Pretty Little Liars 7×12: These Boots Were Made for Stalking

Pretty Little Liars 7x12: These Boots Were Made for Stalking

Pretty Little Liars 7x12: These Boots Were Made for Stalking

Series: Pretty Little Liars

1.5 Stars

Summary

Las chicas tratan de seguir con sus vidas pese a que AD sigue entrometiéndose en ellas, y la vuelta de Jenna no hace más que dificultar las cosas.

Coder Credit

Si el inicio de la temporada 7B prometía todo lo que los fans merecíamos desde hacía años, el episodio de esta semana nos devuelve a la cruda realidad con un capítulo de relleno absoluto y que no aporta apenas nada. Quitando un par de cosas que comentaré más adelante, nos encontramos con tramas absurdas y que llegan a resultar irritantes. Llevamos siete años acompañando a las liars y no nos hace falta un episodio así cuando quedan ocho para el final de la serie.

Las interpretaciones de Troian Bellisario, Tammin Sursok y Shay Mitchell son lo más destacable del episodio. La primera borda sus escenas emocionales ahora que ha descubierto que Mary Drake es su madre biológica, podemos tachar a Spencer de ser fría y cruel con Veronica Hastings que ha sido una gran madre para ella, pero también hay que tener en cuenta que la vida de Spencer ha sido una mentira tras otras y ésta ha sido la gota que ha colmado el vaso. Una noticia así de impactante no es algo que se asimile en pocos días y necesita tiempo.

Sursok regresa como Jenna, ahora aliada de AD, y su escena en la comisaría es digna de una nominación a un Oscar: la Jenna más manipuladora ha vuelto. No nos olvidamos de Mitchell que nos muestra la cara más oscura y temible de Emily Fields, la que siempre ha sido una de las liars más pacíficas estalla como consecuencia del juego de AD en la única escena interesante de su trama en el capítulo.

Spencer no puede procesar las últimas noticias

Normalmente hay mucho trasfondo que analizar en un episodio de “Pretty Little Liars”, frases o escenas que pueden ser pistas, actitudes sospechosas o cualquier cosa que ocurra con las protagonistas que suponga un cambio en sus vidas. Pero no miento al decir que no ha ocurrido apenas nada que sea digno de mención, y eso nunca es una buena señal. Por un lado tenemos la decisión de Spencer de contarle al detective Furey que Mary Drake es su madre biológica para que le ayude a encontrarla. La joven no piensa que ésta suponga una amenaza y necesita dar con ella para poder mantener una larga conversación.

Mientras el policía y Spencer hablan sobre las últimas pistas del paradero de la mujer, aparece Jenna diciendo que sabía que la estaban buscando. La chica ciega miente diciendo que se estaba escondiendo y que ahora necesita contar la verdad. El detective la avisa al momento de que no están solos en el despacho y Jenna sonríe diciendo que ya lo sabe porque “la ha oído respirar” y entonces saluda a Spencer. ¿En serio puede reconocer a la gente por sus respiraciones? Jenna cuenta su historia, dice que Noel también quería matarla a ella y que el chico mintió para que le ayudara, prometiéndole dinero para una operación de la vista.

Spencer no cree ni una palabra de lo que dice, pero Jenna resulta ser lo bastante convincente para que Marco Furey se tome en serio sus palabras. A partir de aquí veremos a la chica paseándose por Rosewood como si nada, y haciendo automáticamente que las liars crean que es AD. Es la primera vez que los espectadores vamos por delante y sabemos que si bien Jenna no es AD está trabajando mano a mano con él/ella, y cada uno de sus pasos está guiado seguramente por el enemigo de las liars, que podrá pasar desapercibido mientras ellas persiguen a Jenna por el pueblo.

Ahora Jenna forma parte del juego

La más obsesionada con el tema va a ser Hanna, la joven sigue en marcha con su plan de hacerse un hueco en el mundo de la moda gracias a la ayuda de Mona. La hija del senador que lleva sus vestidos se encapricha de uno en concreto que Hanna no quiere que use, ¿el motivo? Que ese vestido fue una creación de la chica cuando aún trabajaba para su ex jefa y ésta le dio varias sugerencias para mejorar el diseño que ella empleó. Pero Mona y Caleb convencen a Hanna para seguir adelante, y ya tienen a punto todos los complementos cuando ven a Jenna en Radley llevando un vestido idéntico, pero en otro color, que el diseño de Hanna.

