Pretty Little Liars 7×02: Bedlam

Pretty Little Liars 7x02: Bedlam

Pretty Little Liars 7x02: Bedlam

Series: Pretty Little Liars

2 Stars

Summary

Con Hanna a salvo, las chicas continúan con sus vidas mientras intentan averiguar algo más sobre el misterioso AD a la vez que sospechan de Mary Drake y Elliot quien les impide ver a Ali.

Coder Credit

Después del episodio contrarreloj y lleno de angustia para las protagonistas, que temían lo que podía sucederle a su amiga, las liars recobran el aliento para darse cuenta de que la vuelta a Rosewood ha supuesto que sus vidas se tambaleen tanto a nivel personal, como emocional e incluso profesional. Volvemos de nuevo a la rutina de ver cómo las chicas hacen malabares con sus obligaciones mientras luchan contra la amenaza que hay sobre ellas.

El episodio comienza pocos minutos después de donde lo dejamos, con Hanna que ha huido de su captor y va en el coche con Mary Drake que la recoge. La mujer quiere llevarla a la policía pero Hanna dice que quiere ir con sus amigas, y la gemela de Jessica DiLaurentis no insiste más, sí que menciona el hecho de su presencia en el pueblo y asegura que todas las familias guardan secretos y ella era el de la familia, motivo por el que nadie sabía de su existencia. Un rato después vemos a Hanna en casa de Spencer donde renuncia ir al hospital. Tras contarle lo que han averiguado sobre Mary Drake, Hanna llega a la brillante deducción de que la mujer es la persona que ha estado mandándoles los anónimos.

De verdad que me sorprenden las conclusiones tan rápidas a las que llegan, ¿cuántas veces han sospechado al momento de alguien que luego no tenía nada que ver? Decídmelo, porque he perdido ya la cuenta. Lo que no entiende es que la madre de Cece la recogiera y la llevara hasta allí en vez de atropellarla, momento en el que le cuentan que le han entregado a Alison porque tenían pruebas de que fue ella la que mató a Charlotte. ¡Unas pruebas irrefutables, claro que sí! Un abrigo rojo que puede tener cualquiera, o pueden haber puesto en su casa para inculparla, y una Alison drogada diciendo únicamente “perdón”.

Hana vuelve a estar a salvo
Hana vuelve a estar a salvo

Hanna está bastante trastocada por lo ocurrido y Emily decide quedarse con ella en casa de Lucas, donde el chico le dijo que podía quedarse a dormir durante el tiempo que estuviera en el pueblo. También veremos un acercamiento entre Caleb y Hanna, algo de lo que hablaré más adelante cuando mencione todas las tramas románticas del episodio. Es la ocasión perfecta para que nos recuerden que Lucas le ofreció un trabajo sobre moda a la rubia, y Caleb la anima a aceptarlo pero Hanna no quiere pensar ahora en ello.

Es mitad de la noche cuando el teléfono despierta a Emily, contesta a la llamada con número desconocido para escuchar a una aterrada Alison pidiéndole ayuda, seguido de forcejeos y una voz diciendo que no tiene permiso para llamar. Emily se preocupa al momento e intenta ir a visitar a su amiga al psiquiátrico donde se encuentra con que sólo pueden visitarla sus familiares, ya que Elliot considera que es lo mejor para su mujer. Em le pide explicaciones al médico, que reitera que Ali está muy mal y es mejor mantenerla tranquila y aislada, algo que no convence para nada a la joven.

Luego tenemos una conversación entre Emily y Spencer en la que la primera dice que ahora no está segura de que Ali matara a Charlotte. En serio, estas chicas deberían hacerse mirar su problema de acusar a la gente sin pruebas, porque sólo lo complican todo metiendo en apuros a gente inocente, en este caso a Alison, de la que Emily sigue enamorada. Em sigue desesperada por hablar con Ali, y propone usar a Mary Drake para poder verla, ya que es tía de la chica, pero Spencer no se fía nada de la mujer y le recuerda que puede ser quien está detrás de todo. Es curioso que no la llame AD, sino que use el apelativo “Uber A”, algo que me suena que nunca ha sido usado por los personajes en la serie y era un apelativo empleado más bien por el fandom.

Emily está muy preocupada por su amiga
Emily está muy preocupada por su amiga

Negándose a rendirse, Emily junto a Spencer y Aria vuelven al psiquiátrico a plantarle cara a Elliot. El hombre les repite que Ali está bien cuidada y que está haciendo lo que es mejor para ella, lo que me parece realmente gracioso es que permitan que el propio marido sea el doctor de Alison, creo que hay leyes contra estas cosas. Pero bueno, esto es Rosewood y se inventan las cosas a su antojo. Pero tenemos un dato interesante, y es que Elliot dice que ha hablado con Jason y el hermano de Ali estuvo de acuerdo en que aquello era lo mejor para la chica. Realmente curioso, porque más tarde nos enteramos que Toby no logra contactar con Jason y le necesita para comprobar que Mary Drake es quien dice ser.

