Shadowhunters 2×01: This Guilty Blood

Shadowhunters 2x01: This Guilty Blood

Shadowhunters 2x01: This Guilty Blood

Series: Shadowhunters

4 Stars

Summary

Clary, Izzy y Alec quieren traer de vuelta a Jace, que se marchó con su padre para protegerlos. Pero lo van a tener algo difícil pues la Clave no está segura de poder confiar en Jace.

Coder Credit

¡”Shadowhunters” ha vuelto! Y de qué manera. Atrás quedan los capítulos en que no encontraba el ritmo y la segunda temporada viene para emocionar y hacernos gritar y reír a partes iguales.

Ya lo sabíamos pero era 100% cierto: “Shadowhunters” retoma la historia justo donde la dejamos, en el barco donde se encuentra ahora Jace junto a su padre y sus seguidores. Pero ¡sorpresa! Clary aparece de la nada para intentar llevarse consigo a su hermano y huir de Valentine. Lo malo es que Clary no es Clary sino Valentine difrazado con un glamour y la verdad Jace, no sé cómo has caído en esta trampa si es que hace prácticamente dos minutos Valentine se hacía pasar por Michael Wayland.

Minipunto para el villano, porque todo era una prueba para ver hasta dónde llegaba la lealtad de Jace y desgraciadamente, no la has pasado así que te espera una buena tunda. Pero bueno, si Izzy cree en Jace, nosotros… ¿lo haremos también? Mientras tanto, en el Instituto todo va de mal en peor. La búsqueda de Jace se complica porque está en un barco y ya sabemos que los hechizos de seguimiento no funcionan a través del agua.

El que peor lo lleva es Alec, que no puede sentir a Jace mediante el vínculo de parabatai y está de los nervios porque nadie parece hacer nada para encontrar a su media naranja. Para estropear aún más las cosas, el Instituto tiene a un nuevo director: Victor Aldertree, quien lo único que sabe sobre lo que ha pasado es que Jace se ha ido voluntariamente con Valentine. Aunque parezca que se pone automáticamente en contra de los chicos, ¿qué haríamos nosotros en esa posición?

Hola soy Victor Aldertree y estoy aquí para #fuckthingsup

Justamente lo que hace Aldertree, interrogar a los más allegados a Jace y los que estuvieron con él en el momento de autos. Así decide que Jace los ha traicionado y pone una búsqueda del tipo de “Wanted: dead or alive” (sí, sí tal cual, no sé si habrá visto demasiadas películas del oeste) y de paso echa a Simon y a Luke del Instituto porque son unos sucios sangre sucia subterráneos. Pero antes de todo esto, tenemos la esperada reunión entre Clary y su madre, la cual se ha perdido bastante estando en coma durante la mayor parte de la temporada pasada.

Entre ellas se produce un esperado enfrentamiento pero bastante más calmado de lo que pensaba que sería: Clary le echa en cara que le ocultase cosas y Jocelyn promete no guardar más secretos a partir de ahora. Aparte de todo eso… ¡Hola Jocelyn! ¿Te acuerdas de mí, Simon? Ahora soy un vampiro. Ah, y ¿sabías que tu hijo el tal Jonathan Christopher es Jace, está vivo y tu otra hija está enamorada de él? YUPI. Bueno vale, lo último no lo sabe todavía, dejémosla que ya tiene bastantes sobresaltos por hoy.

Magnus es uno de los que sufre las consecuencias del agobio de Alec y obviamente sale pitando de allí porque no está por la labor de aguantar el berrinche del Cazador. Alec intenta detenerlo y le pide ayuda para encontrar a Jace, pero Magnus se niega porque no quiere poner la vida de Alec en peligro. Durante todo el capítulo vemos enfrentamientos entre estos dos, pero gracias a dios, al final Alec se disculpa y Magnus acepta benevolente las disculpas.

¿Son cosas mías o sus cuerpos forman un corazón?

