Pretty Little Liars 7×13: Hold Your Piece

Pretty Little Liars 7x13: Hold Your Piece

Pretty Little Liars 7x13: Hold Your Piece

Series: Pretty Little Liars

3 Stars

Summary

Mientras Hanna se enfrenta a su turno en el juego de AD, Aria y Emily se lanzan a la búsqueda desesperada de Jenna para demostrar que es quien se esconde tras la identidad de su enemigo.

Coder Credit

Tras el insulso episodio de la semana pasada, “Pretty Little Liars” remonta un poco pero sigue muy lejos del nivel de temporadas pasadas. Nos encontramos con un capítulo con algunos apuntes interesantes, pero demasiado relleno tanto de argumento como de drama innecesario, sobre todo contando con que nos situamos en la temporada final y aún tienen que darnos demasiadas respuestas.

Cada vez está más claro que el juego de mesa ideado por AD va a ser el auténtico protagonista de la temporada 7B, hasta que la persona detrás de la máscara se descubra. Spencer y Emily fueron las primeras en probar el desafío propuesto por su enemigo, y ahora le llega el turno a Hanna. La chica sigue preparando su salto al mundo de la moda, una trama que debería ser más bien secundaria y sin embargo está ahí en cada episodio, el contacto de Mona resultó ser un éxito y el vestido creado por Hanna aparece en conocidos sitios de ropa. Pero también recibe la acusación de ser un diseño robado por parte de una blogger.

Hanna se altera al momento, asegura que AD está detrás de todo y se pone nerviosa. Y cuando las liars dicen AD se refieren a Jenna que ha vuelto a desaparecer del mapa. Hanna está muy nerviosa porque tiene una reunión en breve con Lucas y los inversores que pueden catapultar su negocio, y encima se le suma el hecho de que es el momento elegido por AD para que se apunte al juego. Esto conduce a que Caleb se entere de todo lo que ocurre e insista en estudiar el mecanismo del juego de mesa en busca de alguna pista.

Hanna se encuentra con una muñeca bastante perturbadora que simula ser ella, AD se ha debido quedar sin presupuesto para hacer algo más elaborado, a la que tiene que abrir para sacar un vestido que deberá ponerse para la reunión de trabajo. Hanna sabe que ponerse ese vestido va a hacer que pierda la oportunidad de vivir su sueño, pero si no sigue las reglas corre el riesgo de que AD avise a la policía del asesinato de Elliott/Archer. Sin embargo, no llegará a acudir a la reunión porque Caleb es vaporizado por una sustancia tóxica mientras trasteaba el dichoso juego y acaba en el hospital. Hanna no gana su turno y no consigue la pieza del puzzle que le corresponde.

Caleb y Hanna se encuentran con la muñeca que dicen que se parece a la chica

El hospital es un escenario muy utilizado en este episodio. Aparte de la visita de Caleb hacia el final, veremos unas cuantas escenas en el centro hospitalario y yo lo siento, pero no. Vale que esta serie destaca por sus dramas, pero esta vez Marlene King ha ido demasiado lejos. Cuando supimos que Toby e Yvonne habían tenido un accidente de coche dimos por hecho que la joven moriría, pero la dejaron en coma. Spencer se encuentra a Toby en la cafetería y éste le cuenta felizmente que su prometida ha despertado, más tarde le veremos hablar con Emily que se acerca a hacerles una visita.

Yvonne sigue debilitada pero parece que se va a recuperar, Toby está pletórico al ver que la chica va dando muestras de mejoría y le propone casarse en ese preciso momento. Podemos creer que se casan de forma simbólica pero acabamos viendo una escena de boda, con sacerdote incluido, solo podemos pensar que Toby se está precipitando y que se acabaron las opciones de reconciliación entre Toby y Spencer. Pero no, porque Marlene demuestra ser más sádica de lo que jamás pudimos sospechar y poco después de la boda hace que Yvonne muera. Así sin más. Muerta, hasta nunca. ¿EN SERIO? ¿QUÉ PASA CONTIGO?

