Sé quién eres 1×01: Piloto

Sé quién eres 1x01: Piloto

Sé quién eres 1x01: Piloto

Series: Sé quién eres

4.5 Stars

Summary

Juan Elías, profesor universitario, abogado y cofundador de uno de los bufetes más prestigiosos de la ciudad de Barcelona, ha sido encontrado en mitad de la cerretera con un episodio de amnesia postraumática tras haber sufrido, aparentemente, un accidente de tráfico. Hasta aquí nada de lo que sospechar, salvo por el detalle de que en su coche accidentado se encontró el móvil y restos de sangre de su sobrina Ana Saura… que sigue desaparecida.

Coder Credit

"Sé quién eres" engancha desde el primer minuto. Una combinación de misterios, sospechas y mentiras, todo ello aderezado con relaciones familiares que no son tan cordiales como uno cabría esperar, así como tramas de corrupción y favores entre jueces que tiene como resultado uno de esos thrillers que no puedes dejar de mirar ni aunque quieras, no vaya a ser que te pierdas cualquier detalle.

Pero a este guion sobresaliente se añade un elenco de actores que impresiona con Francesc Garrido a la cabeza, y una producción asombrosa con unos escenarios muy bien escogidos que consiguen trasladar esa sensación de estar viendo un thriller de John Le Carré más que una serie de televisión.

Definitivamente, en "Sé quién eres" han puesto toda la carne sobre el asador. Y no es para menos con una historia que lo tiene prácticamente todo; y el “prácticamente” sólo es porque estamos en el primer episodio, por lo que es de esperar que pasen muchas más cosas.

Porque al tema de la desaparición de una joven, algo que sigue enganchando pese a que ha sido empleado en infinidad de ocasiones, se ha querido añadir otro mundo que engancha tanto o más que el de las desapariciones, como es el caso de la abogacía… Mejor dicho, el de la abogacía teñida por una tupida cortina de corrupción, favores personales y obsesión por ganar, da igual a qué precio, que catapulta esa desaparición a algo mucho más inquietante. Porque ya no estamos tan sólo ante una chica desaparecida donde el objetivo es encontrarla, preferiblemente viva; sino ante una cacería en la que absolutamente todos pueden ser sospechosos.

Un aliciente cuanto menos interesante pero al que queda por añadir el último ingrediente para que este thriller sea de lo más completo: unos lazos familiares que unen tanto a la víctima como el principal acusado, Juan Elías, así como a prácticamente todos los personajes que tienen algo que decir en el caso. Por un lado la familia de Juan Elías, con una magistral Blanca Portillo como su mujer la jueza Alicia Castro; y por otro la familia de la desaparecida, con Nancho Novo como el padre Ramón Saura,  Mar Sodupe como la madrastra y hermana de la jueza, Silvia Castro, y finalmente Martiño Rivas como su hermanastro Marc…

Sí, tal vez dichos de corrido pueda dar la sensación de que estamos ante un culebrón más que un thriller dada la cantidad de relaciones familiares que se presentan, y no precisamente de las idílicas. Pero lejos de conseguir eso, y ya era complicado con la cantidad de personajes que aparecen en el primer episodio pero que ya han sido perfectamente situados a base de escenas muy bien escogidas y diálogos directos; lo que se consigue es crear el escenario perfecto para, a partir de ahora, disfrutar de lo que está por venir.

Y sabiendo que es MUCHO lo que está venir. Porque, si no fuera suficinte con esas relaciones tan tensas entre Juan Elías y su familia (tanto natural como política), falta un importante detalle: el de las relaciones, también tensas, con prácticamente todas las personas que le rodean, incluida la acusación particular que ha contratado el padre de la desaparecida.

Esa acusación, dirigida por un bufete de abogados que acaban de empezar, con Eva Durán (Aida Folch) a la cabeza y David Vila (Carles Francino) como el estratega que saber usar su labia y sus otros contactos para poner las cosas a su favor, será un ingrediente más que, lejos de facilitar las cosas a la hora de descubrir qué pasó con Ana, lo que va a hacer es complicarlas mucho más. Y es que, “casualmente”, Eva fue alumna y amante del acusado Juan Elías.

 

¿Casualmente? Esa va a ser la palabra clave de toda una trama perfectamente tejida para que nada de lo que ocurra sea visto como una casualidad. Menos aún si el principal sospechoso es un hombre que cuanto más se sabe de él más se descubre que no era precisamente un buen ejemplo a seguir, y que para colmo es un hombre que siempre ha sabido jugar muy bien sus cartas.

Y si además, ya como colofón, ese hombre está interpretado por  Francesc Garrido y su sola presencia ante la cámara, sin necesidad de decir una palabra, ya hace que te quedes pegado al asiento, también porque su mirada en ocasiones transmite hasta terror (las escenas con Aida Folch son asombrosas y espeluznantes al mismo tiempo), pues es lógico que esa supuesta empatía que el espectador debería sentir para con el pobre hombre que no recuerda nada de lo que ha pasado; desaparezca para ser sustituida por un sentimiento de sospecha.

Porque ¿realmente Juan Elías no recuerda quién es?

Esa va a ser la pregunta, junto con la de ¿dónde está Ana?, que nos va a traer de cabeza a lo largo de este espectacular thriller.

The following two tabs change content below.

Barbara Cruz

Periodista y escritora a tiempo completo. En los ratos libres veo de todo y leo cualquier cosa que caiga en mis manos. Nunca se sabe cuál será mi nueva obsesión.

About Barbara Cruz

Periodista y escritora a tiempo completo. En los ratos libres veo de todo y leo cualquier cosa que caiga en mis manos. Nunca se sabe cuál será mi nueva obsesión.