Resident Evil: Capítulo Final

Resident Evil: Capítulo final

Resident Evil: Capítulo final

3.5 Stars

Summary

Alice debe volver a Raccoon, la ciudad donde comenzó todo, e introducirse de nuevo en las capas más profundas de la organización Umbrella. Pero esta vez lo hará para encontrar la respuesta a todas sus preguntas: por qué comenzó el proyecto Alice y, más importante, cómo puede parar el Apocalipsis.

Coder Credit

La nueva entrega (y esta vez sí parece que será la última) de Resident Evil no ha defraudado. Una completa recopilación de todos los puntos fuertes que han caracterizado las anteriores películas, llevadas en esta ocasión a su máximo esplendor para tener como resultado 180 minutos de pura acción y adrenalina a raudales, en los que no se ha dejado ni un solo segundo para descansar.

Y es que Alice ha vuelto al lugar donde todo empezó: la Colmena de la organización Umbrella. Pero esta vez lo ha hecho sabiendo que ese es el lugar donde, si consigue su objetivo, podrá acabar con el virus que ha aniquilado prácticamente a toda la especie humana. Una razón de peso para soportar de nuevo todas esas pruebas a las que debió hacer frente en su día, y de paso para dar al espectador una taquicardia detrás de otra.

Porque si uno piensa en Resident Evil, automáticamente va a pensar en los perros zombies que tienen pinta de todo menos de perros; en las hordas de zombies congregándose frente a las puertas de metal del único edificio que ha quedado en pie en la ciudad; y en esa sucesión de pruebas maquiavélicamente diseñadas para, cual versión zombie de “Los 10 negritos” al final de cada una de ellas quede uno menos del grupo.

Todo eso forma parte de Resident Evil: Capítulo final, sin olvidarnos de esas peleas perfectamente coreografiadas por parte de Alice y sus principales aliados, donde tan pronto ha vaciado el cargador en un zombie que no quiere morirse, como ha realizado una pirueta que parece recién sacada del circo del sol para acabar con los hombres de Umbrella, y que seguirán sin ponerle las cosas fáciles.

Y, por supuesto, y para ser fieles a sí mismos, volverá a jugarse al despiste con el tema de los clones, donde tan pronto es Alice la que se presenta como un posible clon de la original, como sucede lo mismo con el Dr. Isaacs, el hombre que diseñó el virus y que vuelve a aparecer en la vida de Alice para desesperación suya, pues ya se está cansada de matarle.

Porque en este capítulo final no hay ni un solo ingrediente de Resident Evil que se haya quedado fuera. Así, no sólo veremos escenas ya míticas de la saga, sino que también se recuperarán a viejos aliados y enemigos, junto a nuevos contrincantes que son la ocasión perfecta para crear nuevas coreografías espectaculares. Y, evidentemente, también habrá nuevos amigos entre los que no puede faltar la clásica traición.

Lo dicho, no se ha dejado nada en el tintero… ni siquiera esa trampa del pasillo con el láser, y que para muchos supuso uno de los momentos más terroríficos de toda la saga, incluyendo los perros zombies.

Aunque esta vez, por eso de que estamos ante el episodio final… supuestamente, también habrá novedades. Novedades en forma de criaturas zombies en las que no han escatimado esfuerzos a la hora de darles una forma muy original, y novedades también en cuanto a las razones por las que todo comenzó.

Porque POR FIN se desvela cómo y por qué surgió el virus T que convirtió a la especie humana en una horda de zombies, y por qué Alice era tan importante para la corporación Umbrella. Y sí. Finalmente sabremos por qué Alice no recuerda nada de su vida anterior al instante en que despertó en el mismo sitio donde todo el mundo quería matarla.

Sólo por eso, y después de quince años preguntándonos qué tiene de especial Alice (aparte de lo evidente), ya merece la pena volver a pasarlo mal con todos esos monstruitos y pruebas que han caracterizado Resident Evil, donde los sustos están garantizados desde el minuto 1… Literalmente.

Así pues, una película no recomendable para los que se exaltan con facilidad; pero tampoco para aquellas personas a las que les gusta ver que en ocasiones la protagonista sufre y le cuesta conseguir su propósito… Porque si para esta última entrega han querido llevar a su máxima expresión todos los momentos de terror, con Alice han hecho lo mismo al presentarnos a una heroína elevada a su máxima potencia, hasta el punto de que no parece ni humana.

Claro que, por otro lado, esa no deja de ser la gracia.

Resident Evil: Capítulo Final, llegará a los cines este viernes 3 de febrero.

The following two tabs change content below.

Barbara Cruz

Periodista y escritora a tiempo completo. En los ratos libres veo de todo y leo cualquier cosa que caiga en mis manos. Nunca se sabe cuál será mi nueva obsesión.

About Barbara Cruz

Periodista y escritora a tiempo completo. En los ratos libres veo de todo y leo cualquier cosa que caiga en mis manos. Nunca se sabe cuál será mi nueva obsesión.