Shadowhunters 1×11:  Blood Calls to Blood

Shadowhunters 1x11:  Blood Calls to Blood

Shadowhunters 1x11:  Blood Calls to Blood

Series: Shadowhunters

3.5 Stars

Summary

Izzy se enfrenta al juicio por haber ayudado a Meliorn a escapar. Jace sigue sufriendo los efectos del veneno del demonio y Clary tiene una idea para ayudarlo.

Coder Credit

Shadowhunters se acerca al final de temporada y nuestros protagonistas siguen cambiando. Algunas relaciones se tambalean mientras otras siguen igual de fuertes y a partir de ahora, nada será lo mismo.

Tras su paso por el universo alternativo y con la ayuda de Michael Wayland, el padre de Jace al que los chicos encontraron en su búsqueda de Valentine, Clary, Jace y Michael regresan a Nueva York a través de un portal. Lo primero que hacen es buscar a Luke en el Jade Wolf, pues Jace sigue enfermo a consecuencia de la herida que le produjo el demonio. Allí Luke sigue intentando ayudar a Simon que sigue teniendo problemas para actuar como un humano.

Al ver que Jace necesita una transfusión de sangre y que no pueden acudir a un hospital por razones evidentes, Clary le pide a Simon que acuda a Raphael, pues seguro que el líder de los vampiros tiene alguna manera de conseguir sangre. Clary y Simon parten al Hotel Dumort, donde Raphael cede al final al chantaje de Simon y les proporciona algunas bolsas de sangre que Camille tenía almacenadas. A Simon se le está dando bastante bien esto de conseguir cosas a partir de tratos/amenazas y Raphael se da cuenta de eso y lo nombra su consejero.

-¡¡Ayúdame a salvar a mi novio!! -Tú espérate al final del capítulo
-¡¡Ayúdame a salvar a mi novio!! -Tú espérate al final del capítulo verás qué risa

Mientras Jace se recupera ahora sí, gracias a la sangre, y Clary conoce un poco mejor a Michael Wayland, en el Instituto las cosas van de mal en peor. Izzy va a ser llevada a juicio por ayudar a Meliorn y Alec no ha podido hacer nada por evitarlo, pues la Suma Inquisidora, Imogen Herondale, ha llegado al Instituto. Con el lema de los Cazadores de Sombras, “Dura lex, sed lex” (vamos que “la ley es dura, pero es la ley”), Imogen llega con la determinación de hacerle pagar caro a Izzy su traición (recordemos que si la hallan culpable, la despojarán de sus runas y la desterrarán).

El juicio en sí es un poco ridículo, pero bueno, podemos disfrutar de Magnus Bane, que actúa como el defensor de Izzy a petición de Alec y todo es glamour y purpurina. Al final, consiguen que se desestime el caso porque Lydia, que era la “fiscal” en este caso, retira los cargos contra Isabelle cuando se da cuenta de que no es justo. Lo malo es que a Imogen no le preocupa que no haya una acusación: si no consigue la Copa Mortal, va a castigar igualmente a Isabelle. Todo está en manos de Clary ahora.

Magnus es mejor que tú y lo sabe
Magnus es mejor que tú y lo sabe

Clary está bastante ocupada, pues aunque ahora la vida de Jace ya no corre peligro, le preocupa la aparición inesperada de Michael. Las cosas no le encajan mucho pero tanto Luke como Jace lo reconocen y no insiste mucho en el tema. Gracias a una pista que les proporciona Michael, Luke y Clary examinan el lugar donde se supone que Valentine mantiene presa a Jocelyn. Está muy cerca, porque Valentine ha abandonado su escondrijo en Chernobyl y se oculta en un edificio abandonado en una isla de Nueva York, donde es imposible que lo puedan rastrear pues los  hechizos de seguimiento no funcionan a través del agua.

El edificio está lleno de demonios y Luke y Clary regresan al Jade Wolf y junto a Michael y Jace vuelven a buscar a Jocelyn. Pero algo raro pasa porque, aunque se encuentran con un par de secuaces de Valentine fuera guardando el lugar, ahora el edificio está vacío. Pese a que a Clary le preocupa que sea una encerrona, pronto se olvida, pues encuentra a su madre casi al momento de entrar. Sin embargo, estando como está bajo la influencia de un hechizo, Clary no puede despertarla.

Cuando Jace y Michael llegan hasta donde está Clary, todo se revela como una trampa, pues los demonios los rodean por todas partes impidiéndoles la salida. Pero no pasa nada ¿no? Clary tiene la Copa Mortal y puede controlarlos y alejarlos de allí. Eso es precisamente lo que hace, pero desgraciadamente, el truco no parece funcionar. A petición de Michael, Clary le tiende el cáliz para que pruebe él y aquí llega la primera sorpresa.

