Shadowhunters 2×03: Parabatai Lost

Shadowhunters 2x03: Parabatai Lost

Shadowhunters 2x03: Parabatai Lost

Series: Shadowhunters

3.5 Stars

Summary

Alec está al borde de la muerte y necesita a su parabatai para no morir. Pero las normas de Aldertree lo complican todo. Por otra parte, Simon está preocupado por su madre.

Coder Credit

Con este título y tras el final del anterior episodio no hay muchas dudas sobre cuál va a ser el centro de todo: el vínculo de parabatai entre Jace y Alec. Pero no todo es Jalec en los cuarenta minutos, Simon también se enfrenta a un problema peliagudo y ¿oís mis gritos desde la distancia? ¡Por fin conocemos a Maia!

Lo más grave del episodio es la salud de Alec. Tras intentar rastrear a Jace con el Adamas, ha caído en un estado del que no puede sacarlo ni la magia de Magnus. Y mira que lo prueba todo, hasta darle un beso por si se despierta a lo Aurora o Blancanieves. Lo único que se le ocurre es que necesitan a Jace, pues el vínculo de parabatai es lo único que puede ayudarlo.

El problema es que Jace está perdido en combate, pues aunque saltó con Clary del barco de Valentine, se separaron por las fuertes corrientes del agua y acabaron en sitios diferentes. Para más inri, cuando se despierta a orillas de una playa, se encuentra con el cadáver de Gretel, la mujer lobo que mató Valentine. Sumado a todo esto, no tiene su estela y no puede ni curarse las heridas ni usar un glamour, así que cuando una mujer lo ve al lado de Gretel, piensa obviamente lo peor.

MAIAAAAAA <3

Jace no tiene más remedio que huir de allí, pero la mujer lo ha visto perfectamente y la policía tiene así un retrato robot del Shadowhunter. Pronto llega al conocimiento de Luke, que tiene que intentar que su manada no se eche encima de Jace, pues por supuesto, todos creen a pies juntillas que ha sido el chico quien ha matado a Gretel.

Durante todo el capítulo vemos cómo Jace va de un lugar a otro y quiere el destino que entre primero en el bar donde trabaja ¡Maia! Así es, el primer encuentro de Maia con uno de los protagonistas es con Jace, al que ayuda en un principio y le deja llamar por teléfono a Izzy. Izzy le dice que lo necesitan para curar a Alec, que está muriendo sin que ellos puedan hacer nada. El problema ahora es que Aldertree no va a dejar entrar a Jace en el Instituto sin detenerlo antes, lo cual puede ser fatal para Alec.

La única solución que se les ocurre es reunirse en casa de Magnus, pero no va a ser tan fácil como debería, pues Aldertree no deja tampoco que saquen a Alec de allí. Mientras a Jace lo persiguen todos los hombres y mujeres lobo que piensan que ha matado a Gretel (de hecho vemos incluso cómo Maia se transforma en un lobo y la verdad es que no les ha quedado nada mal la secuencia a los de Freeform), vemos algún que otro flashback de la relación entre Jace y Alec.

Los fans lograron que Izzy tuviera su colgante y ahora no se lo quita

Tengo que decir que, aunque me ha gustado ver cómo Jalec crecen y van confiando el uno en el otro, el casting de los actores jóvenes… deja mucho que desear. Tal y como me pasó en la anterior temporada con los jovencitos Luke, Jocelyn y Valentine, estos tampoco hay por donde cogerlos. No es que actúen mal, es que no se parecen en nada a los otros actores. Pero bueno, ha estado bien como ya he dicho, ver partes de la infancia y adolescencia de los parabatai y de cómo Alec dudó en el momento de completar la ceremonia porque ya entonces amaba a Jace.

Es Izzy (otro fichaje joven que… no) quien consigue convencer a su hermano para que se haga parabatai de Jace, pues seguro que encuentra alguien más a quien amar, pero encontrar a alguien con quien unirse como parabatai es muy difícil. Además, si siguen las normas existentes en los libros, sólo puedes celebrar la ceremonia de parabatai antes de cumplir los 18 años (aunque con el cambio de edades en la serie es posible que cambien esta norma…), así que seguramente Alec no iba a encontrar a nadie más en ese tiempo. También me ha gustado que Alec le dijera a Izzy en el flashback que ella no tenía parabatai, pues así nos damos cuenta de que no todos los Shadowhunters necesitan un parabatai, es elección de cada uno e Izzy no lo ha necesitado nunca.

