Shadowhunters 2×02: A Door Into the Dark

Shadowhunters 2x02: A Door Into the Dark

Shadowhunters 2x02: A Door Into the Dark

Series: Shadowhunters

3.5 Stars

Summary

Clary tiene una crisis de identidad cuando Alec, una vez más, le deja claro que no es bienvenida entre los Shadowhunters. Jace sigue atrapado con Valentine y los hermanos Lightwood no cejan en su empeño por encontrarlo. Simon por el contrario, tiene sus propios problemas.

Coder Credit

Shadowhunters regresó la semana pasada con mucha fuerza y como es lógico, en este segundo episodio se ha desinflado un poco. Pero no pasa nada, aún así nos deja grandes momentos y alguna que otra pareja inesperada... pero bienvenida.

Tras el sorprendente final del anterior capítulo no podía faltar el enfrentamiento entre Clary y su madre: “¿cómo se te ocurre dispararle a tu hijo?” y similares. Jocelyn intenta explicarle a su hija que Jace es un ser malvado por naturaleza, pues Valentine experimentó en él. Así que ahí tenemos la respuesta a por qué Jocelyn disparó a su hijo: sabe que Jace tiene sangre de demonio y es más, le muestra a una confusa Clary un recuerdo en el que Jace, siendo un bebé, marchitó unas flores. ¡Quién sabe qué puede hacer ahora de mayor! ¿Marchitar árboles?

Además, Jocelyn le dice a Clary que Ragnor Fell pronosticó que su hijo traería la destrucción y el caos. Típico. Clary no puede evitar enfadarse igualmente con su madre y siente que sólo puede confiar en Simon. No ayuda el que Alec no quiera hablar con ella y que básicamente la culpe por todo lo que ha pasado y casi que la echa del Instituto. Menos mal que está Izzy para apoyar a Clary y decirle que siempre la tendrá a ella.

¿Pero cuánto mide Alec?

De poco sirven las amables palabras de Isabelle, pues vetada por Aldertree en la misión “Jace”, rechazada por Alec y enemistada con su madre, Clary tiene su primera crisis como Shadowhunter, se siente fuera de lugar y decide que no merece la pena, que quiere volver a su vida de mundana. Ni corta ni perezosa, se marcha del Instituto y vuelve como si nada a la Escuela de Arte de Brooklyn, dejando atrás su estela.

Jocelyn no quiere que Clary esté fuera de las protecciones del Instituto pero sabe que ella no podrá convencer a su hija de que vuelva, así que pide ayuda a Luke, que aunque al principio se enfrenta un poco a Jocelyn por todos los secretos que guardaba, pronto se funde en un abrazo con ella porque sabe lo difícil que está siendo todo. Así que ambos van en busca de Clary, que sigue enfadada y se aleja de ellos una vez más para toparse con.. ¡¿Dot?!

¡Dot sigue viva! Clary está tan estupefacta que cuando Dot le coge la mano y se la lleva a través de un portal no tiene tiempo de pensar si es sensato seguirla o si Dot es siquiera Dot. Luke y Jocelyn se quedan solos sin saber dónde puede estar su hija, que ha acabado en el barco de Valentine, claro.

Valentine sigue intentando traer al lado oscuro a Jace, pero con poco éxito. Su siguiente plan no está nada mal la verdad: Dot ha traído a Clary para que le diga a Jace lo que Valentine quiere. ¿Que cómo consigue convencer a Clary de que Dot le ha mostrado una visión del futuro en el que los subterráneos se rebelan contra todos? Pues fácil, Dot la controla con su magia (por cierto, Valentine ha experimentado con ella y por eso no está muerta) y la obliga a decirle a Jace lo que quieren.

Nadie me querrá pero a miss mejor pelo nadie me gana (en serio #hairgoals)

Jace acaba yendo a una misión de caza de subterráneos aunque no quería realmente y al poco vemos cómo Clary intenta convencer a Dot de que no la vuelva a hechizar. Clary es bastante convincente y en cuanto Jace vuelve, consiguen escapar del barco gracias a Dot, que desactiva las salvaguardas del barco durante un momento en el que saltan. Lo malo es que por el camino queda Dot y la mujer lobo que tanto molestaba a Simon, que muere a manos de Valentine, mientras que Dot volverá a, suponemos, tener que someterse a más experimentos del villano.

