Pretty Little Liars 7×16: The Glove That Rocks the Cradle

Pretty Little Liars 7x16: The Glove That Rocks the Cradle

Pretty Little Liars 7x16: The Glove That Rocks the Cradle

Series: Pretty Little Liars

4 Stars

Summary

Spencer está en el punto de mira de la policía con respecto al asesinato de Archer Dunhill y sus amigas intentarán ayudarla, a la vez que tratan de desenmascarar a Lucas.

Coder Credit

Entramos en la recta final de la temporada y la serie con un capítulo que va complicando cada vez más las cosas para las protagonistas, por si no tuvieran bastante con el acoso de AD y su juego, ahora se le suma la investigación policial que tiene prácticamente arrinconada a Spencer por Marco Furey que está seguro que la chica está implicada en la muerte del marido de Alison.

Se acercan tiempos oscuros para las liars, quedan cuatro episodios para el desenlace y todo se va volviendo más y más interesante. Ya no solo tienen que seguir las reglas de AD, ahora están cada vez más cerca de ser acusadas por un asesinato y eso no es algo de lo que sea fácil escapar. El capítulo de esta semana se centra en tres tramas principales: la investigación policial, la revelación de los secretos de Lucas y el doble juego de Aria trabajando para su enemigo.

Comenzamos con Spencer siendo interrogada por otro agente sobre la noche en la que pagó las bebidas en el Radley con la tarjeta de Archer, la policía aún no tiene el recibo y tardarán un par de días en obtenerlo pero cuando vean que la chica usó la tarjeta del muerto será detenida como sospechosa. Lo que no alcanzo a entender es por qué tarda tanto la policía en obtener el dichoso recibo, les deberían haber dado la orden para que el bar se la entregara fácilmente pero aquí siguen mareando.

Spencer no tiene más remedio que confesar ante sus amigas que metió la pata y todas, menos Emily, reaccionan bastante mal porque por su culpa pueden pillarlas a todas. Ahora solo queda una esperanza y es robar la factura antes de que la obtenga la policía, para ello deben colarse en la oficina del hotel donde guardan todos los recibos y cogerlo. Caleb se ofrece a desconectar las cámaras y Hanna será la que se cuele en el sitio mientras todo el personal del hotel está en una reunión: muy conveniente todo, la verdad.

Las chicas no están nada contentas

El problema llega cuando AD decide que ya es momento para que Hanna juegue su turno y le encarga ir a una tienda de ordenadores a recoger un disco duro. Caleb y ella cotillean el archivo que hay en su interior, pero se trata de una canción a la que por el momento no encuentran ningún sentido, aunque Hanna recuerda que cuando estuvieron encerradas en la casa de muñecas les pusieron música de la misma cantante.

AD le mandará un mensaje a Hanna para decirle que deje el disco duro en el instituto de Rosewood, precisamente a la misma hora a la que empieza la reunión en Radley, por lo que va a ir un poco justa de tiempo para cumplir su encargo y luego ir a robar la factura. Las chicas han elaborado un plan para descubrir a su enemigo, consistente en esconderse en el instituto y esperar a que AD vaya a recoger el disco duro. Emily y Alison son las encargadas de quedarse vigilando, lo que es una idea pésima puesto que llevan todo el día riñendo sobre el embarazo, ya que Ali es muy descuidada y se olvida de tomarse las vitaminas.

Las dos se ponen a hablar cuando oyen un ruido y reaccionan tarde persiguiendo a quien creen que es AD, pero más tarde nos enteramos que realmente era Mona tratando de ayudar. La chica se había enterado por Hanna de lo ocurrido, está dolida porque nunca confían en ella y trató de echar una mano descubriendo a AD pero dice que éste nunca apareció a recoger el disco duro después de que Ali y Emily se marcharan. Hago un apunte curioso, y es que para haber sido A durante las dos primeras temporadas, Mona ha sido bastante torpe en el instituto armando semejante escándalo.

Emily y Alison pasan por varios altibajos

Hanna es incapaz de encontrar el dichoso recibo, por lo que Caleb opta por tirarlos todos al suelo, romper una tubería y que se destruyan con el agua: todo muy disimulado y NADA SOSPECHOSO. Si a eso le sumamos que Spencer va a ver a Marco a su casa para pedirle que haga la vista gorda con el caso de la muerte de Archer, cosa que el hombre dice que no va a hacer, y la joven le roba un pendrive con el nombre de Lucas escrito en él, pues es imposible que las liars puedan parecer más culpables.

En la memoria USB encuentran una declaración de Lucas tras la muerte de Charlotte, el chico dijo originalmente que había estado con Hanna, dándole así una coartada para el crimen, pero en este vídeo niega lo que dijo y asegura no saber dónde estaba su amiga aquella noche. También asegura que no cree que Hanna matara a Charlotte pero no le sorprendería que sus amigas tuvieran algo que ver. Esto es la gota que colma el vaso para las liars, que si ya estaban seguras de que Lucas era AD ahora ya están convencidísimas.

Todas menos Hanna, a la chica le da igual que le cuenten todas las cosas malas que hizo Lucas y les perjudicaron, cree en su amigo y sabe que no es quien va tras ellas. Lo mejor de esta escena es cuando Hanna asegura que confía en él igual que en sus amigas y sabe que ellas nunca le harían daño, podemos ver como Aria traga saliva con evidente incomodidad porque las demás no saben el trato que tiene con AD. Finalmente las liars se encaran a Lucas a quien descubren en su apartamento rebuscando sus pertenencias.