Como fan de la pareja Spoby, obviamente me gustaría que acabaran juntos al acabar la serie pero no así. Si el plan era matar a Yvonne, haberlo hecho en el accidente y no tenernos a todos mareados durante tres episodios, hacer que se case con Toby y entonces destrozarle el corazón al joven. En serio, esto sobraba y mucho. Duele ver a uno de los personajes más nobles y buenos de la serie roto de dolor en mitad del pasillo, donde le encuentra Spencer que corre a abrazarle al comprender lo sucedido. De verdad, no hacía falta este drama gratuito. Bastante tenemos con todo lo de Ezra y Nicole, como para encima meternos esto por medio.

Marlene se alimenta de las lágrimas derramadas por sus personajes y los fans

El punto fuerte del capítulo ha sido Aria. La chica forma equipo con Caleb y Hanna primero, para luego unirse a Emily cuando los dos primeros quedan ocupados con el juego. La misión es simple: encontrar a Sydney, la amiga de Jenna, y sonsacarle el paradero de la chica ciega. Sorprende ver como de repente Aria es una experta en informática y hackeo de móviles, Emily alucina bastante al verla tan entendida en el tema y su amiga se justifica diciendo que Caleb le ha dado algunas clases esa misma mañana.

Aria no tiene nada que hacer ya que todo el tema de Nicole la tiene muy nerviosa, por lo que necesita pensar y centrarse en otra cosa, así que no hay nada mejor que seguir y acosar a Sydney para conseguir su objetivo. Así que tras darle una oportunidad y descubrir que la chica ha mentido a Em, la acorralan en un callejón y Aria se lanza sobre ella retorciéndole el brazo. Nos gusta ver el lado más oscuro de la chica y poco a poco parece que se va dejando llevar por él, al final llegan a la conclusión de que Jenna no es AD pero trabaja para él o ella ya que ha prometido pagarle una operación para recuperar la vista. Lo más desconcertante para todos es cuando Aria vuelve a casa y se encuentra allí a Nicole, sentada y esperándola a oscuras: ¿qué quiere? ¿Le habrá contado Ezra la verdad?

Por otra parte, Spencer ha pasado todo el día con el detective Marco Furey volviendo a conectar con él mientras hablaban de su infancia y la vida que han llevado. Acaban besándose y parece que puede volver a surgir la chispa entre ellos. También tendremos una escena de conversación entre Spencer y Caleb, minutos antes de que éste sea atacado por el juego, en la que ambos confiesan que quieren que haya normalidad entre ellos y volver a ser amigos como lo eran antes. Por último, asistimos al hecho de que la policía de Rosewood recibe un misterioso paquete que contiene un dedo humano, y por el aspecto podríamos afirmar que es de Elliott/Archer. Tendremos que esperar para saberlo con certeza.

Emily y Aria se convierten en espías por un día

Y nos queda comentar algo muy interesante que ha dicho Hanna cuando las liars se reúnen tras el aviso de AD de que Hanna no ha ganado en su turno. Y es que la dificultad de las pruebas que han tenido que hacer cada una de ellas ha sido muy distinta, Spencer tan solo tuvo que ir a ver a Toby y hablar con él, y Emily hacer frente a una adolescente repelente sin saber que todo formaba parte del juego. Pero Hanna ha tenido que arriesgar su carrera profesional, ¿por qué esta diferencia?

La teoría de las chicas es que AD está creando a propósito ese desequilibrio para hacer que se peleen entre ellas. Pero podría ser que su enemigo esté presionando más a aquellas contra las que tiene algo más personal, ¿quién sabe? Por ahora, está claro que la más perjudicada en todos los niveles es Hanna... si no contamos el embarazo de Alison que no ha salido en el capítulo y no sabemos qué gestiones son esas que la han hecho marcharse del pueblo.

The following two tabs change content below.

Helena Rubio

Empecé en el mundo de las series acompañando a Mulder y Scully en Expediente X, luego seguí con Friends, CSI y otras cuantas, pero con Lost terminé de perderme. Cada año juro que no me engancharé a más series pero fracaso estrepitosamente, y mientras tanto hago malabares con los estudios.

About Helena Rubio

Empecé en el mundo de las series acompañando a Mulder y Scully en Expediente X, luego seguí con Friends, CSI y otras cuantas, pero con Lost terminé de perderme. Cada año juro que no me engancharé a más series pero fracaso estrepitosamente, y mientras tanto hago malabares con los estudios.