Snowden

Snowden

Snowden

3.5 Stars

Summary

Película que reconstruye la fascinante historia de Edward Snowden que trabajó para la NSA y la CIA y que reveló las prácticas de vigilancia ilegal que realizaban estas instituciones sobre toda la población.

Coder Credit

Lo primero de todo, guardad vuestros móviles en el microondas.

¿Listos? Ahora ya estamos seguros.

En Enero de 2013 la documentalista y productora cinematográfica Laura Poitras (interpretada por Melissa Leo) recibió un extraño email encriptado a nombre de un tal “Citizen four” en el que revelaba con detalle las prácticas ilegales de investigación de la Agencia de Seguridad Nacional de los Estados Unidos y otras agencias de seguridad. Básicamente afirmaba que la CIA y la NSA tienen acceso a emails, llamadas, redes sociales, documentos privados, videollamadas, incluso streaming en directo a través de las web cams de cualquier ciudadano del mundo. Estremecedor.

Seis meses después, en Junio de 2013 Laura Poitras viajó hasta Hong Kong acompañada del periodista de investigación Glenn Greenwald (Zachary Quinto) y el reportero de The Guardian Ewen McAskill (Tom Wilkinson) para reunirse con un joven que reconocerían por llevar un cubo de Rubik en la mano, ese joven se identificó como Edward Snowden (Joseph Gordon-Levitt).

snowden3

Tras seguir una gran serie de precauciones de seguridad, se fia de ellos y se deja entrevistar cámara en mano y así contar detalladamente los entresijos de su historia y cómo ha llegado a ser un fugitivo (y traidor para algunos) de un país al que amaba. El resultado de esas grabaciones dio lugar a un excelente documental llamado “Citizen Four” que ganó el Oscar en 2014.

Pero Oliver Stone quiso llegar más allá y convertir en película la interesante vida de este joven de Carolina del Norte que se alistó en el ejército como tantos jóvenes tras el 11 de Septiembre y que por una lesión y circunstancias del destino (además de por su brillante cerebro) terminó trabajando para la CIA y la Agencia de Seguridad Nacional y destapando el mayor escándalo de espionaje de los últimos años.

La figura de Edward Snowden ha generado una gran polarización en la opinión pública. Pese a lo valioso de su revelación, ha sido acusado de alta traición, robo de documentos y difusión de información clasificada del gobierno de los Estados Unidos. Incluso ha sido llamado traidor por el propio presidente Barack Obama. Lo que resulta irónico porque al principio de la película se nos muestra a Snowden como un joven tremendamente patriótico, que apoya la guerra de Irak y cree en que su país debe hacer lo que sea necesario para que el 11S no se vuelva a repetir ya que le tocó muy de cerca.

El director se preocupa de mostrar la parte humana detrás del personaje, sus circunstancias y cómo llegó a descubrir las cosas que reveló. Por qué decidió revelarlas y lo que todo aquello supuso para su vida personal y la de los que le rodeaban.

snowdennovia

Para ello cobra una gran importancia el papel de su novia Lindsay (Shailene Woodley) que con su presencia y abnegado amor por Edward le bajan de las altas esferas y le sitúan en el mundo real. Pese al buen hacer de la actriz, su papel es tal vez lo más flojo de la película ya que se empeñan en subrayar demasiado las situaciones, discusiones y vida cotidiana de los protagonistas cuando en un par de escenas claves y valiosas nos hubiera bastado. Porque gracias a algunas de esas escenas u otras parecidas la película peca de exceso de metraje.

Ahora llega el momento de hablar del punto fuerte de la película: la interpretación de Joseph Gordon-Levitt. Más bien la personificación de Joseph Gordon-Levitt en Edward Snowden. Para poder apreciar la perfección con la que se acerca a su figura se recomienda disfrutar la película en versión original donde la voz juega un papel fundamental ya que el actor imita a la perfección la tonalidad y profundidad de la voz de Snowden, tan característica y reconocible para aquellos que le hayan visto en alguna entrevista o en el documental. Para quienes no, hay un pequeño guiño al final de la película, pero no quiero revelar nada. Sin duda un momento emocionante y el punto álgido del filme.

“La gente no quiere libertad, quiere seguridad” dice el agente de la CIA (bajo un nombre ficticio) Corbin O'Brien interpretado por Rhys Ifans justificando las prácticas que ha empezado a descubrir el novato Snowden. ¿En serio esas prácticas garantizan la seguridad de la población y evitan que haya nuevos atentados o más bien crea una paranoia que coarta la libertad de expresión del ciudadano que puede ser detenido por frases sacadas de contexto en conversaciones privadas?

"No se trata de seguridad, se trata de control y de poder" remata Snowden en otro momento de la película, cuando en un descanso de la entrevista habla de corazón con Laura Poitras en una escena clave donde, con un guiño sutil avisa de los peligros de un posible futuro gobierno dirigido por un ser autoritario que desoiga las necesidades de los ciudadanos e imponga su voluntad a toda costa (ejem Trump ejem) porque entonces los derechos de la sociedad se verán dañados irreversiblemente.

snowden-snowden_00139_rgb-980x652

¿Héroe, traidor, cabeza de turco? Juzguen ustedes mismos. Queda clara la posición de Oliver Stone y los que participan en la película, pero como seres racionales que somos depende de nosotros discernir la información que recibimos y formarnos una opinión con fundamento.  Dejando a un lado las ideas de cada uno, lo que no se puede negar es que Edward Snowden es una figura fascinante de la historia reciente, que sacrifició su vida tal y como la conocía para denunciar unas prácticas injustas del gobierno sobre la población. La consecuencia: esas prácticas van a seguir sucediendo, y él se ha visto obligado a refugiarse en Rusia, el único país que accedió a no juzgarle.

Por cierto, en una entrevista el año pasado con Ana Pastor, Edward Snowden afirmó que en nuestro país también se realizan esas prácticas ilegales. Hasta luego, voy a ponerle una tirita a mi portátil.

The following two tabs change content below.

Beatriz Parra

Culpo a Jim Halpert de mis altas expectativas en cuanto a hombres. A Lost de mis altas expectativas en cuanto a compañeros de vuelo y a Leslie Knope de mis altas expectativas en cuanto a la vida. De lo demás al cine, que ha hecho de mí lo que soy.

About Beatriz Parra

Culpo a Jim Halpert de mis altas expectativas en cuanto a hombres. A Lost de mis altas expectativas en cuanto a compañeros de vuelo y a Leslie Knope de mis altas expectativas en cuanto a la vida. De lo demás al cine, que ha hecho de mí lo que soy.