En un momento dado, Jace tiene un encuentro con Jocelyn, y la verdad que no entiendo muy bien lo que está haciendo la serie con esta mujer, pues no se granjea las simpatías de nadie, excepto en sus escenas con Luke. La escena no es muy larga y vemos cómo Jace rechaza la ayuda de Jocelyn y se va dejándola sola.

Cuando por fin Jace llega al lado de Alec (aquí hay un corte raro de escenas, pues Luke, Clary e Izzy están junto a Jace, pero después vemos cómo Jace llega más tarde a donde está Alec con Magnus Y CLARY E IZZY, un poco de cuidado señores por favor) parece que está todo perdido y pese a que Jace no quiere darse por vencido y repite sin descanso las palabras de la ceremonia de parabatai, Alec no mejora.

Porque no tengo mi látigo a mano que si no...

Pero claro, no nos van a matar así tan pronto Alec y al final acaba despertándose y los dos se aferran el uno al otro, dejándonos claro el vínculo tan profundo que comparten. Lo malo es que Izzy ha tenido que hacer un trato con Aldertree, y nada más despertarse Alec, se llevan detenido a Jace y así nos dejan hasta la semana que viene.

Por otro lado tenemos a Simon, que sigue teniendo problemas con Raphael, pues no ha encontrado todavía a Camille, y Raphael no tiene mucha paciencia que digamos. Simon está decidido a ir a visitar a su madre, que hace bastante que no la ve y está preocupado por lo que pueda pensar. No está equivocado por preocuparse, pues cuando se hace de noche y Simon llega a su casa, no encuentra a su madre y lo que sí encuentra son botellas de alcohol por todas partes y la casa hecha un desastre.

Simon se pone muy nervioso y ¿qué hace? Pues llamar a su mejor amiga, claro, y Clary no lo defrauda pues acude a su encuentro enseguida. Clary consigue rastrear a la madre de Simon tras varios intentos y justo en el momento en que trata de convencer a Simon de que salga del armario vampiro (me declaro fan de Simon otra vez), pues su madre lo querrá igualmente. Es bonito ver el vínculo que tienen estos dos amigos, aunque también Simon da una pena tremenda, pues es evidente que él siente algo más y Clary... bueno Clary está en Babia.

Los dos amigos llegan al bar donde está Elaine, la madre de Simon, y Clary lo deja solo para que se sincere con ella. Pero cuando Simon casi confiesa lo que le ha pasado, Elaine le dice que ya lo sabe. Obviamente, no sabe que es un vampiro, sino lo que Raphael (sí Raphael) le ha contado haciéndose pasar por el mánager de la banda de Simon.

Una última foto de Maia de regalo 😀

El secreto de Simon sigue sin salir a la luz en su familia, que ahora pensará que está ocupado con su grupo de música, aunque le ha prometido que tocará cerca y no se irá de gira. ¿Se llegará a enterar Elaine alguna vez de lo que le ha pasado a su hijo? Raphael lo tiene claro y le dice a Simon que debería olvidarse de su familia, pues mientras ellos envejecerán, él seguirá joven para el resto de la eternidad.

La trama de la serie en este capítulo no ha avanzado mucho pero hemos conocido un poco mejor a los parabatai y cómo llegaron a ser tan íntimos. Quizás a modo de paralelismo, hemos visto otra vez a Clary y a Simon compartir momentos de auténtica amistad, pero Izzy sigue sin tener mucho protagonismo (aunque la hemos visto más vulnerable, y le ha tocado a Clary ser su apoyo), al igual que Magnus que esta vez estuvo como "doctor" (aunque para doctor, el momento en el que Jace se pone una bata para despistar en un hospital, para morirse de la risa) y para llorar nosotros con él cuando piensa que ha perdido a Alec.

¿Qué os ha parecido a vosotros? La verdad es que pensé que Jace estaría más tiempo junto a Valentine. ¿Volverá? ¿Qué tiene planeado Aldertree para él? La próxima semana más.

The following two tabs change content below.

Natalia Méndez

Tenía algo parecido a una vida hasta que arquitectura y las series me la arrebataron. Todo empezó con Xena. Y Urgencias. Y Mujeres Desesperadas. Fan incondicional de Nathan Fillion y Felicia Day.

About Natalia Méndez

Tenía algo parecido a una vida hasta que arquitectura y las series me la arrebataron. Todo empezó con Xena. Y Urgencias. Y Mujeres Desesperadas. Fan incondicional de Nathan Fillion y Felicia Day.