Clary, Jace, Luke y ¿Michael?
Clary, Jace, Luke y ¿Michael? mmmm va a ser que no

¡Michael no era Michael! Era Valentine disfrazado con un glamour de Michael Wayland. ¡Y ahora tiene la Copa Mortal en sus manos! O eso es lo que él se cree, porque Clary se lo había visto venir desde hacía tiempo y lo único que tiene en sus manos es una taza que dice “el mejor padre del mundo” hechizada para que pareciera la Copa. La imagen de un Valentine confuso que sostiene una taza que alaba al mejor padre del mundo tiene que ser uno de los mejores planos de esta serie. Simplemente genial.

Nuestra protagonista saca ahora sí la Copa Mortal verdadera y ordena a los demonios que se alejen, dejando solos a los dos chicos con Valentine. Ah, pero Valentine está muy lejos de haber sido derrotado. Nada más Jace perder la cabeza al darse cuenta de que su padre está realmente muerto y amenazarlo con la espada serafín, Valentine le revela una terrible verdad: él es su verdadero padre. Todo el tiempo que pasó Jace de niño con “Michael Wayland” era en realidad Valentine disfrazado y Jace es su hijo verdadero.

¿Pero qué demonios? Esto hace a Jace y a Clary hermanos, con lo cual es bastante perturbador, sabiendo lo que sienten el uno por el otro. Valentine no para de repetirle a Jace que es su padre y Jace se siente incapaz de matarlo. A Clary por otro lado, le importa un bledo que sea su progenitor y se abalanza sobre él, pero no puede siquiera herirlo porque Valentine coge a Jace y lo utiliza como escudo.

Valentine se marcha de allí por un portal, dejando a los hermanos confundidos pero a salvo, y por lo menos, la Copa Mortal sigue en su poder. ¡Ah! Y no nos olvidemos de Jocelyn, que sigue dormida pero ahora pueden llevársela al Instituto para intentar despertarla, para gran alegría de Luke, que llega cuando todo ha acabado pues se había quedado atrás peleando con Blackwell, uno de los principales seguidores de Valentine.

Estos dos se tienen que arreglar ya, que dan mucha penilla
Estos dos se tienen que arreglar ya, que dan mucha penilla

En cuanto los chicos regresan al Instituto, asistimos a otro enfrentamiento entre los parabatai, Alec sigue enfadado con Jace y éste se siente muy dolido por el hecho de que Alec debilitara su conexión para rastrearlo. Jace también está algo molesto con Clary por no haber confiado en él y haberle contado sus sospechas, pero Clary le dice que nunca la habría creído, pues el ver a su padre vivo fue una gran alegría para él.

La buena noticia es que Izzy no tiene nada de qué preocuparse, pues Clary entrega la Copa a la Clave a cambio de su libertad. La relación entre los hermanos Lightwood es sencillamente adorable y podemos ver un amistoso abrazo entre los dos. Magnus por otro lado, intenta convencer a Alec de que su matrimonio con Lydia sólo les va a traer tristeza a ambos y que lo reconsidere. Magnus le había pedido como pago a cambio de representar a Izzy su arco y flechas, pero finalmente se los devuelve, porque era obviamente una excusa.

¿Qué será de estos dos en el próximo capítulo?
¿Qué será de estos dos en el próximo capítulo?

Se acerca la boda entre Alec y Lydia y ésta no parece darse cuenta, pese a todos los encontronazos y miradas que se echan Magnus y Alec el uno al otro, de que su futuro marido tiene la vista echada en otra persona. Y ¿qué pasará con Jace y Clary ahora que saben que son hermanos? Lo único que sabemos es que Simon se ha tomado la noticia como agua de mayo, pues piensa que quizá ahora tenga una oportunidad con su mejor amiga.

Se avecina temporal y el título del próximo episodio es “Malec”, así que los fans de la pareja están de enhorabuena. Quedan dos episodios para tratar de despertar a Jocelyn, derrotar a Valentine y aclarar un poco el árbol genealógico. ¿Lo conseguirán?

The following two tabs change content below.

Natalia Méndez

Tenía algo parecido a una vida hasta que arquitectura y las series me la arrebataron. Todo empezó con Xena. Y Urgencias. Y Mujeres Desesperadas. Fan incondicional de Nathan Fillion y Felicia Day.

About Natalia Méndez

Tenía algo parecido a una vida hasta que arquitectura y las series me la arrebataron. Todo empezó con Xena. Y Urgencias. Y Mujeres Desesperadas. Fan incondicional de Nathan Fillion y Felicia Day.