‘Silicon Valley’ nos devuelve las risas reales para olvidar las enlatadas

Silicon Valley

Silicon Valley

4.5 Stars

Summary

Tras el desastre de Pied Piper como plataforma de almacenamiento, todo el equipo se vuelca en la idea del video-chat. Sin embargo, Richard parece tener otras ideas para su algoritmo.

Coder Credit

El próximo día 23 de abril llega a HBO la cuarta temporada de Silicon Valley. Una de las comedias más aclamada por público y crítica (en la pasada edición de los Emmy estuvo nominada a once premios) regresa en un punto crucial de su vida. Nosotras ya hemos visto los tres primeros episodios y os contamos que podéis esperar del regreso de nuestros programadores favoritos.

RENOVARSE O MORIR

Toda comedia pasa por el punto en el que debe renovarse o morir.  Llegados a cierto punto una comedia debe ser capaz de evolucionar y no caer en las mismas fórmulas, que conllevan no solo su repetición sino al fin y al cabo el aburrimiento y hastío del público, que en la mayoría de los casos sigue viéndola debido a su brevedad.

 Tras el final de la tercera temporada Silicon Valley llegaba a este punto crucial. Con la caída de Pied Piper como plataforma había cierto temor ante lo que sucedería ahora, ¿se repetiría la misma historia pero con el vídeo-chat? 

PIED PIPER SE SEPARA

El primer capítulo de la temporada ya nos deja claro que las cosas van a ser muy diferentes. Es cierto, Dinesh quiere desarrollar y poner en disposición del público el video-chat lo antes posible, pero Richard (Thomas Middleditch) trata de retrasarlo todo, porque al fin y al cabo no es un proyecto que le llene.

Tras una visita inspiracional a Russ Hanneman, Richard tiene claro que debe seguir sus ideas y volcar toda su pasión en el que probablemente es el proyecto de su vida, construir un nuevo internet. Con este fin, renuncia a la compañía dejando como jefe a Dinesh -verdadera alma del video-chat - mientras él se encierra en su cuarto con una pizarra y muchos algoritmos.

Es la primera vez que vemos al grupo separado y el resultado funciona. No solo por las nuevas interacciones que se dan sino por ofrecernos algo totalmente distinto a estas alturas. Así que sí, parece que Silicon Valley consigue renovarse.

DINESH SE ELEVA SOBRE EL RESTO

La separación de Richard, elevará a Dinesh como el gran CEO de la compañía. Kumail Nanjiani toma el testigo sin problemas, demostrando que es uno de los mejores actores de la escena cómica actual y demostrando que Dinesh tiene mucho que aportar, aunque el poder se le suba a la cabeza.

El éxito del video-chat hace que Dinesh adquiera tanta fama y prestigio que se pavonea por la incubadora como dueño del lugar e incluso rompe el acuerdo que hizo con Richard cuando este se marchó de Pied Piper. Tenemos a un nuevo Dinesh y parece que ni siquiera Gilfoyle (Martin Starr) es capaz de hacerle bajar de su nube... ¿o sí?

Porque al final de estos tres capítulos vamos a ver como hay un fallo fundamental en el vídeo-chat que podría acarrearle a Dinesh billones de dólares en pérdidas. Por supuesto Gilfoyle estará ahí, tan atento como siempre para dar en la diana y celebrará la noticia con una buena copa de champagne.

Es difícil comentar este asunto sin destripar la esencia de la trama, pero podemos decir que en principio Dinesh parece escabullirse del asunto gracias a Gavin Belson, lo cual nos deja en la pregunta inicial ¿volverá el grupo a reunirse y a repetir la misma historia con el nuevo Internet de Richard? ¿Podrá Silicon Valley mantenerse original sin necesidad de repetir las mismas historias? Para eso aún no tenemos respuesta.

ERLICH Y BIG HEAD, LAS ALMAS DE LA SERIE

Y mientras Richard se encierra en sí mismo tratando de descubrir como arrancar su idea, Erlich Bachman (T.J. Miller) sigue siendo el alma de la serie. No solo es el pegamento que une a todo el grupo, sino que despierta carcajadas cada vez que aparece en pantalla. Su humor sigue siendo el más ácido, acertado y desternillante de toda la serie. Su relación con "Big Head" y por consiguiente, con su padre, tras la bancarrota nos dejará momentos únicos, así como con Jian-Yang que por fin parece tener una aplicación que puede aportar algo de dinero a la incubadora...aunque sea un recetario sobre pulpo.

Big Head no se queda atrás. Todos deberíamos quitarnos el sombrero ante la actuación de Josh Brener que vuelve a interpretar a un hombre con la inocencia de un niño de cinco años. Pero, ¿acaso puede llegar más lejos su historia? La respuesta nos la dan estos tres capítulos y es un rotundo sí. Primero, por ser el único capaz de apoyar a Richard ante la "dictadura" de Dinesh y segundo porque consigue por fin trabajo... ¡como profesor en Stanford! Pocos momentos televisivos espero más que ver a Big Head impartiendo clases.

GAVIN Y BARKER, LUCHA DE EGOS

Por otro lado Gavin (Matt Ross) y Jack Barker (Stephen Tobolowsky) nos demostrarán que Hooli no es lo suficientemente grande para los dos. La lucha de egos entre ambos comienza por una simple cuestión de kilómetros, continuará con un cambio de oficina de Jack y acabará con Gavin en un serio problema tras su trato con Dinesh y la compañía de video-chat.

La combinación de estos dos pesos pesados (tanto de personajes como de actores) nos va a regalar también algunos de los momentos más divertidos de la cuarta temporada. Sin embargo, con Gavin en serios problemas esto no ha hecho más que comenzar y más si tenemos en cuenta que Richard necesita su ayuda. La lucha por hacerse con Hooli puede atravesar a nuestros informáticos, de hecho, debe hacerlo para no quedarse como una sub-trama sin conexión y que nos resulte totalmente indispensable.

La cuarta temporada de Silicon Valley nos devuelve las risas. Las de verdad, no las enlatadas. Pero no nos engañemos, su cuarta temporada es crítica y puede consolidarla como una de las comedias más exitosas de la historia o caer en los vicios de la mayoría de sus compañeras. Pero por ahora la serie continúa su buena senda hacia el éxito.

The following two tabs change content below.

Beatriz Noria

Empecé a ver Perdidos y ya no paré... Con Como Conocí A Vuestra Madre conocí lo mejor y lo peor de este mundo. Adicta a cualquier pantalla que emita series o películas. Mientras cargan, trato de estudiar algo.

About Beatriz Noria

Empecé a ver Perdidos y ya no paré... Con Como Conocí A Vuestra Madre conocí lo mejor y lo peor de este mundo. Adicta a cualquier pantalla que emita series o películas. Mientras cargan, trato de estudiar algo.