Rey Arturo: La Leyenda de Excalibur

Rey Arturo: La Leyenda de Excalibur

Rey Arturo: La Leyenda de Excalibur

1 Stars

Summary

Arturo ha pasado casi toda su vida entre las calles de Londinium sin saber que es el legítimo heredero al trono que su tío ha usurpado. Con ayuda de algunos rebeldes y hombres leales a su padre luchará para recuperar el lugar que le corresponde.

Coder Credit

Cuando supimos que Guy Ritchie estaba detrás de una nueva versión de la leyenda del Rey Arturo y Camelot hubo todo tipo de opiniones, algunos consideraban que no hacia falta volver a revisitar la historia, otros creían que igual una vuelta de tuerca al estilo Ritchie podría dar lugar a algo interesante y los demás tal vez pensaran que de una forma u otra al menos sería una película entretenida para pasar al rato. Aviso: no lo es.

Olvidad todo lo que conozcáis de la leyenda, olvidadlo porque no vais a ver nada remotamente similar a lo que todos sabemos, bueno, el protagonista se llama Arturo, hay una espada llamada Excalibur y hay magia. Ya está, el resto es todo obra de Ritchie y su desmesurada imaginación. No estoy en contra de reimaginar las leyendas o los cuentos clásicos, pero al coguionista y director se le ha ido la mano y mucho. No hay nada que se salve del film, ni una interpretación, escena o efecto visual, todo es DEMASIADO estridente.

Por decir algo bueno, puedo comentar que fui al cine creyendo que duraba dos horas y media y me encontré con que la tortura se limitaba a dos horas de escenas sinsentido, con poquísima coherencia argumental y batallas en las que solo podías pensar: “¿en serio estoy viendo lo que estoy viendo?”.

Arturo no peleará solo

Para empezar, el argumento es plano hasta decir basta. Es algo que hemos visto demasiadas veces, la típica historia de “el elegido” que es el único que puede salvar al pueblo del villano. El héroe es reacio a cumplir con su papel porque está feliz y tranquilo con su vida y no quiere follones, pero por unos motivos y otros acaba dándose cuenta que debe luchar.

Nos encontramos con un inicio en el que vemos una escena, que ya causa terror con el abuso de efectos especiales, de lucha y nos explican por qué Arturo acaba viviendo en las calles de Londinium. Un burdel es el lugar elegido para que el niño crezca y aprenda a sobrevivir entre ladrones, criminales y gentuza varia, algo que le prepara de sobras para luego luchar contra el malvado rey, claro que sí.

Arturo no es el héroe que creíamos conocer, aunque al final el amor por la poca gente que le importa acaba ganando para unirse a los rebeldes y asumir que es el único capaz de empuñar a Excalibur y derrotar a Vortigern, el malvado tío interpretado por Jude Law. Los aliados de Arturo entre los que se encuentran algunos hombres de confianza de su padre, además de amigos ladrones con los que ha convivido durante años y una maga enviada por Merlin (éste ni siquiera aparece), están decididos a luchar cueste lo que cueste.

Pero básicamente están por ahí de relleno para que Hunnam no esté solo en pantalla todo el tiempo, solo la maga (Astrid Bergès-Frisbey), Bedivere (Djimon Hounsou) y Bill (Aidan Gillen) pintan algo en la trama. Tampoco mucho, pero algo.

La Maga es el único personaje femenino con importancia en la película

La subtrama de Vortigern es ridícula, no hay otra forma de definirla. Sí, sabemos que quiere ser rey y convertirse en alguien muy poderoso aunque tenga que hacer daño a la gente (escasa) a la que quiere. Pero la explicación de: “cuantos más pisos tenga la torre que estoy construyendo, más poderoso seré” sigue sin tener sentido lo miremos por donde lo miremos. Y es que hay demasiadas partes de la trama que carecen de coherencia y nos encontramos pensando el por qué de ciertas cosas que estamos viendo.

Otra cosa fascinante sobre el personaje de Law, es su preocupación por la resistencia de aquellos que quieren que sea el legítimo heredero al trono el que gobierne, incluso durante una escena parece desear que el pueblo le quiera. Hijo mío, sería más fácil ganarte la confianza y el amor de la gente si no llamaras: “ejército oscuro” a tus soldados, no da nada de tranquilidad.

Al final decide que lo mejor es que le teman porque eso se le da mejor, y no nos perdamos su alianza con los vikingos, porque sí, porque los vikingos molan y es guay tenerlos por ahí. Pero tranquilos, que Arturo no solo tiene antiguos soldados y ladrones de su parte, también hay asiáticos expertos en kung-fu, karate o alguna disciplina similar que le echarán una mano.

El tío de Arturo es muy chungo cuando quiere

Obviamente la única manera que tiene Arturo de derrotar a su tío aprendiendo a usar Excalibur y su poder, porque la magia está muy presente en toda la película. Desde el uso de ondas expansivas que lanzan por los aires a los enemigos o los desintegran, pasamos al control absoluto de animales como elefantes usados para la guerra, además de perros, serpientes (la trama de la serpiente se merece un artículo aparte porque no hay por dónde cogerlo) y aves varias. Por no hablar de las visiones que tiene el protagonista en tantas ocasiones que al final nos sabemos la escena de memoria.

No faltan las escenas de lucha, abundantes y de todo tipo, como las típicas entre soldados sin ningún don sobrenatural, hasta aquellas que mezclan el fuego y las explosiones con tal exceso de efectos creados por ordenador que son completamente inverosímiles. A menudo se abusa de la cámara lenta en momentos que pretenden que sean épicos y no lo son, al igual que hay algunas pistas de la banda sonora que chirrían mucho en las escenas en las que se usan.

No sé los demás, pero escuchar una música alegre durante un momento en el que algunos de los buenos están a punto de morir no me parece muy acertado. Es imposible tomarse en serio una escena grave así cuando todo parece una comedia mal hecha, porque también hay momentos que pretenden ser graciosos y no lo consiguen.

Sí, esto ocurre en realidad

La “sorpresa” nos la llevamos cuando acaba la película y aunque todo queda cerrado nos percatamos que no hemos visto absolutamente nada de Camelot y el resto de la leyenda. Es cuando recordamos que la intención era que esta cinta fuera la primera de una franquicia, y nos llevamos las manos a la cabeza con horror. Hemos tenido suficiente con dos horas, el mundo no necesita más y esperemos que los responsables no decidan continuar.

The following two tabs change content below.

Helena Rubio

Empecé en el mundo de las series acompañando a Mulder y Scully en Expediente X, luego seguí con Friends, CSI y otras cuantas, pero con Lost terminé de perderme. Cada año juro que no me engancharé a más series pero fracaso estrepitosamente, y mientras tanto hago malabares con los estudios.

About Helena Rubio

Empecé en el mundo de las series acompañando a Mulder y Scully en Expediente X, luego seguí con Friends, CSI y otras cuantas, pero con Lost terminé de perderme. Cada año juro que no me engancharé a más series pero fracaso estrepitosamente, y mientras tanto hago malabares con los estudios.