Redención

Redención (Southpaw)

Redención (Southpaw)

4 Stars

Summary

Pese a haber gozado de gloria y de premios en su pasado, un luchador ha caído en desgracia. Sin embargo, no rinde y toma la decisión de mejorar su imagen por el bien de su mujer y su hija.

Coder Credit

No todas las películas americanas llegan inmediatamente a España. En este caso, la película dirigida por Antonie Fuqua ha tardado dos años en llegar a los cines españoles. Distribuida por Filmax, Redención, o más conocida como Southpaw, llega hoy 24 de marzo a los cines.

Billy Hope (Jake Gyllenhaal) es una leyenda en el mundo del boxeo americano tras hacerse con el cinturón de oro a campeón del mundo de los pesos semi-pesados en más de una ocasión. Después de pasar su infancia en un orfanato la vida le brinda ahora una oportunidad de oro gracias a su carrera. Una casa enorme, varios coches de alta gama y una familia unida son los encargados de dar la felicidad a Hope.

Sin embargo, no todo es de color de rosas. Durante una gala benéfica su eterno rival Miguel Escobar (Miguel Gomez), apodado como Magic, le incita a enfrentarse a él sobre el ring. Sus provocaciones desatan la ira de Billy y en encuentro termina con un desagradable final. Billy comienza así una etapa de depresión, a la que se le suma la pérdida de licencia de boxeo y con ello la banca rota. Jordan Mains (50 Cent), quién era su amigo y mánager, le deja tirado. Y sus comportamientos violentos le alejan de su hija quién termina en manos de los Servicios Sociales.

Estos acontecimientos terminan destrozando a Hope, quién ve cómo su vida se queda vacía. Es por ello que acudirá a Tick Wills (Forest Whitaker) para que se convierta en su nuevo entrenador y así poder renacer como un ave fenix de sus propias cenizas.

Redención no es una película de boxeo, aunque sea uno de los ejes principales de la cinta. Aun así, las escenas de la lucha parecen más propias del  WWE, los golpes duelen hasta el espectador y compaginados con primeros planos de los luchadores crean una versión mucho más real y fría del deporte. La película va más allá y trata todas las etapas por las que pasa una persona cuando toca suelo. La pérdida, la desesperación y más tarde el reinicio son los pasos que da el personaje de Jake Gyllenhaal para encontrar la paz interior. 

A esto se le suma el amor paterno-filial que viene de la mano del personaje de Leila Hope (Oona Laurence), hija de Hope y Maureen Hope (Rachel McAdams). Muchas veces encontramos películas donde los hijos están puestos como meros títeres necesarios pero que no aportan nada a la trama. En este caso Laurence hace una actuación bastante destacable, llegando a llevar todo el peso que su padre no es capaz. Además, son estas escenas las que más llegan al espectador y consiguen sacar alguna que otra lagrimilla.

Pero lo que más destaca de toda la cinta es el propio Gyllenhaal, quién consigue personificar todos esos estados de ánimo y aunque alguno de estos son más desagradable, no pierdes la simpatía con él en ningún momento.

El gran fallo de Redención es que no aporta nada nuevo. La historia la hemos visto repetidas en muchas ocasiones y la trama es predecible desde el primer momento, sin embargo, la forma en la que está contada consigue que la película no deje indiferente. Encontramos esas dos versiones del boxeo, la parte rica y glamurosa que se emite en los medios de comunicación, y la parte pobre perteneciente a los barrios más marginales donde los jóvenes buscan en este deporte una vía de escape.

Pero durante las dos horas y media que casi dura la película, no se hace pesado en ningún momento. Como he dicho es previsible, y aún sabiendo qué camino tomará el personaje de Hope, la cinta se hace liviana gracias a la forma en la que simpatizas con los personajes. Lo que no pasa desapercibido en absoluto es la banda sonora creada por Eminen. Canciones de rap creadas para compaginar a la perfección con este deporte crean un ambiente más cómodo la cinta.

Redención es una historia de lucha, de la búsqueda de uno mismo y de conseguir tus propios objetivos. Con una trama nada innovadora pero muy bien contada, Gyllenhaal borda un papel que parece estar hecho a su medida a pesar de los cambios del propio actor. Dirigida por Antonie Fuqua, Redención llega hoy a la cartelera para subirse al ring y competir contra sus contrincantes.

The following two tabs change content below.

Patri Alonso

Comencé a crear historias a los 13 años y desde entonces no he parado. Ahora escribo sobre las historias de los otros. Me verás frikear sobre cine, serie, literatura y arte. Penny, todo es mejor con bluetooth. Amante de las sitcom y las series infantiles.

About Patri Alonso

Comencé a crear historias a los 13 años y desde entonces no he parado. Ahora escribo sobre las historias de los otros. Me verás frikear sobre cine, serie, literatura y arte. Penny, todo es mejor con bluetooth. Amante de las sitcom y las series infantiles.