Santa Clarita Diet, un aperitivo terrorífico que no nos llena

Santa Clarita Diet

Santa Clarita Diet

3 Stars

Summary

En el barrio de Santa Clarita está ocurriendo algo muy extraño, y puede que tenga algo que ver con los Hammonds. Sheila ha empezado una dieta que la hace estar espléndida y maravillosa, cosa que hará la envidia entre los vecinos. ¿Pero que tipo de dieta ha empezado?

Coder Credit
Lo primero que me viene a la cabeza al hablar sobre el nuevo estreno que llega a Netflix este próximo 3 de febrero, es que la campaña de marketing es para quitarse el sombrero. En los tráilers de promoción donde tenemos de protagonistas al matrimonio formado por Drew Barrymore y Timothy Olyphant se nos presenta una dieta revolucionaria que cambiará su estilo de vida, y quien sabe, si el nuestro. La fuente de la felicidad no es comer precisamente una dieta equilibrada basada en verduras y pocos carbohidratos, la fantástica solución es comer gente. Literalmente. Una serie tan surreal que el espectador se siente atraído irremediablemente. De eso se trata la serie, de reírse de lo sobrenatural de una manera muy casera. La serie empieza cuando Sheila Hammond, interpretada por Drew Barrymore. Pronto empieza a mostrar unos síntomas de lo más extraños, cuando regresa a casa sus inhibiciones se reducen, su lívido se intensifica y su hambre es voraz. Nada parece llenarla, hasta que prueba la carne cruda, y a pesar de que le gusta el cambio, pronto se dará cuenta que lo único que la sacia es la carne humana. Santa Clarita Diet empieza a mostrarnos el tono que llevará la serie cuando vemos la escena del vomito colosal. Lo que parece una parodia sobre la vida en las zonas residenciales, con los vecinos perfectos, los compañeros de trabajo perfectos, y la vida familiar perfecta, acaba desencadenando en una especie de comedia de terror salpicada con mucha sangre por el camino. La serie no tiene miedo a poner en pantalla a una Drew Barrymore que sonríe mientras su cara está repleta de sangre falsa, y por otro lado tener a un marido, a un padre de familia, que aparentemente es muy optimista, viendo como su vida ha sido alterada, pero sin impedirle que siga apoyando a su mujer en su excéntrica nueva dieta. Parece que hoy en día todo vale en la televisión, sino, algo como Santa Clarita Diet posiblemente no hubiera funcionado. Estamos ante una vuelta a los orígenes de Barrymore. Se la ve divertida y cómoda en el papel, pero no siempre parece en sintonía con la rareza particular de esta serie. Mientras tenemos a Timothy Olyphant sumamente agudo en la mayoría de ocasiones, ella no consigue estar a la altura en algunos de los aspectos más extravagantes de Santa Clarita Diet. Pero cuando consigue equilibrar su energía maníaca en cualquiera de la situaciones a las que se enfrenta, su interpretación es un éxito. La premisa de esta serie es sumamente extraña. La historia se balancea entre su misterio sobrenatural con los problemas diarios que cualquier familia con un trauma podría enfrentarse. Es una comedia oscura con personajes caricaturescos, y aquellos que les rodean son tan cortos de miras, que nadie se percata de todas las fechorías que están ocurriendo en la casa de al lado. Sheila se convierte en el origen de envidias y temores de lo que se ha convertido, a ojos de los demás, en una persona mejorada, este es el origen principal de los momentos más agudos de la serie. Los vecinos, ignorantes de la verdad intentan copiarla. La serie también cuestiona hasta que punto los Hammonds están dispuestos a llegar para mantener a Sheila alimentada, pero no le interesa realmente implicaciones morales de las respuestas. La narrativa opta por una situación que incremente la tensión sobre una que enriquezca a los personajes. El hecho de que haya un policía viviendo junto a los Hammonds provoca algunos momentos geniales al personaje de Olyphant. Está claro que Santa Clarita Diet no es algo nuevo. La serie es esencialmente un híbrido de sitcom entre iZombie y The Americans. Lo que hará que los espectadores quieran ver un capítulo tras otro, es la energía desquiciada de la serie. Timothy Olyphant está genial en este papel, muy divertido de ver. Puede que Santa Clarita Diet no sea el gran descubrimiento de la temporada, pero al durar 30 minutos los episodios, sirve para ver de vez en cuando mientras se pica entre comidas... pero a ver que comidas.
The following two tabs change content below.

Clara Orti

Friends cambió mi vida y Gilmore Girls me la terminó de fastidiar. Perdida en el mundo de la BBC e intentando llevar al día todas las series y vida social. O eso intento decirme cada día.

About Clara Orti

Friends cambió mi vida y Gilmore Girls me la terminó de fastidiar. Perdida en el mundo de la BBC e intentando llevar al día todas las series y vida social. O eso intento decirme cada día.