Lucas confiesa entonces todo lo que sabe. Sí que conocía a Charles pero solo mantenía contacto con él vía e-mail y no sabía que era Cece, entonces dice que alguien le mandó el cómic desaparecido con una nota para un encuentro en el Radley pero nadie apareció. Añade además que hay un segundo cómic sin terminar que trataba de un juego buscando venganza, es lo que estaba buscando pero no lo ha encontrado.

A la pregunta de por qué no les ha contado nada de todo esto, no puede ser más claro: cree que es su culpa que Cece fuera tras ellas porque en sus correos electrónicos siempre se quejaba de lo mal que se lo hacían pasar Alison y sus amigas en el instituto. Y así acaban las sospechas de las liars sobre la culpabilidad de Lucas, quien además ha quedado arruinado por invertir en el negocio de Hanna.

Primero le hacen bullying, luego le acusan de ser AD, se arruina y Hanna sigue viviendo en su casa con todo el morro sin pagarle alquiler...

Pero aún queda otro punto que tratar y es el trabajo de Aria como secuaz de AD, y sintiéndolo mucho, para aquellos que hemos pensado durante años que Aria podía ser la persona tras los mensajes anónimos, o al menos parte del equipo, es decepcionante verla haciendo cosas malas. Mientras las demás están ocupadas o bien vigilando en el instituto o robando la factura del hotel, excepto Spencer que esperaba en casa, Aria tiene una misión que cumplir. Veremos a la chica con la clásica sudadera negra del A-team, colándose en casa de Alison y destrozando el cuarto del bebé.

Durante un momento incluso parece que la vemos sonreír ante lo que está haciendo, pero cuando al final del episodio rompe a llorar, imaginamos que se siente culpable por lo que ha hecho... Pero Aria demuestra que, o bien es una gran actriz y nos engaña a todos o es un auténtico desastre como mente del crimen. Primero está a punto de ser descubierta por Emily y Alison cuando vuelven a casa, vamos, que no la pillan de milagro. Pero es que luego resulta que se le cae un pendiente en el cuarto, pendiente que Spencer encuentra poco después cuando se enteran de lo que ha ocurrido. Y no olvidemos que sabe que AD le ha dicho a Hanna que guarde el disco duro en una taquilla, cuando Hanna nunca dijo la palabra "taquilla".

Aria finge que se le ha debido caer al entrar, pero la mirada recelosa de Spencer dice demasiado y tal vez comience a sospechar que su amiga les oculta algo, y ya para rematar la metedura de pata, resulta que se ha hecho un arañazo enorme en el brazo mientras destrozaba el cuarto. A la chica se le viene todo encima, porque aparte de haber tenido que hacer semejante maldad, se junta el hecho de que su ex jefa y editora del libro que ha escrito con Ezra, quiere que sea el hombre quien haga la gira de promoción en solitario. ¿El motivo? Que su historia dramática con Nicole, ahora que se ha descubierto que la mujer sigue viva, vende mucho más.

Aria anima a Ezra a hacerlo prometiendo que le acompañará, pero se pierde la primera rueda de prensa para hacer el encargo turbio de AD y no sabe que Ezra ha declarado que su historia con Nicole acabó y ahora va a casarse con Aria, algo que seguramente traerá consecuencias más adelante.

¿Quién habrá podido hacer algo tan horrible?

Y llegamos al final del episodio, el momento que todos los fans Emison esperaban desde hace años. Las dos chicas están ordenando la habitación del bebé tras el desastre provocado por Aria, ahora viven juntas ya que Em quiere involucrarse con el embarazo y es cuando Alison decide declararse. Comienza diciendo que quiere que formen una familia con el bebé para luego confesarle que la quiere antes de besarla. Ahora parece más real que nunca que Emison acaben siendo endgame, algo por lo que no todo el mundo apostaba.

También debo hacer mención a la llamada enfurecida del detective Furey a Spencer para decirle que sabe que le ha robado en pendrive y quiere que se lo devuelva, además de informarle de lo que ha pasado con los recibos y que sabe que ha sido provocado. Spencer muestra su lado más oscuro y le advierte que si la acusa de haber robado el USB, ella dirá que estuvo a solas en su casa cuando es una persona de interés en un caso de homicidio, algo que pondría en apuros al policía. Éste se cabrea y le cuelga el teléfono, antes de dejar muy claro que va tanto a por ella como a por el resto de liars.

The following two tabs change content below.

Helena Rubio

Empecé en el mundo de las series acompañando a Mulder y Scully en Expediente X, luego seguí con Friends, CSI y otras cuantas, pero con Lost terminé de perderme. Cada año juro que no me engancharé a más series pero fracaso estrepitosamente, y mientras tanto hago malabares con los estudios.

About Helena Rubio

Empecé en el mundo de las series acompañando a Mulder y Scully en Expediente X, luego seguí con Friends, CSI y otras cuantas, pero con Lost terminé de perderme. Cada año juro que no me engancharé a más series pero fracaso estrepitosamente, y mientras tanto hago malabares con los estudios.