Pretty Little Liars 7×11: Playtime

Pretty Little Liars 7x11: Playtime

Pretty Little Liars 7x11: Playtime

Series: Pretty Little Liars

4 Stars

Summary

Las liars deben volver a sus vidas tras lo ocurrido en el instituto para ciegos, cada una deberá hacer frente a sus propios problemas hasta que descubran que AD no ha terminado con ellas.

Coder Credit

Tras meses de larga espera por fin llegan los últimos diez episodios de la serie, aquellos en los que presumiblemente encontraremos todas las respuestas que llevamos queriendo saber desde hace mucho tiempo. “Pretty Little Liars” vuelve con fuerza en el inicio de la temporada 7B, dejándonos muy claro en qué situación está cada una de las protagonistas, dándonos ya una primera resolución y conociendo el nuevo invento de AD. Una vez conocemos el punto de partida de cada liar, es el momento de comenzar el juego final...

En el anterior episodio habíamos visto como las vidas de Spencer, Toby e Yvonne corrían peligro y no tardamos más que un par de minutos en conocer el pronóstico de los tres. Spencer y Toby ya están fueradel hospital sin graves heridas una semana después, mientras que la prometida de Toby está en coma y no se sabe si despertará. El chico se siente muy culpable por lo sucedido, también nos enteramos que su accidente no fue causado por nada extraño que pudiera hacernos pensar en AD, sino que se chocaron contra un ciervo: REALLY???? ¿No podía reventar un neumático o algo? ¿Tenían que cargarse un ciervo?

Pero las chicas tienen sus propios problemas, Spencer cree que Mary Drake le mintió sobre que era su madre biológica, y espera ansiosa a que su madre regrese para que le diga que está en lo cierto. Lo que me sorprende es que Veronica Hastings tarde una semana entera en volver a Rosewood cuando sabe que han disparado a su hija, vamos, debería haber cogido el primer vuelo en cuanto se enteró y no dejar que su hija esté sola y convaleciente en casa con todo lo que está ocurriendo. Su llegada no supone ningún consuelo para Spencer puesto que su ahora madre adoptiva le cuenta toda la verdad.

Mary Drake no mentía, la mujer quería vengarse de su hermana por tenerla encerrada en Radley y también de los Hastings, por qué querría vengarse de estos últimos es algo que no alcanzo a comprender porque se supone que no los conocía, ¿o sí? De manera que engañó a Peter Hastings haciéndose pasar por Jessica y se quedó embarazada, por lo tanto se desvela que el padre biológico de Spencer es el señor Hastings. Spencer se enfrenta a su madre por perdonar a su marido por volverla a engañar, vamos que el hombre tiene tres hijos de tres mujeres distintas (que nosotros sepamos, porque si yo viviera allí, ya estaría haciéndome una prueba por si acaso), pero Veronica se justifica diciendo que solo quería hacer lo mejor para Melissa y para Spencer a quien quiso dar un hogar feliz.

La señora Hastings solo quiere proteger a su hija

Spencer va a estar bastante afectada por todo este asunto durante todo el episodio, seguramente también en los siguientes, y se está excediendo un poco con el vino... veremos si no desemboca en otro problema. Pero el resto de liars también tienen lo suyo, a excepción de Hanna que es la única que tiene algo de estabilidad en su vida. Su relación con Caleb va estupendamente, su novio la anima a retomar su pasión por la moda y Mona le echa un cable consiguiendo que la hija de un senador lleve a un acto benéfico uno de los vestidos diseñados por ella. Quitando el hecho de tener a AD incordiando, su vida es la más tranquila de las cinco.

Emily tiene un doble problema en su vida, y de verdad que a nadie le gustaría estar en su situación. La chica ha conseguido el puesto de entrenadora del equipo de natación del instituto, puesto con el que competía con Paige, pero oh, en el instituto (es decir, los guionistas) se han sacado de la manga un trabajo inventado para que Paige también trabaje allí y mantenerla en la serie, y eso sumado a que Alison es profesora en el centro es una mezcla explosiva. Emily intenta que haya paz y armonía pero entre que Ali está frustrada por el tema de su embarazo y ha vuelto más borde que nunca, y que Paige no le deja pasar ni una, Em acaba metida en medio de una batalla campal que a saber cómo acabará todo esto.

