Robert Downey Jr. habla de su fin como Iron Man

Con motivo del estreno de "Spiderman: Homecoming" en la que participa acompañando a Tom Holland, el actor norteamericano tuvo tiempo para comentar su trayectoria en el universo cinematográfico de Marvel como Tony Stark.

Llevamos bastante tiempo con múltiples rumores sobre que Downey Jr. estaba cansado de interpretar al superhéroe y no tardaría en abandonar la franquicia, pero los años han ido pasando y hemos comprobado como seguía al pie del cañón. El actor ha declarado que seguirá siendo Iron Man mientras no sienta que es vergonzoso continuar con el papel. Y es que lo que más teme Downey es que llegue un momento en el que acabe echando por tierra todo el trabajo de las cintas anteriores por no querer dejar ir a Tony Stark.

Él mismo aclaraba que tras la primera cinta de los Vengadores creyó que sería imposible hacer algo mejor, pero ha ido sorprendiéndose con la cada nueva entrega en la que ha participado. Sin embargo muchos creen que la cuarta entrega de los Vengadores, prevista para 2019, será la última de Downey Jr. como Iron Man pese a que ni Marvel ni el actor han dicho nada al respecto.

Sobre la idea de un sustituto para el actor, Joe Russo cree que Robert Downey Jr. es hoy por hoy insustituible y sería mejor darle la oportunidad a otros personajes de Marvel antes que buscar un reemplazo. ¿Qué pensáis vosotros?¿Creéis que RDJ dejará el traje tras Avengers 4? ¿Os gustaría ver una versión nueva del héroe?

The following two tabs change content below.

Helena Rubio

Empecé en el mundo de las series acompañando a Mulder y Scully en Expediente X, luego seguí con Friends, CSI y otras cuantas, pero con Lost terminé de perderme. Cada año juro que no me engancharé a más series pero fracaso estrepitosamente, y mientras tanto hago malabares con los estudios.

Latest posts by Helena Rubio (see all)

About Helena Rubio

Empecé en el mundo de las series acompañando a Mulder y Scully en Expediente X, luego seguí con Friends, CSI y otras cuantas, pero con Lost terminé de perderme. Cada año juro que no me engancharé a más series pero fracaso estrepitosamente, y mientras tanto hago malabares con los estudios.