Me ha agradado bastante que, pese a que Magnus tiene muchos años a su espalda y seguro que algún que otro berrinche de algún amante, no haya transigido con las tonterías y el desprecio de Alec. Una cosa es que estés preocupado por tu parabatai y otra que de repente actúes como si Magnus te debiese algo, pues como muy bien apunta el brujo, si no te casaste con Lydia no fue para el beneficio de Magnus sino por el tuyo propio. Algo que Alec no parece entender al principio pero que, en un paralelismo ¿sutil?, se ve reflejado en una conversación que mantiene Alec con su madre, Maryse.

Porque sí, Maryse sigue en el Instituto pese a que nos cuentan que Robert se ha largado a Idris (patria de los Shadowhunters) por quién sabe qué. Maryse intenta seguir teniendo algo de relevancia en la vida de sus hijos y en el Instituto y fracasando en el intento. Me da algo de pena la verdad, por lo menos hasta que le dice a su hijo que pase (literalmente) de su parabatai, que él se lo ha buscado y que aunque sea una difícil decisión, tiene que cortar lazos cuanto antes con Jace, que es el hijo de Valentine y se ha estado aprovechando de ellos. Ahí es cuando Alec le suelta algo así como que las decisiones que ella toma no las toma porque sean difíciles o necesarias, sino porque se está salvando el culo a sí misma y parte en busca de Magnus para disculparse con él.

Mientras tanto, Simon se ha marchado con Luke porque… bueno lo han echado del Instituto y del clan de Raphael, no quiere volver a su casa porque es un vampiro y no tiene a dónde ir. Pese a que Luke es el jefe de la manada y le deja quedarse en el cuartel general de los licántropos (y de paso le da consejos sentimentales), el resto no parece muy contento de la presencia de Simon y menos cuándo este intenta encantarlos con sus poderes de vampiro (sin resultado alguno por supuesto). Así que Simon, te toca dormir en el almacén de los barquitos.

Hashtag el peor vampiro del mundo

Ni Clary ni su madre pueden salir del Instituto por orden de Aldertree, pero eso no detiene a ninguna de las dos. Tras un entrenamiento con Izzy, Clary se escapa de allí haciéndose pasar por Aldertree con un glamour. De verdad, qué fácil ha sido eso, vaya seguridad más mala la del Instituto. Clary va en busca de Luke (aunque al principio no se cambia de aspecto para nuestra diversión) y Luke promete ayudarla (pero por detrás llama a Jocelyn para avisarla de que Clary está bien y que está con él).

Clary va a visitar a Simon en el almacén y continúa intentando rastrear a Jace sin éxito. Al poco llega su madre, que también se ha ido del Instituto con la excusa de traer de vuelta a Clary. Pero ni va a hacer lo que le ha prometido a Aldertree ni a ayudar a Clary con su “shadowhunting”, pues la engaña como a una boba pidiéndole la estela y el móvil y se marcha, dejándola encerrada en el almacén junto a Simon. Primera regla del “shadowhunting” para el libro “Shadowhunting para dummies”: No le des tu estela y tu móvil a nadie (ni siquiera si es tu madre).

Lo que es una faena para Clary y Simon, es un regalo para mí, porque podemos ver una gran escena entre estos dos: son realmente mejores amigos y se entienden muy bien entre ellos. Simon está a punto de decirle que siempre la ha querido cuando por fin la puerta cede tras unos cuantos empujones de Simon y su fuerza de vampiro, cortando así la conversación.

Hashtag Inseparables

Mientras todos se desviven por encontrarlo, Jace no lo está pasando demasiado bien junto a Valentine. Tras una paliza y la subsiguiente curación por medio de las runas, Valentine intenta que recuerde los años que pasaron juntos cuando él era un niño y le cocina espaguetis. No tiene precio ver a Valentine cocinar la verdad y el pobre Jace está cada vez más confuso. ¿Por qué Valentine pretendió ser Michael Wayland cuando era pequeño?

