero han abusado tanto de escenas absurdas para rellenar los minutos entre tanto drama familiar y eso ha sido un terrible error. Señores guionistas, el fin del mundo se acerca, no es momento de ponernos a Lucifer comportándose como un adolescente enfurruñado con su padre, que se encierra en su cuarto a escuchar música y no quiere salir.

Que hay tensión entre padre e hijo, eso lo esperábamos todos, pero hay formas y formas de hacer las cosas y quizá hace un mes, habría sido divertido ver estas escenas, pero no cuando la existencia de la creación está pendiendo de un hilo. Estaba claro que Chuck y Lucifer tenían mucho que hablar, hay mucho resentimiento por parte de uno y otro. Pero, ¿era necesario mostrarnos esa charla como si se tratara de una terapia familiar con Dean y Sam actuando como mediadores? ¡Sam! Que ha estado traumatizado por Lucifer desde la quinta temporada, ahora se comporta como si nada compartiendo su hogar con él. ¿En serio piensan los guionistas que nos podemos tragar que Sam no está afectado? El cazador sabe que debe unir con fuerzas con su enemigo y lo acepta, no esperamos menos de él, pero no puede estar tan tranquilo con Lucifer a su alrededor.

Dean y Sam lidiando con la riña infantil de Lucifer
Dean y Sam lidiando con la riña infantil de Lucifer

Gran parte del episodio gira en torno a que Chuck y Lucifer limen asperezas. El arcángel quiere una disculpa por parte de su padre, y Dean le dice a Chuck que lo haga pero éste le dice que no va a pedir perdón por algo que no siente. Dios sabe que su hijo acabará recapacitando porque también quiere vencer a Amara, pero no es suficiente para los Winchester: ellos necesitan tener una certeza absoluta de que están todos en el mismo bando y les obligan a tener un cara a cara para arreglar las cosas. Finalmente padre e hijo comienzan a hablar, sale a relucir la Marca de Caín, Lucifer dice que eso le cambió y Dios le traicionó.

Chuck lo niega, argumenta que la Marca únicamente potenció todo lo que Lucifer ya era, el arcángel ya odiaba a los humanos antes de recibir la Marca y Dios supo que no era seguro para la humanidad dejarle libre, motivo por el que le encerró. Esto me hace preguntarme si ese mismo efecto de “potenciar lo que ya se es” también influyó a Dean cuando tuvo la Marca. Cuando parece que las cosas van a quedar en punto muerto, veremos a Chuck sincerarse por primera vez y sentir cada palabra que pronuncia. Afirma que Lucifer siempre fue su preferido y le dio la Marca porque pensó que la resistiría, pero se equivocó, se odió por ello y le castigó injustamente.

Lucifer parece conformarse con esto y acepta unirse a ellos en la lucha contra Amara. Los cuatro se reúnen para ver el plan a seguir, pero lo que Dean y Sam no esperaban es que Chuck no quiere matar a su hermana sino volver a encerrarla. Dean se niega, quiere estar seguro de que se libran de Amara para siempre pero Chuck argumenta que para que pueda haber luz debe haber oscuridad. Dean no está nada convencido, y hablan de su extraño vínculo con Amara, algo que a estas alturas sigo sin comprender y simplemente me parece una conexión extraña que la propia Marca o Amara han creado. Sea lo que sea, es dañino para el hombre y no me extraña que quiera que la maten.

Los hermanos instan a Dios a hablar con su hijo
Los hermanos instan a Dios a hablar con su hijo

El siguiente problema es que Chuck y Lucifer solos no van a poder derrotar a su enemiga, necesitan más poder, más armas y aliados, por lo que empiezan a hacer un recuento de quienes podrían formar parte del equipo. La primera idea son los arcángeles, pero Chuck les explica que Michael no está en condiciones de pelear por el estado en el que se encuentra tras estar encerrado en la jaula, y ahora mismo no puede resucitar a Raphael ni Gabriel porque necesitaría mucho poder y tiempo que no tienen. Entonces empiezan a surgir otras opciones: los ángeles que siguen en el cielo, Crowley y sus demonios y Rowena.