Pero volviendo a Elliot, la conversación queda interrumpida cuando le llaman por teléfono y mientras habla a unos tres o cuatro metros de las chicas, estas reciben un mensaje de texto en el que AD dice que Ali es suya. ¿A qué conclusión llegan? ¡Elliot es AD! ¡Por supuesto! ¿Alguien se esperaba otra cosa? Los espectadores sabemos que Elliot es malo, y no es de fiar, pero las chicas por el simple hecho de un mensaje de texto ya dan por supuesto que es AD, ¡pero si la noche anterior estaban seguras de que era Mary Drake! Por cierto, me encanta que lo último que supimos de Mona fue que había perdido la pista a la mujer mientras la perseguía y, salvo una mención a que la esperaban cuando Hanna ya estaba a salvo, no la vuelven a mencionar.

Ha llegado el momento de tener algo más de información del motivo por el que Mary Drake se convirtió en un secreto familiar. Se lo cuenta a Spencer cuando va a visitarla a la oficina de la campaña electoral de Veronica Hastings. La mujer muestra preocupación por Hanna, y dice que debería ir al hospital o a la policía, Spencer le pregunta directamente por qué no la llevó ella cuando la recogió y Mary se justifica diciendo que no tiene buenos recuerdos ni de una cosa ni la otra. Es cuando explica por qué la ingresaron en Radley.

Según su versión (que podría ser cierta o no), su hermana Jessica cuidaba de un bebé como canguro, el niño no paraba de llorar y la llamó para pedirle que fuera. Cuando Mary llegó, Jessica le dijo que el bebé dormía y le pidió que se quedara al cargo mientras ella salía. Mary obedeció y no fue hasta que llegaron los padres del bebé cuando se descubrió que el niño estaba muerto. Jessica aseguró que cuando ella se fue de la casa el niño estaba perfectamente y todas las culpas recayeron en Mary Drake. Si esto es cierto, comprendemos sus motivos para odiar a su hermana, pero no entiendo el odio general a los DiLaurentis, ya que no tuvieron nada que ver.

¿Podemos fiarnos de la historia de Mary?
¿Podemos fiarnos de la historia de Mary?

Voy a hacer una pausa en el desarrollo del episodio para hablar de las parejas, porque si de algo son especialistas los guionistas de pretty little liars, aparte de sacarse de la manga cosas que no tienen ningún sentido (lo siento pero no, lo de Cece siendo A, hace agua por todas partes), es crear complejas y absurdas tramas románticas. Al empezar la temporada había establecidas tres parejas: Spencer y Caleb (aunque ya habíamos visto a Caleb besarse con Hanna antes de ser secuestrada), Hanna y el olvidado de su prometido Jordan, y, por último, Aria y el aún mucho más olvidado de su novio Liam (recordemos que Aria ha pasado al menos dos noches con Ezra y no viendo la televisión precisamente).

Todos sabíamos que Liam y Jordan estaban ahí como meros floreros, porque antes o después volveríamos al Haleb y al Ezria. El problema de la pareja Hanna y Caleb es que ahora tenemos a Spencer por medio, la chica no es tonta y sabe que los sentimientos de su novio hacia su ex siguen estando ahí y siente que ha cometido un terrible error dejándose llevar. Da igual que nos pongan una escena de Hanna y Caleb, en la que Hanna dice que sólo tuvieron una conexión durante un minuto y ahora todo sigue como estaba, Hanna no te engañes porque te mientes a ti misma. Pero en un intento por retomar su vida de antes de volver a Rosewood vivimos una “trama” que quiero creer es efecto secundario del secuestro porque es demasiado ridículo.

Hanna se vuelve a Nueva York, da igual que la policía les dijera que no podían irse del pueblo mientras durara la investigación del crimen de Charlotte, y va al despacho de Jordan en plan mujer fatal para, ¿seducirle? Lo siento, pero me dio un poco de vergüenza ajena, aunque nada comparado al momento en el que le convence para ir al bar en el que se conocieron (momento que nos muestran mediante un flashback). El gran problema es cuando llegan al edificio y está siendo demolido, el bar ya no existe y Hanna enloquece.

Jordan le quita importancia porque sabe que es algo normal, y dice que encontrarán otro lugar especial. Pero Hanna está en pleno ataque de histeria y dice que da igual, pero encontrarán otro lugar y también lo demolerán, que no hay nada estable en su vida y decide darle el anillo de compromiso y romper con él. ¿Hola? ¿En serio no había una forma menos absurda de provocar la ruptura?

