Shadowhunters 1×08: Bad Blood

Shadowhunters 1x08: Bad Blood

Shadowhunters 1x08: Bad Blood

Series: Shadowhunters

4 Stars

Summary

Clary se enfrenta a probablemente la decisión más difícil de su vida y mientras los Lightwood tienen algún que otro problema cuando la Clave manda a Lydia Branwell para que vigile su trabajo en el Instituto.

Coder Credit

Esta semana y tras haber estado un poco desligado de la trama principal, es el turno de que Simon Lewis coja algo de protagonismo. Con este título y tal y como acabó el anterior episodio, es bastante obvio por dónde van a ir los tiros, pero aún así, el episodio nos sorprende desvelando algún que otro secreto. Y como Taylor Swift está más de moda que nunca, tampoco es de extrañar que los actores nos regalasen este vídeo en honor al episodio.

Lo primero que hacen nuestros protagonistas es esconder la Copa Mortal, pues pese a que Alec quiere entregársela a la Clave, Clary no está dispuesta a ello y al final, como siempre, Alec sale perdiendo en las discusiones, porque Jace apoya a la pelirroja. Pero pronto se olvidan del cáliz porque alguien irrumpe en el Instituto: Raphael, que trae en brazos a Simon, muerto a manos de Camille.

Sólo que no está realmente muerto, sino que está en un estado de transición y tiene dos opciones: o ser apuñalado con una estaca para que muera definitivamente, o convertirse en vampiro. Si no hacen ninguna de las dos cosas, el alma de Simon se quedará atrapada para siempre. Mientras Clary se enfrenta a una terrible decisión, los Lightwood no lo están pasando nada bien tampoco.

Clary no quiere perder a Simon pero no sabe qué hacer
Clary no quiere perder a Simon pero no sabe qué hacer

Maryse y Robert siguen intentando que sus hijos comprendan que tienen que restaurar el buen nombre familiar de alguna manera y que no pueden cometer ninguna imprudencia. Para complicar las cosas, la Clave ha mandado a Lydia Branwell para que examine el trabajo de los Lightwood en el Instituto y decida si son adecuados para seguir dirigiéndolo. Lo primero que hace Lydia al llegar es preguntar por Clary y es Alec, sorprendentemente, quien le cubre las espaldas y miente diciéndole que está por Nueva York entrenando con Jace. Y llega la primera sorpresa de la noche: se revela que Clary y Lydia son primas distantes.

Los cazadores de sombras no son los únicos que tienen problemas, la manada de lobos liderada por Luke se enfrenta en su cuartel general, el restaurante Jade Wolf, a uno de los experimentos de Valentine: un Repudiado (Forsaken en versión original). Aunque logran acabar con él, no les ha resultado fácil y Luke contacta con Alec para informarle de la situación. Lydia se sorprende de que Alec tenga contacto con Lucian Graymark, como ella lo llama, un antiguo miembro del Círculo de Valentine y va con él al restaurante a comprobar con sus propios ojos lo que ha pasado.

Aquí viene la segunda sorpresa del capítulo; cuando Luke le dice a Lydia que Valentine puede que esté yendo a por los antiguos miembros de su Círculo, Lydia propone aumentar la seguridad en el Instituto y cuando Alec cree (medio) erróneamente que se preocupa por Hodge, Lydia revela un poco a la ligera y sin pensar que Alec puede no saberlo, que Maryse y Robert eran miembros de dicho Círculo también. Ni que decir tiene que Alec se queda patidifuso.

¿Que mis padres qué?
¿Que mis padres qué?

La tercera sorpresa del capítulo es más amable, pues después de repetir numerosas veces que se llevaban el cadáver del Repudiado al Instituto pues allí tienen a la mejor forense de la ciudad, que no es otra que… ¡Isabelle Lightwood! Con la ayuda de Magnus, al que no parece agradarle la idea de que le estén buscando una futura esposa a Alec, Izzy examina el cadáver. Mientras, Lydia se disculpa con Alec por haberle soltado la bomba sobre sus padres sin pensarlo y le confiesa alguna que otra cosa sobre ella, como por ejemplo, que uno de sus antepasados, Henry Branwell, inventó junto a Magnus los portales que les permiten a los cazadores de sombras ir de un lugar a otro.

Alec está más frustrado que nunca y mantiene una conversación con Magnus sobre lo poco que es capaz de controlar su vida y que teme no estar a cargo del Instituto nunca. Magnus le da que pensar cuando le dice que es hora de que tome sus propias decisiones y eso es lo que le hace decidirse a… ¡siguiente sorpresa! Pedirle matrimonio a Lydia para que juntos puedan liderar el Instituto de Nueva York.