Comienza el momento de reclutamiento de sus posibles aliados. Dean visita a Crowley que ha intentado convencer a los otros demonios para recuperar el infierno, pero estos se han reído de él ya que saben que el mundo está en las últimas. Crowley no está muy convencido, pero Dean sabe como hablarle al demonio, si quiere recuperar su trono tienen que luchar con los suyos y ganarse el puesto. Por su parte, Sam va a hablar con Rowena que se halla reunida con otra bruja listas para hacer un conjuro que las haga retroceder en el tiempo y así evitar lo que se avecina. La madre de Crowley no quiere saber nada de Dios, luchas ni planes, pero la otra bruja acepta pelear y Rowena no tiene más remedio que unirse a ellos.

Lucifer sube al cielo a hablar con los ángeles pero estos se muestran muy poco receptivos a sus palabras, el Diablo permite que Castiel tome por un momento el control del recipiente que comparten para que hable con sus hermanos y les prometa que la vuelta de Dios es real. Los ángeles también están enfadados con Cas por haber ayudado a escapar a Lucifer, parece que nadie entiende la desesperación que le invadía en el momento que dijo aquel “sí” y que acabará pagando el resto de su vida. No es sencillo, pero logran reunir a un ejército bastante peculiar ya que son enemigos naturales entre sí, pero todos deben unirse contra un rival peor.

El equipo contra Amara reunido
El equipo anti Amara reunido

¿Y qué pasa con Amara mientras tanto? Ella no se ha estado quieta esperando, ha estado actuando hasta encontrar al profeta Donatello para sonsacarle la ubicación de Dios, le mata para conseguirla y acaba apareciendo en el búnker. Todos los sellos de protección que hay en la guarida de los Winchester son inútiles para prohibirle su entrada, pero ninguno está allí. Veremos a Amara recorrer todo el sitio y observar con una extraña curiosidad una fotografía de Dean de niño con su madre. ¿Otra vez nos sacan a relucir ese vínculo que hay? ¿O tiene alguna nueva artimaña en mente?

No es fácil tener en un mismo cuarto a Dios, Lucifer, Crowley y Rowena, las pullas de unos a otros son constantes pero están ahí con un fin común y es lo único que importa. Es el momento de que Chuck ponga todas las cartas sobre la mesa: harán que Amara llegue hasta ellos, primero atacarán las brujas mediante Rowena (canalizando el poder de un aquelarre), posteriormente los ángeles y, por último los demonios. Para entonces, Amara estará tan debilitada que Lucifer podrá derrotarla, momento en el que Chuck le quitará la marca y se la pondrá a Sam, provocando que la Oscuridad vuelva a quedar encerrada.

¿Sam con la marca? Dean no es el único que se sorprende con esto, pero estaba claro que si planeaban encerrarla, alguien iba a tener que ser el destinatario. Tal vez podríamos haber pensado que Dios escogiera a Castiel o algún otro ángel, pero Sam se ofreció voluntario y Chuck aceptó. Dean no se muestra para nada de acuerdo pero acaba cediendo muy a regañadientes, él ha portado esa carga y sabe lo horrible que es, no quiere que su hermano pase por ello pero da la impresión de querer cumplir su promesa de aceptar las decisiones de Sammy.

Los Winchester discuten el plan
Los Winchester discuten el plan

Así, Rowena conecta telepáticamente con Amara para decirle que sabe el lugar en el que se oculta Dios. La bruja finge estar de su lado pero la otra mujer sabe que miente, pero le da igual porque ya tiene lo que quería: encontrar a su hermano. Rowena y las demás brujas se unen y emplean su magia contra la Oscuridad que soporta bien el golpe y mata a todas las brujas excepto a Rowena que queda inconsciente en el suelo. Es entonces cuando actúan los ángeles provocando otro rayo que cae directamente desde el cielo e impacta en Amara.