La joven quiere ayudar a Ali con el tema del embarazo, pero la especialidad de la rubia es ponerse sarcástica y acabar alejando a todo el mundo que se preocupa por ella, algo que Emily le reprocha. Sin embargo, Em es demasiado leal a sus amigos y no va a dejar tirada a Alison, algo que Paige le echa en cara al decirle que es incapaz de dejar de ir tras ella para intentar salvarla, porque Ali siempre va de víctima. Sí, Paige puede tener razón en que Ali se aprovecha de la bondad de Emily, pero la chica está pasando por un momento realmente duro y hay que dejarle algo de espacio. Mi conclusión es que las dos están siendo demasiado infantiles y egoístas al poner a Em en una situación tan comprometida.

Ali y Paige se pelean por Emlily... ¿nadie se acuerda de su novia? ¿Sabrina? ¿Qué Sabrina?

Y por último, nos queda el drama de Aria. Ezra regresa al pueblo y le dice que Nicole está en Nueva York con sus padres, aún no le ha contado nada sobre cómo están ahora las cosas y Aria se preocupa por si eso supone que su compromiso está en peligro. En ningún momento Ezra dice nada al respecto, solo que Nicole ha pasado por un gran trauma y no la creía preparada para contarle todo. Algo que parece normal y comprensible. Pero Aria comparte sus dudas con Hanna, ésta le promete que todo saldrá bien y le dice que lo mejor que puede hacer es seguir adelante con la boda. ¿En serio?

A ver, tu prometido acaba de descubrir que su ex novia a la que creía muerta está viva, la situación es muy incómoda para todos y ella continúa con los preparativos de la boda sin hablar del tema con Ezra. ¿No sería más normal esperar un poco a que Ezra arregle las cosas o al menos le preguntes directamente si piensa posponer la boda o algo? Es que me veo que de repente Ezra se va a encontrar con todo organizado sin él haber participado en nada y sin tener ni idea. Comprendo el miedo de Aria a perderle, pero meter ahora presión con la boda no es la mejor idea del mundo.

Pero bueno, allá que se va con Hanna a ver posibles lugares donde celebrar la ceremonia y acaban en uno cuya dueña es la hermana de Holden, el amigo de Aria que tenía problemas de corazón y le hacía de coartada para que pudiera tener sus citas secretas con Ezra, el chico es cheff en el sitio y le hace un tour guiado por las instalaciones. No le hace falta hablar mucho con su amiga para darse cuenta de que algo ocurre, sobre todo cuando vuelven a Rosewood y se cruzan con Ezra que vuelve a Nueva York porque los padres de Nicole le han pedido que vaya.

Ezria no pasa por su mejor momento

Y no me olvido de nuestr@ villan@ preferido. ¿A qué se ha dedicado AD todo este tiempo? Pues a crear un interesante y perturbador juego de mesa que envía a casa de Spencer para jugar con las liars. En éste podemos ver distintos lugares de Rosewood como la comisaría, el hospital, el campanario... así como figuras que representan a cada una de las chicas. También incluye un teléfono móvil que es el que da las instrucciones para que las liars jueguen según sus reglas. Es de esperar que el juego de mesa sea una constante durante toda la temporada y la forma que tenga AD de obligarlas a hacer lo que él o ella quiera.

Las chicas se asustan cuando Spencer las llama para abrir el regalo de su acosador particular, creían que con la muerte de Noel y la desaparición de Jenna se había acabado todo. Se plantean si el juego es algo que pudieron dejar planificado antes de atacarlas aquella noche, pero la idea la descartan al momento ya que Jenna es ciega y no puede haberlo hecho, y Noel... pues Noel era demasiado tonto para ser capaz de crear algo tan complicado. No son palabras mías, es lo que dan a intuir con su reacción a lo absurda que es la idea de que el chico hubiera montado ese juego. Ninguna piensa que podrían haberlo encargado, no, el juego es cosa del auténtico AD y se preguntan si Jenna y Noel iban a la suya y no tenían nada que ver con su enemigo.

Deciden pasar por ahora del juego y seguir con sus caóticas vidas, y nos vamos enterando de nueva información proporcionada por el detective Furey. Lo primero de todo es que tanto Jenna como Mary Drake están desaparecidas, lo segundo es que el arma que llevaba Jenna aquella noche no es la misma que hirió a Spencer ya que tienen distinto calibre, por lo que había otro arma (y por tanto otra persona, coff AD, coff coff) que no ha aparecido. Pero también resulta que tanto Noel como Jenna conocían a Archer Dunhill, también conocido como Elliott Rollins, ya que sus nombres aparecen en el libro de visitas del hombre cuando se hacía pasar por médico. La policía sigue sin pistas sobre el paradero del marido de Ali, pero continúan buscando...

