Shadowhunters 2×11: Mea Maxima Culpa

Shadowhunters 2x11: Mea Maxima Culpa

Shadowhunters 2x11: Mea Maxima Culpa

Series: Shadowhunters

3.5 Stars

Summary

Valentine por fin está prisionero y ahora necesitan que les diga dónde esconde la Copa Mortal. Izzy conocerá a un nuevo Cazador de Sombras que proviene de Londres y un nuevo villano traerá problemas.

Coder Credit

La segunda parte de la segunda temporada de “Shadowhunters” viene con algunas novedades: por un lado, tenemos un nuevo villano y por otro, ha llegado un nuevo Cazador que proviene ni más ni menos que del Instituto de Londres.

Pese a que nosotros hemos tenido que esperar unos meses, la serie lo retoma justo en el punto en el que lo dejamos: Valentine está prisionero por fin, pero muchos Cazadores han muerto, al igual que infinidad de subterráneos.

Lo primero que vemos es una escena entre Jace y Alec. Los parabatai entrenan y Alec está preocupado por si Jace se siente responsable por lo ocurrido, pues fue él quien finalmente activó la Espada Mortal, provocando sin querer la muerte de tantos. Jace, siendo Jace, le dice a Alec que está bien, pero eso es más que cuestionable.

De todas formas, Jace tiene otro problema entre manos: no le ha dicho a Clary que no son hermanos, pese a que Alec le insiste varias veces en que debería decírselo. Cuando Jace va en busca de Clary porque ha llegado la Inquisidora Imogen Herondale para interrogar a Valentine, no parece muy contento al ver a Clary feliz con Simon, quien recordemos, ahora puede caminar bajo la luz del día.

Pero miradlos qué felices son <3

Simon ha llegado a la lógica conclusión de que ha sido la sangre de Jace la que lo ha convertido en un vampiro diurno, que es el nombre que le da Raphael cuando se entera de que Simon puede resistir la luz del sol. Raphael quiere saber cómo ha pasado todo, pero Simon se hace el loco y no le revela nada tal y como prometió a Jace al tiempo que intentaba abrazarlo… necesito ese abrazo en próximos episodios, gracias.

Aparte de eso, también vemos a Simon en una breve escena con Maia, que descubre lo que le ha pasado y se alegra por él, pero le aconseja que no sea tan obvio y tenga cuidado, pues despertará mucha envidia y antipatía. Además, mediante una conversación telefónica, también nos enteramos de que Maureen ha echado a Simon del grupo de música que tenían (es agradable ver que no se han olvidado de la chica y de alguna manera le dan un cierre a eso). Su conversación con Maia lleva a Simon a replantearse su vida, ahora que puede llevar una rutina más normal, y vemos cómo decide que quiere seguir estudiando música.

Volviendo a la Inquisidora Herondale, ésta intenta (mediante cualquier método) lograr que Valentine les revele dónde tiene escondida la Copa Mortal. Valentine no da su brazo a torcer y de momento seguimos sin saber dónde está. Además, Herondale no es la única que quiere la Copa, pues hay un desconocido por ahí buscándola que no se detiene ante nada y va dejando cadáveres a su paso. Pronto nos enteraremos gracias a Magnus de quién es ese desconocido: el Gran Demonio Azazel.

¡Que nos digas dónde está la Copa que tenemos sed!

Si pensábamos que Izzy ya habría superado su adicción al yin fen, no podríamos estar más equivocados: Izzy intenta pasar el mono pero en cuanto Alec tiene que marcharse de su lado y se queda sola, va corriendo en busca de Raphael para que la muerda. Raphael se niega e Izzy se va de allí enfadada y desesperada, buscando a más vampiros que puedan darle lo que necesita.

Raphael más tarde le dirá a Alec lo que ha pasado con su hermana y se darán cuenta de que no la pueden localizar. ¿Y qué es lo primero que piensan? Pues claro, que el tal Azazel se la ha llevado. Así porque sí. Si eso ya era una suposición muy tomada a la ligera, lo de ir coger a Valentine, sacarlo de su celda y usarlo como moneda de cambio para recuperar a Izzy, que muy supuestamente la tiene presa Azazel, ya es el colmo de la estupidez.