Izzy en el laboratorio hace un descubrimiento sorprendente: el Repudiado tiene sangre de ángel en sus venas y rápidamente se da cuenta de lo que pasa. Valentine ha creado monstruos capaces de saltarse las salvaguardas de Instituto e Izzy corre a avisar a su hermano, al que encuentra junto a Hodge, que han logrado acabar con otro Repudiado que se había colado para matar a Hodge.

No es fácil pero logran acabar con el Repudiado
No es fácil pero logran acabar con el Repudiado

Pero hemos dejado a Simon medio muerto en un sótano del Instituto, junto a Clary, Raphael y Jace, y Clary se culpa por ello, pues si no fuera por ella, Simon no habría conocido el mundo de las sombras y de todos sus peligros. Pero ya no hay vuelta atrás, y tras la insistencia de los cazadores de sombras para que elija la opción de clavarle una estaca y acabar con su sufrimiento, Clary decide ir a visitar a la familia de Simon para decirle a su madre que Simon ha tenido un grave accidente.

Ya en casa de Simon, Clary es incapaz de confesarle a Elaine que su hijo ha muerto (ni siquiera tras la lacrimógena historia que le cuenta Jace sobre su infancia) y se va de allí más confundida que nunca. Acude entonces a Luke, que ha pasado por una experiencia similar a la de Simon y vemos en un flashback cómo Jocelyn fue la razón por la que Luke consiguió aceptar que era ahora un subterráneo. Luke le aconseja a Clary que, tome la decisión que tome, no lo haga por ella sino por Simon.  

Ya de noche y en el cementerio, es la hora de la verdad. Pero antes de que Clary pueda tomar una decisión, Camille hace acto de presencia y reclama el cuerpo de Simon. Es entonces cuando se desvelan las intenciones de Raphael: quería que Camille admitiera delante del resto de vampiros que estaba rompiendo los Acuerdos y matando a humanos para que así, todos se volvieran contra ella. ¿Puede ser que estemos asistiendo al momento en el que Raphael se convierta en el nuevo líder? El tiempo lo dirá.

Raphael ha jugado bien sus cartas
Raphael ha jugado bien sus cartas

Clary no puede posponer más su decisión y elige no perder a su mejor amigo y convertirlo en vampiro. Para ello, tiene que excavar una tumba y pese a que intenta ser fuerte, acaba echándose a llorar y no soporta enterrar a Simon, tarea que termina Jace por ella bajo la atenta mirada de Raphael.

Lo que ocurre a continuación no tiene nada de glamouroso o romántico, como bien apuntaba Jace al principio del capítulo. Para que Simon se convierta en un vampiro, tiene que salir arrastrándose por su propia mano de la tumba en la que acaban de enterrarlo. Y nada más emerger, lo único que siente es una sed terrible de sangre, que sacia como puede con las bolsas de sangre que Raphael ha traído consigo. Es una escena realmente impactante, pues Simon está fuera de sí y lo único que consigue hacer es desgarrar las bolsas y beber sin ningún cuidado.

Después de recuperar un poco la cordura tras beber la sangre, Simon no se puede creer que se haya convertido en un vampiro (ni siquiera puede pronunciar la palabra Dios, según Raphael, le llevará tiempo lograrlo) y Clary intenta disculparse y al mismo tiempo asegurarle que sigue siendo el mismo Simon de siempre, su mejor amigo. Pero Simon, un tanto desquiciado, se marcha de allí con su nueva adquirida super velocidad, dejando a Clary atrás, destrozada por el rechazo de su amigo y quizás por la decisión que acaba de tomar.

Un capítulo vertiginoso en el que nos hemos enterado de mucha nueva información, entre otras cosas, Valentine ya sabe que Clary ha recuperado la Copa Mortal, y con numerosos e importantes cambios: Simon es ahora un vampiro y Alec… ¿se va a casar? ¿Qué opinará de ello su hermana o sus padres? ¿Y su parabatai?

The following two tabs change content below.

Natalia Méndez

Tenía algo parecido a una vida hasta que arquitectura y las series me la arrebataron. Todo empezó con Xena. Y Urgencias. Y Mujeres Desesperadas. Fan incondicional de Nathan Fillion y Felicia Day.

Latest posts by Natalia Méndez (see all)

About Natalia Méndez

Tenía algo parecido a una vida hasta que arquitectura y las series me la arrebataron. Todo empezó con Xena. Y Urgencias. Y Mujeres Desesperadas. Fan incondicional de Nathan Fillion y Felicia Day.