Ahí dejamos a nuestros dos protagonistas, pero mientras, el resto ha estado bastante ocupado también. Alec e Izzy intentan obtener pistas sobre la localización del barco donde está Val, pero tan mal les va, que Alec sugiere coger un barco e irse mar adentro a ver si chocan con el del padre de Clary, pues como está oculto con hechizos, no aparecería en un radar, pero nada impediría que se chocaran contra él. Sin palabras me has dejado con tu estrategia, Alec.

La verdad que hay alguna escena que sobra, a todos nos gusta ver cómo Izzy noquea a un cazurro más pero es muy aleatoria y la música no ayuda tampoco. Pero bueno, pronto los hermanos tendrán algo más serio entre manos: Luke le ha dado a Jocelyn un adamas. Pregunta de rigor, ¿qué es un adamas en la serie? Porque en los libros era el metal con el que las Hermanas de Hierro forjaban los cuchillos serafines, estelas y demás, pero aquí más parece una piedra rastreadora.

Como no me llega con que mi hija me odie, es hora de que Izzy me mire mal

Vale, lo estoy simplificando inmensamente pero es que me ha sorprendido el uso que le han dado. Según ellos, con el adamas Alec podrá rastrear a Jace gracias a su vínculo de parabatai. Alec está tan desesperado por recuperar a su otra mitad que, pese a las protestas de Izzy, acepta usarla. Por qué se quita la camisa para utilizarla, no lo sabemos, pero cualquiera se queja por ello. Alec usa el adamas pero no vemos si da sus frutos, aunque sí que padece un terrible dolor y a saber cómo acaba todo esto. Magnus no va a estar nada contento.

Y hablando de Magnus, este capítulo ha hecho equipo con Simon y ésta es la pareja que comentaba al principio. Me encantan estos dos personajes así que si de repente comparten escenas yo no me voy a quejar. Simon está metido en un grave problema: Aldertree quiere que investigue quién es el responsable de la madriguera de vampiros del capítulo anterior y claro, Simon siendo Simon acaba diciendo sin darse cuenta de que es probable que fuera Raphael.

Raphael aparece obviamente para que arregle todo esto y para ello tiene que encontrar a Camille, la verdadera responsable de la madriguera. Ahí es donde entra Magnus, al que Simon acude pues conoce su pasada relación. Magnus se lo lleva a la India a través de un portal porque supone que Camille está allí, pero tras un encuentro algo desafortunado con una serpiente, Simon no encuentra a la vampiresa por ninguna parte.

Magnus eso sí, se lo pasa pipa recuperando todo tipo de objetos suyos o que le había regalado hace años mientras pasa olímpicamente de Simon y sus problemas serpentinos. Cuando se reúnen otra vez en una de las tropecientas habitaciones de la morada de Camille, Simon ha encontrado una caja que parece importante, pero no sabemos lo que tiene dentro pues primero tienen que adivinar cómo abrirla.

Me voy a aprovechar de Simon porque a él nadie lo quiere tampoco

Lo último que sabemos de estos dos es que Magnus parece haber “adoptado” a Simon, pues sabe por lo que Simon está pasando al convertirse en un subterráneo, y no quiere que se enfrente a ello solo, como sí lo hizo él cuando fue joven. Será algo así como su mentor, pero sin pasarte Simon, que un poco más y lloras de la emoción y lo abrazas. Curioso si pensamos en lo que pasó con Magnus y otro vampiro en las páginas de “The Mortal Instruments”.

¿Qué os ha parecido el episodio? Sigo pidiendo más Izzy, que de momento está como apoyo y poco más. La crisis de Clary por no ser ni una Shadowhunter ni una mundana era inevitable y por fin hemos visto un enfrentamiento algo más duro entre la protagonista y su madre. Alec está igual de arisco que siempre pero supongo que perder a tu parabatai no es fácil y lo que sí es fácil es culpar a cierta pelirroja bajita. Y Simon no deja de meterse en líos haga lo que haga, pero a ver si así vemos más a Raphael. Y a Maia, ¿quién tiene ganas de ver a Maia de una vez?

The following two tabs change content below.

Natalia Méndez

Tenía algo parecido a una vida hasta que arquitectura y las series me la arrebataron. Todo empezó con Xena. Y Urgencias. Y Mujeres Desesperadas. Fan incondicional de Nathan Fillion y Felicia Day.

About Natalia Méndez

Tenía algo parecido a una vida hasta que arquitectura y las series me la arrebataron. Todo empezó con Xena. Y Urgencias. Y Mujeres Desesperadas. Fan incondicional de Nathan Fillion y Felicia Day.