Ésta no ha terminado de reponerse cuando aparecen los demonios, rodeándola y dañándola mientras ella trata de quitárselos de encima. Crowley sale del almacén donde están los demás y se une a los demonios como un soldado más, para darle el golpe final a Amara que cae al suelo completamente herida. Pero no se rinde, sigue caminando hasta llegar ante Chuck pero no llega a hacer nada puesto que Lucifer la ataca por detrás atravesándola con una lanza. Amara es consciente de su derrota, pero no se va a marchar sin más por lo que le echa en cara a su hermano todo lo que piensa de él y su creación, que sólo era una excusa para ser considerado superior a los demás.

Una vez dicho esto espera que Chuck la mate, pero cuando comprende que van a encerrarla de nuevo se rebela bruscamente como si hubiera recuperado todo su poder de improviso. Estrangula a Chuck, extermina a Lucifer y da la impresión de haber matado a Dios. Pero no lo ha hecho, aún no, dice que se irá debilitando hasta morir pero no antes de ver como todo es destruido. En el exterior, asistimos a un extraño suceso ya que Rowena despierta y ve una luz procedente de lo que parece ser el cielo... ¿el inicio del fin del mundo? Y así nos quedamos hasta la semana que viene, necesito una explicación de cómo Amara que estaba medio muerta ha sido capaz de acabar con Lucifer y Dios en diez segundos. ¿Alguna idea?

The following two tabs change content below.

Helena Rubio

Empecé en el mundo de las series acompañando a Mulder y Scully en Expediente X, luego seguí con Friends, CSI y otras cuantas, pero con Lost terminé de perderme. Cada año juro que no me engancharé a más series pero fracaso estrepitosamente, y mientras tanto hago malabares con los estudios.

About Helena Rubio

Empecé en el mundo de las series acompañando a Mulder y Scully en Expediente X, luego seguí con Friends, CSI y otras cuantas, pero con Lost terminé de perderme. Cada año juro que no me engancharé a más series pero fracaso estrepitosamente, y mientras tanto hago malabares con los estudios.

2 thoughts on “Supernatural 11×22: We Happy Few

  1. Coincido en que toda la parte Chuck/Castifer ha sido insoportable hasta lo ridículo, sin embargo lo de que Amara pudiera con Dios y Lucifer era más que previsible. Si tuvo que engañarla vilmente y necesitó a los cuatro arcángeles para encerrarla ahora con un arcángel en horas bajas, una bruja, un demonio y dos Winchester no tenía mucho que hacer.
    Ha sido lo único que le ha puesto un poco de chispa al capítulo, ha evitado que Sam adquiriera la marca (una idea espantosa de Chuck, por cierto ), ha matando directamente a Lucifer (que desperdicio de gran personaje se han marcado esta temporada… en fin, alguna tenía que ser la peor y esta lo es con creces) y ha vapuleado a Chuck, sin despeinarse, y tal como iba el capítulo casi le hago la ola, porque vaya peñazo.
    Al menos Rowena y Crowley han estado a la altura.
    Que poco me gusta un capítulo cuando los Winchester no son los protagonistas…

    1. Estaba claro que Dios y Lucifer iban a tener que sentarse a hablar, pero me pareció tan ridículo la forma de hacerlo que no me gustó nada. Yo entiendo que Amara pudiera con ellos, pero estaba ya medio muerta y de repente está recuperada… eso es lo que me dejó tan extrañada, y ahora que nos la ponen tan malvada como debe ser ya es para final de temporada, creo que han desaprovechado al personaje :/

      Y sí, no sé cómo a Chuck se le ocurrió que ponerle la marca a Sam era buena idea, es que madre mía, que se busque a otro, o se la ponga a sí mismo… pero deja en paz ya a los pobres Winchester. Rowena y Crowley también me gustaron mucho, sobre todo Rowena siendo tan fangirl xDDD

      Hay otros capítulos en los que los hermanos no han tenido tanto protagonismo y han estado bien, pero éste hacía aguas por demasiados sitios, a ver qué pasa con la finale que miedo me dan.

Comments are closed.