AD se toma demasiadas molestias, con lo fácil que era comprarles el Tabú o un Trivial

Spencer está de vuelta más tarde en su casa cuando le llega un mensaje muy tentador de AD en el que la reta a jugar si quiere saber algo más sobre su madre. La chica vuelve a abrir el juego, coge el teléfono móvil y lo pone en el lugar que le corresponde en el centro del tablero, es cuando le aparecen dos opciones: Verdad o Atrevimiento, tras dudar se decanta por la segunda, y AD la envía al hospital a ver a Toby.

La chica le ha estado evitando todo este tiempo porque no sabía qué podía decirle, pero va hasta allí y se consuelan mutuamente por lo sucedido, además de comentar que parece imposible que puedan escapar de Rosewood, y se preguntan si la única forma de huir es hacer primero que el pueblo vuele por los aires. Una medida un poco desesperada, pero seguramente acabarían ahorrándose muchos problemas... Cuando Spencer regresa a casa, el juego empieza a pitar... ¿funcionará con pilas? ¿Qué ocurrirá si se gastan antes de que acabe la partida? ¿Incluye pilas de repuesto?

Fuera bromas, como Spencer ha cumplido con su parte del trato, AD hace lo propio y del interior del juego sale un sobre con una carta de Mary Drake dirigida a su hij@, es decir, a Spencer explicándole por qué hizo lo que hizo y que lamenta que fruto del odio hacia los DiLaurentis y los Hastings se quedara embarazada y su bebé tuviera que sufrir el tener que nacer en un centro psiquiátrico, pero espera que su vida acabe teniendo un final feliz. Dentro del sobre también viene una pieza de un puzzle que encaja en la parte del tablero que hay bajo el teléfono móvil. ¿Irán surgiendo más piezas según las liars sigan jugando? ¿Qué revelará ese puzzle?

Hanna confía en Mona con su negocio en la moda

Cuando Spencer les confiesa a las demás lo que ha pasado, estas se enfadan porque haya jugado sin consultárselo... y Hanna propone reventar el tablero como si fuera una piñata para ver qué más hay escondido en su interior. Pero el juego no debe tener garantía porque AD lo evita al poner un vídeo en la pantalla del móvil, donde se las ve desenterrando el cuerpo de Rollins la noche que fueron a comprobar si realmente le habían matado o si el hombre había sobrevivido. AD las tiene atrapadas y les toca seguir la partida e intentar ganar porque todo está en riesgo, decidme que no he sido la única que ha visto similitudes con Jumanji.

Y así llegamos a la escena final donde vemos a Jenna sentada en una silla bebiendo algo de una taza con un estilo muy british, ¿estará tomando té? Junto a ella hay alguien con guantes y una bata que parece de médico... ¿¿¿¿¿WREN????? Las pistas tan evidentes no me convencen porque luego van en otra dirección, pero ha sido muy exagerado. Podemos comprobar que Jenna sigue ciega, por si nos quedaba alguna duda, y entonces la chica le dice a su captor que prometió contarle todo sobre “el juego”. Entonces AD, o la persona que esté ahí con ella, le da un archivador con hojas escritas en braille que la joven lee hasta formular la palabra: “Endgame” (final del juego) y sonreír de una forma sospechosa. ¿Va a ayudar Jenna a AD? Habrá que seguir viendo para saberlo.

The following two tabs change content below.

Helena Rubio

Empecé en el mundo de las series acompañando a Mulder y Scully en Expediente X, luego seguí con Friends, CSI y otras cuantas, pero con Lost terminé de perderme. Cada año juro que no me engancharé a más series pero fracaso estrepitosamente, y mientras tanto hago malabares con los estudios.

About Helena Rubio

Empecé en el mundo de las series acompañando a Mulder y Scully en Expediente X, luego seguí con Friends, CSI y otras cuantas, pero con Lost terminé de perderme. Cada año juro que no me engancharé a más series pero fracaso estrepitosamente, y mientras tanto hago malabares con los estudios.