Azazel no sabe nada de Izzy pero claro, al convocarlo Magnus mediante un hechizo aprovecha para escaparse y de paso, hacerle un favor a Valentine. Porque sí, aunque los chicos no se han dado cuenta todavía, Azazel ha intercambiado a Valentine y a Magnus de cuerpo, como nos da a entender la última escena del capítulo en la que vemos a un Magnus muy raro quejándose e insultando a los brujos.

Pero si Azazel no tenía a Izzy ¿qué le ha pasado? La chica iba en busca de más veneno de vampiro y pronto se encuentra con problemas… o sea con Azazel, que es casi omnipresente. Debilitada por el mono, casi no puede luchar contra él y es gracias a que Sebastian entra en escena que se libra de morir a manos del demonio. Sebastian pronto se da cuenta de que Izzy está enganchada al yin fen, pues él pasó por lo mismo según le dice, y la invita a su casa.

Que tenga problemas con el yin fen no quiere decir que no pueda estar divina de la muerte

Mientras todos se preocupan por ella, Izzy se resiste a llamar a Alec porque piensa que va a estar muy enfadado con ella y se toma su tiempo para hacerlo. Así que decide que tiene que conocer un poco mejor a Sebastian, quien le cuenta que viene del Instituto de Londres, huyendo para sobreponerse a su adicción.

Sebastian le da una medicina misteriosa a Izzy que la hace mejorar instantáneamente y vemos cómo el chico prepara la cena y mantienen una conversación bastante amistosa. Pero hay algo raro en él pues al final vemos cómo se quema a propósito la mano sin que Izzy se entere y actúa como si nada… Sebastian tiene asuntos, definitivamente.

Por otro lado, Luke se enfrenta a un problema bastante grave… o mejor dicho a varios. Por una parte, su clan de lobos parece ir abandonándolo poco a poco, pues no están contentos con su liderazgo. Maia está muy preocupada pero Luke no le da mucha importancia… Por otra parte, Luke tiene una nueva compañera en la policía y su carácter tan amistoso, eufórico y algo entrometido no le sienta demasiado bien al padre de Clary. La cosa traerá cola, pues la chica parece que oculta algo y vigila muy de cerca a Luke. Problemas a la vista.

No sé cómo lo haces Luke, pero tienes hijas adoptivas por todas partes

Por último, tenemos a Jace que, obligado por Valentine, acaba contándole a Clary que no son hermanos. Clary no se lo toma muy bien, pues no quiere que haya secretos o mentiras entre ellos, y la endeble excusa de Jace es… endeble. Porque según él, no quería decírselo a Clary porque no quería estropear lo que Clary tiene con Simon ahora. ¿Y eso qué tendrá que ver con nada? ¿Te crees que Clary sólo está con Simon porque no puede estar contigo Jace? Un poco de humildad, chico.

Con tantas emociones, Jace acaba llorando en brazos de Alec, finalmente afectado por todo lo que ha ocurrido y su papel en ello. La escena de los parabatai es muy emotiva y pese a que me ha roto un poco el corazón, era necesario ver que Jace no puede mantener su fachada de chico duro frente a su parabatai. ¿Qué os ha parecido la vuelta de “Shadowhunters”? ¡La próxima semana veremos si los héroes se dan cuenta de que Magnus no es Magnus!

The following two tabs change content below.

Natalia Méndez

Tenía algo parecido a una vida hasta que arquitectura y las series me la arrebataron. Todo empezó con Xena. Y Urgencias. Y Mujeres Desesperadas. Fan incondicional de Nathan Fillion y Felicia Day.

Latest posts by Natalia Méndez (see all)

About Natalia Méndez

Tenía algo parecido a una vida hasta que arquitectura y las series me la arrebataron. Todo empezó con Xena. Y Urgencias. Y Mujeres Desesperadas. Fan incondicional de Nathan Fillion y Felicia Day.