Ante el interrogatorio de Mona sobre el vestido, Jenna dice que se lo han regalado y se marcha sin más. Hanna y Caleb la siguen hasta el edificio donde casualmente se encuentra el zapatero que está arreglando el calzado que va a juego con el vestido. La chica está fuera de sí pero su novio la convence para quedarse en el coche mientras él se enfrenta a Jenna, ésta no se asusta y le dice que se ande con cuidado. Mientras discuten Hanna se cuela en el taller del zapatero y acaba encerrada en una especie de jaula que le trae amargos recuerdos de la tortura que sufrió a manos de Archer.

Aria sigue con dudas con respecto a Ezra y la boda, algo que no mejora cuando se entera que un periodista prepara un artículo sobre el reencuentro entre Ezra y Nicole. Su amigo Holden tratará de distraerla y convencerla de darle tiempo a su novio para sobrellevar la situación, pero Aria está bastante obsesionada con el tema hasta el punto de tratar de colarse en la habitación de Nicole para hablar con ella. Holden logra evitarlo y parece que por ahora Aria esperará un poco a ver si Ezra soluciona las cosas: a ver lo que dura.

Hanna y Caleb siguen a Jenna en busca de pistas

Pero la trama que se lleva el premio al argumento más innecesario e irritante del episodio es la de Addison Derringer, sí, nos dan nombre y apellido para que enseguida pensemos en AD, pero llevamos muchos años como para caer en una trampa tan tonta... y si al final resulta que Addison tiene relación directa con AD yo ya abandono cualquier cosa relacionada con Marlene King. La introducción de este nuevo personaje es la excusa perfecta para meter más drama en la vida de Emily, aparte de que se supone que Addison será una de las protagonistas de “The Perfectionists” serie basada en los libros escritos por Sara Shepard.

Ahora bien, yo me pregunto si era necesario darle tanta trama a un personaje al que dan ganas de estrangular desde el minuto uno. La respuesta es un categórico NO. Addison es descrita como una Alison 2, pero creo que la nueva pesadilla del instituto de Rosewood supera con creces cualquier otra cosa que haya podido hacer Ali antes. Se trata de una componente del equipo de natación que tratará de manipular a todo el mundo, acusando a Emily de sobrepasarse con las nadadoras, y todo para no perder su puesto en el equipo, del que Emily la deja fuera para la siguiente competición por haberse saltado un entrenamiento y mentirle sobre los motivos.

Addison se dedica a ser odiosa todo el tiempo, cotilleando cada conversación de Emily y haciendo fotos que pueda usar en su provecho. También hay que decir que tanto Emily, como Paige como Alison son bastante tontas por tener conversaciones íntimas y personales en mitad del instituto donde cualquiera puede escucharlas, pero no es excusa para el comportamiento del nuevo personaje. Emily llegará incluso a creer que Addison es un peón de AD, y acabará jugando al juego de su enemigo para salir del lío en el que se encuentra.

Es el turno de Emily para jugar

¿Tiene Addison algo que ver con AD? Todo parece indicar que no, y que tan solo ha sido la “víctima” perfecta para que Emily le siguiera el juego a AD y amenazara a una estudiante, buscando el lado oscuro de Em. Ésta se da cuenta de que ha sido manipulada cuando encuentra un sobre con otra pieza de puzzle que encajar en el juego, cuando todas las liars se reúnen y juntan la pieza con la anterior, Spencer se da cuenta de que puede tratarse de un mapa y que AD quiere que encuentren algo o a alguien.

The following two tabs change content below.

Helena Rubio

Empecé en el mundo de las series acompañando a Mulder y Scully en Expediente X, luego seguí con Friends, CSI y otras cuantas, pero con Lost terminé de perderme. Cada año juro que no me engancharé a más series pero fracaso estrepitosamente, y mientras tanto hago malabares con los estudios.

Latest posts by Helena Rubio (see all)

About Helena Rubio

Empecé en el mundo de las series acompañando a Mulder y Scully en Expediente X, luego seguí con Friends, CSI y otras cuantas, pero con Lost terminé de perderme. Cada año juro que no me engancharé a más series pero fracaso estrepitosamente, y mientras tanto hago malabares con los estudios.