Pulsaciones 1×01: Piloto

Pulsaciones 1x01: Piloto

Pulsaciones 1x01: Piloto

Series: Pulsaciones

3.5 Stars

Summary

Alex es uno de los mejores neurocirujanos del país y tiene a su lado a una mujer que haría lo que fuera por él. Pero todo el futuro que tenía por delante se truncará cuando, a raíz de una serie de malas decisiones, acabará sufriendo un infarto por el que será necesario que reciba el corazón del periodista Rodrigo… Y a partir de ese instante su vida ya no volverá a ser la misma.

Coder Credit

En Pulsaciones nos encontramos con un thriller inquietante en el que se combinan varias historias propias del género policiaco (con periodista de investigación incluido), junto a un elemento más psicológico que incluso raya la ciencia ficción.

Porque por mucho que el tema central que enlaza todas esas historias sea uno del que ya existen varias teorías que confirman que eso de la “memoria del corazón” es algo real, no deja de ser cuanto menos inquietante. Y es que ¿quién osaría creer que se pueden recordar los hechos que le sucedieron a la persona de la que se ha recibido el corazón?

Pero esto es justo lo que le ocurrirá al protagonista de Pulsaciones: Alex Puga (Pablo Derqui). Él es un cirujano que ya era el mejor de todo el hospital donde trabajaba pero que quería más, y motivo por el que acabó utilizando una ayuda extra (de nombre cocaína) y que, además de ayudarle a tener ese ansiado puesto de jefe de neurocirugía, también le regaló un infarto que destrozó su corazón.

Como consecuencia Alex recibirá el corazón de otra persona, y a partir de ese instante comenzará a tener sueños, visiones e incluso sensaciones que en realidad pertenecen a la persona cuyo corazón ahora late en su pecho…

Hasta aquí ya tenemos bastante material para crear una historia más que interesante, especialmente si en esos recuerdos aparecen una mujer (la mujer del fallecido, Marian Gala, interpretada por Ingrid Rubio) por la que comenzará a alvergar sentimientos de cariño, y que se volverá más complicado más si tenemos en cuenta que la relación con su mujer de verdad, Blanca Jiménez (Leonor Waitling), no atravesaba los mejores momentos por culpa de su adicción.

Pero a estos “problemillas” se añadirá otro mucho más intrigante: porque resulta que Rodrigo Ugarte (Juan Diego Botto), el hombre cuyo corazón ahora tiene Alex como consecuencia de un accidente de moto, no era precisamente un hombre con una vida corriente. Él era uno de esos periodistas que persiguen la noticia como un sabueso sin importar cuáles sean las consecuencias, incluso si en el camino dejan atrás a su familia y su propia vida.

Tal será el caso de la última noticia tras la que iba en el momento de su “accidente”, pues estaba investigando la desaparición de numerosas personas a lo largo de los meses, en misteriosas circunstancias.

Y por si todo esto no fuera ya lo bastante intrigante, se añade un último detalle: que Rodrigo parecía tener una relación bastante cercana con ese misterioso grupo al que estaba siguiendo, ya que tenía el mismo tatuaje que se ha podido ver en uno de los integrantes del grupo; y motivo por el que tal vez pidió a su compañera de trabajo que no siguiera investigando por su cuenta.

A raíz de lo que se ha podido ver en este primer episodio, son muchísimos los interrogantes que se han planteado con respecto a las desapariciones: ¿Por qué secuestran a esas personas? ¿Por qué mataron al hombre que consiguió escapar y que sirvió para poner a Rodrigo en la pista de los culpables, gracias al vagabundo también asesinado? ¿Rodrigo ya les conocía de antes, o consiguió infiltrarse en sus filas para obtener más información? ¿Y fue ese el motivo por el que dejó a su familia?

Estos son sólo los primeros interrogantes, pero todo apunta a que con el paso de los episodios surgirán algunos más, ya que prácticamente cada escena está pensada para que el espectador se haga preguntas en base al sinfín de detalles que se van dejando. Por ejemplo: El dibujo que quema Rodrigo donde se le pide que vuelva a casa, ¿era de la misma hija que luego Alex descubre cuando está siguiendo a su “memoria del corazón”, o pertenecía a otro niño? Porque la hija parecía bastante mayorcita para seguir haciendo ese tipo de dibujos. ¿Y qué pasa con el jefe de Rodrigo, que parece saber más de su supuesta muerte accidental y no quiere que nadie meta sus narices donde no debe? ¿Signfica eso que él también está dentro del grupo misterioso, o tal vez es el miedo a posibles represalias el que le hace actuar así?

Lo dicho. Muchísimos interrogantes con los que de momento no podemos crear una teoría coherente.

Sea como sea, resulta interesante encontrarse con una serie donde el espectador puede poner a prueba sus dotes detectivescas en base a las pistas que se van a ir dejando poco a poco. Eso sí, para que el juego resulte interesante, quiero creer que los guionistas cumlirán con su parte y seguirán desarrollando todas las tramas que se han abierto con una coherencia lógica. Esto es, que con todo lo que había detrás de la misteriosa investigación de Rodrigo, al final la historia no se centro sólo en el triángulo amoroso entre Alex, su mujer y la mujer de su donante de corazón, pues ello significaría desaprovechar todo un abanico de posibilidades.

Habrá que estar atentos, pues, para ver dónde nos lleva Pulsaciones, y averiguar si somos tan buenos detectives como creemos.

The following two tabs change content below.

Barbara Cruz

Periodista y escritora a tiempo completo. En los ratos libres veo de todo y leo cualquier cosa que caiga en mis manos. Nunca se sabe cuál será mi nueva obsesión.

About Barbara Cruz

Periodista y escritora a tiempo completo. En los ratos libres veo de todo y leo cualquier cosa que caiga en mis manos. Nunca se sabe cuál será mi nueva obsesión.