Strike 1×01: The Cuckoo’s Calling Episodio 1

Strike 1x01: The Cuckoo's Calling Episodio 1

Strike 1x01: The Cuckoo's Calling Episodio 1

Series: Strike

4.5 Stars

Summary

Después de que la policía de Londres dictamine que una famosa modelo se suicidó, el hermano de la joven contrata al detective Cormoran Strike para que revise el caso al creer que fue un asesinato.

Coder Credit

Las aventuras del detective privado Cormoran Strike creado por J.K. Rowling bajo el pseudónimo de Roberth Galbraith pasan del papel a la pequeña pantalla en una buena adaptación que gustará tanto a los lectores como a los que no conocían aún al personaje.

La cadena BBC ha acertado de pleno llevando a la televisión la serie de novelas protagonizadas por Strike, sobre todo al decidir hacer una miniserie de tres episodios para el primer volumen: “El Canto del Cuco” y dos miniseries de dos capítulos para los otros dos libros publicados por ahora. Realizar una adaptación más o menos fiel al libro en hora y media es misión imposible, y alargarla en una temporada de más episodios habría resultado agotador, por lo que tres entregas de una hora cada una es la decisión más sensata.

En este primer episodio se nos presenta no solo el caso que será la trama central de los primeros tres capítulos, sino que conoceremos a los dos protagonistas, algo que se agradece para que el espectador pueda ir sabiendo más cosas sobre ellos ya que, después de todo, van a ser los que lleven todo el peso de la serie sobre sus hombros.

Nuestro protagonista arrastra un pasado complicado

En primer lugar Cormoran Strike, interpretado por un excelente Tom Burke (“The Musketeers”) que sabe meterse en la piel del personaje y mostrarnos sus distintas caras y facetas. No tenemos una presentación al uso, sino que será mediante sus conversaciones con otros personajes y por la investigación que su nueva ayudante realiza por internet sobre su jefe, que sepamos más cosas sobre el pasado del hombre. Strike no ha tenido una vida fácil, es hijo ilegítimo de una estrella del rock con quien no mantiene apenas contacto, sirvió en el ejército hasta que fue dado de baja por la pérdida de su pierna, lo que le ha obligado a buscarse la vida como detective privado.

Para terminar de estropear su vida, acaba de romper con su novia de muchos años y ahora tiene que vivir en su oficina, con muchas facturas sin pagar y una situación que deja mucho que desear. Por eso cuando aparezca John Bristow (Leo Bill), hermano de la fallecida, para contratarle verá su oportunidad para recuperarse un poco. Pese a todos sus problemas y una actitud que pueda resultar intimidante, es un hombre que sabe ganarse a los demás para poder avanzar en la investigación y que esconde un lado amable.

Por otro lado tenemos a Robin Ellacott a la que da vida una magnífica Holliday Grainger ("Los Borgia"), la actriz transmite perfectamente la dulzura del personaje como la nueva ayudante de Strike, así como su predisposición al trabajo duro. Echamos en falta que se nos haya hablado más de la vida de Robin, ya que salvo que está prometida y trabaja en una empresa de trabajos temporales no nos han dicho mucho más. Esperemos que en los siguientes episodios ahonden más en ella, porque no es solo una cara bonita y tiene una personalidad y una inteligencia que sorprenderá a más de uno.

El equipo formado por Robin y Cormoran es mucho más efectivo de lo que pueda parecer

Y ahora vayamos al caso que nos trasladará al mundo de la moda. En este primer capítulo tan solo hemos visto por encima la vida de la modelo Lula Landry (Elarica Johnson) y sus últimas horas antes de morir, lo suficiente para que Strike con ayuda de Robin decida que el caso es digno de ser investigado porque hay cosas que no cuadran. En su momento, el libro sirvió de crítica a ese mundillo y las dificultades por las que pasan los que se mueven en él, mostrando a través de Lula que ser una modelo famosa, rica y querida no significa tener una vida de ensueño.

La investigación se sucede mucho más rápida que en los libros donde los interrogatorios y las pesquisas era largas y concienzudas, algo que a algunos lectores se les hacía lento y pesado, aquí no hay tiempo de ir y venir a hablar con cada testigo varias veces por lo que el ritmo es bastante ágil y fácil de seguir. También se han eliminado personajes o se han acortado tramas secundarias que no aportan nada a la indagación del posible crimen. Así, con el paso de los días el dúo va hablando con personas relacionadas con Lula y haciéndose una idea de cómo era la vida de la modelo en busca de algún detalle que les proporcione una teoría válida.

Las pistas aparecen y, aunque algunas pueden pasar desapercibidas en un principio para el espectador, hay otras que enseguida nos son mostradas a través de los ojos de Strike. El detective no va compartiendo cada detalle que encuentra, lo va anotando mentalmente con la idea de revisarlo después y comprender qué significa cada cosa que ha descubre. No nos lo dan todo mascado sino que esperan que los espectadores observen lo mismo que los protagonistas y saquen sus conclusiones mientras Strike sonríe entre dientes como si supiera algo que los demás desconocemos.

Lula Landry (dcha) con su amiga Ciara Porter

En resumen, nos encontramos con una buena serie policíaca con un caso bastante sustancioso y unos protagonistas que captan nuestra atención. Es muy fácil querer a Robin y empatizar con ella mientras que Strike parece mucho más enigmático e inaccesible, pero dadle un poco de tiempo y veréis que tras todo ese misterio hay un personaje digno de conocer.

The following two tabs change content below.

Helena Rubio

Empecé en el mundo de las series acompañando a Mulder y Scully en Expediente X, luego seguí con Friends, CSI y otras cuantas, pero con Lost terminé de perderme. Cada año juro que no me engancharé a más series pero fracaso estrepitosamente, y mientras tanto hago malabares con los estudios.

About Helena Rubio

Empecé en el mundo de las series acompañando a Mulder y Scully en Expediente X, luego seguí con Friends, CSI y otras cuantas, pero con Lost terminé de perderme. Cada año juro que no me engancharé a más series pero fracaso estrepitosamente, y mientras tanto hago malabares con los estudios.