¿Qué hay detrás del retraso de la secuela de Jumanji?

Aunque la cinta protagonizada por Dwayne Johnson no es la única que ha visto pospuesta su fecha de estreno, y Sony lo achaca a la cercanía con la esperada adaptación de "La Torre Oscura", podría haber más motivos por los que la película llegará más tarde a los cines.

En septiembre salió la primera imagen del reparto principal de Jumanji 2, con The Rock acompañado por Kevin Hart, Jack Black y Karen Gillan ya caracterizados como sus personajes. Sin embargo, la reacción de los fans no fue la esperada y hubo muchas más críticas ante lo que mostraba dicha fotografía a interés por ver el nuevo proyecto. Los actores pronto salieron a dar la cara, como Gillian quien aseguró que el hecho de que su personaje lleve una ropa que parece de talla infantil tiene una explicación. Muchos apuntan a la teoría de que quedara atrapada en el juego de niña y la rescaten siendo adulta.

Aún así, las críticas han seguido estando presentes con cada tweet y fotografía del rodaje. Tras el anuncio del retraso de julio a diciembre de 2017 para el estreno, la excusa de alejarla un poco de "La Torre Oscura" queda sin mucho sentido, ya que hablamos de cinco meses. Por mucho que Johnson asegure que la Navidad es la mejor fecha para estrenar una cinta familiar, y así pueden hacerlo todo con calma y sis prisas, más de uno se pregunta si no estarán cogiendo tiempo extra para hacer algunos cambios con los que contentar a los fans de la película original. Habrá que esperar para verlo.

The following two tabs change content below.

Helena Rubio

Empecé en el mundo de las series acompañando a Mulder y Scully en Expediente X, luego seguí con Friends, CSI y otras cuantas, pero con Lost terminé de perderme. Cada año juro que no me engancharé a más series pero fracaso estrepitosamente, y mientras tanto hago malabares con los estudios.

About Helena Rubio

Empecé en el mundo de las series acompañando a Mulder y Scully en Expediente X, luego seguí con Friends, CSI y otras cuantas, pero con Lost terminé de perderme. Cada año juro que no me engancharé a más series pero fracaso estrepitosamente, y mientras tanto hago malabares con los estudios.