Valentine le explica que era más seguro para ellos que nadie supiera que era su hijo y así se escondían tras el apellido Wayland. Cuando se hizo demasiado peligroso, fingió su muerte para que los Lightwood lo tomaran a su cargo y estuviera con ellos a salvo. Además, Valentine le revela otra cosa bastante aterradora: cuando era un bebé en el vientre de Jocelyn, Valentine experimentó con él y le inyectó sangre de demonio. Por eso es más poderoso que cualquier otro Cazador. Lo hizo para convertirlo en un arma contra los subterráneos, “combatir el fuego con fuego” como dice Val.

Aquí llega el segundo minipunto de Valentine de la noche. Porque evidentemente intenta convencer a Jace de su causa (matar a todos los subterráneos porque aunque los haya buenos, según él todos van a perder el control por culpa de su sangre de demonio) y para ello ¿qué mejor forma que acabar con subterráneos que se lo merecen? Valentine saca a Jace del barco y lo lleva a una guarida donde viven unos vampiros que no respetan los Acuerdos y beben sangre de humanos. Jace, claro está, salva a los humanos y empieza a matar a todos los vampiros que hay por allí.

Así llegamos al final del episodio y tenemos a todos, cada uno por su lado, buscando a Jace. Por un lado Clary y Simon siguen a Jocelyn gracias al móvil de Clary que tiene su madre ahora. Jocelyn a su vez rastrea a Jace y cuando Magnus iba por fin a realizar el hechizo que podía dejar bastante mal a Alec, no necesita realizarlo porque de pronto Alec vuelve a sentir la conexión con Jace. ¡Está en tierra! Sí en la guarida de los vampiros.

Momento gratuito de la semana

Jace acaba enfrentándose a la líder de los vampiros, que se rinde ante él y así, debido a las leyes de los Cazadores, Jace no puede matarla. Pero justo cuando llegan Simon y Clary (mención especial a la mejor escena del episodio, en la que Clary le dice a Simon que corra más rápido y éste le contesta “Soy un vampiro. Estoy corriendo lento por ti”. Simon te adoro) Jace acaba matando a la vampiro pues iba a atacar a Valentine, cegada por las pullas del villano.

¿Y quién más anda por allí? Pues Alec no ha llegado pero sí lo ha hecho Jocelyn, que haciendo gala de una entereza que ya quisieran muchos, agarra una ballesta y dispara directo a ¡Jace! Pero Valentine se pone delante y recibe él el disparo. Clary y Simon corren hacia Jocelyn para impedir que vuelva a disparar (ella ya estaba dispuesta) y mientras, Jace y Valentine se escapan por un portal. Clary no puede creerse lo que ha visto y nosotros nos quedamos igual. ¿Quería Jocelyn matar a su hijo? ¿Sabe que Valentine experimentó con él? ¿O quizás sabía que Valentine lo salvaría y sólo quería acabar con su exmarido?

Muchas preguntas en este episodio en el que no hemos visto demasiado a Izzy, que a pesar de tener alguna que otra escena y defender con pasión a Jace, se ha quedado un poco al margen. Pero esto no ha hecho más que empezar y nos queda una larga temporada por delante (recordad que esta segunda temporada tendrá en total 20 episodios). ¿Qué os ha parecido el inicio del año?

The following two tabs change content below.

Natalia Méndez

Tenía algo parecido a una vida hasta que arquitectura y las series me la arrebataron. Todo empezó con Xena. Y Urgencias. Y Mujeres Desesperadas. Fan incondicional de Nathan Fillion y Felicia Day.

About Natalia Méndez

Tenía algo parecido a una vida hasta que arquitectura y las series me la arrebataron. Todo empezó con Xena. Y Urgencias. Y Mujeres Desesperadas. Fan incondicional de Nathan Fillion y Felicia Day.