Spencer sabe que lo suyo con Caleb no va a ningún lado
Spencer sabe que lo suyo con Caleb no va a ningún lado

Ya puestos a romper una pareja, pues mejor rompen también la de Aria y su novio Liam, porque total, ¿para que mantenerles juntos si Aria vuelve con Ezra? Aquí son algo más consecuentes, Aria afronta al chico para decirle que tiene muchas cosas que resolver en Rosewood y no es justo para él. Lo más gracioso es cuando le dice que no tiene nada que ver con el libro ni con Ezra, gran error, porque Liam parecía estar asumiéndolo hasta que oye el nombre de Ezra. Por si fuera poco, Liam ha sido nombrado editor del libro escrito conjuntamente por Aria y Ezra, y el chico no va a dejar pasar la ocasión de fastidiar al ex profesor todo lo que pueda en la revisión del libro.

Por otra parte, Emily se encuentra a Mary Drake en el hotel Radley, muy casual todo y tras hablar con ella la convence para ir al psiquiátrico a ver a Alison. Logran entrar en su habitación porque Mary es tía de Ali. Pero vamos a ver señores guionistas, tenéis a la policía tratando de averiguar si esta mujer es realmente quien dice ser, nadie ha sabido hasta ahora de su existencia pero la dejan entrar en un psiquiátrico donde sólo familiares directos pueden pasar a ver a determinada paciente. ¿Cómo comprueban en el centro que Mary Drake es familiar de Ali? ¿Cómo lo saben? La situación es cuanto menos extraña, lo lógico sería preguntar primero al médico al cargo.

¿Qué han hecho? Enseñar una foto de la madre de Ali y decirle: “¿Ve? Su madre y esta mujer son idénticas porque son gemelas, por lo que es familiar y puede entrar”, sí, puede ser su gemela o su prima la del pueblo. Venga ya, la seguridad en el hospital es lamentable. Pero todo sea por mostrarnos a una desorientada Ali, diciéndole a Em que van a perder el vuelo, o luego exclamar que Elliot no es lo que parece, pero cuando va a decir algo que puede ser trascendental... aparece el hombre y las echa.

Nadie confía ya en Elliot
Nadie confía ya en Elliot

Emily es testigo de como Elliot y Mary Drake se retiran para hablar en privado y, aunque no puede oír lo que dicen, sí que ve las sombras de ambos en una actitud clara de discusión como si se conocieran y estuvieran en desacuerdo con algo. Los espectadores podemos ver parte de la escena y así descubrimos que Mary Drake no ve nada bien lo que Elliot le está haciendo a Ali, pero vamos a ver señora, si la odiaba en la finale de la temporada seis y quería deshacerse de ella. ¿Ahora la defiende? Ahora vemos que la parte del plan que tenían en común ya ha pasado, Mary Drake aún no ha recibido el dinero de los DiLaurentis. Por cierto, ¿cómo espera conseguirlo si tanto Ali como Jason y su padre están vivos? Y si nadie sabía que ella existía, ¿cómo puede reclamar el dinero?

Elliot sólo quiere vengarse de Alison y hacerla sufrir porque cree que mató a Charlotte, supuestamente la única persona que posee esa información es AD, por lo que podemos pensar que él es quien se esconde tras esas siglas. Pero también podría ser el propio AD quien le ha dado el chivatazo, no puede ser todo tan sencillo. Lo último que vemos es que alguien a quien no vemos la cara entra en el cuarto de Ali, le inyecta algo y se la lleva. Todo el mundo descarta a Elliot y Mary porque están discutiendo en ese momento, y yo tampoco creo que sean ellos, pero no tiene por qué estar ocurriendo todo en el mismo instante, recordemos que Emily también está allí y se daría cuenta de que alguien se está llevando a su amiga, ¿o no?

Una vez finalizado el episodio debemos recordar que la temporada dio comienzo con un salto en el tiempo de 4 días después del secuestro de Hanna, y en la escena veíamos a Aria, Spencer y Emily cavando una tumba y hablando de un asesinato. El primer día fueron las 24 horas de Hanna secuestrada hasta su liberación, el segundo todo lo visto en este episodio, si siguen a este ritmo, en poco tiempo sabremos qué ha ocurrido para que las liars tengan que encubrir un supuesto crimen.

The following two tabs change content below.

Helena Rubio

Empecé en el mundo de las series acompañando a Mulder y Scully en Expediente X, luego seguí con Friends, CSI y otras cuantas, pero con Lost terminé de perderme. Cada año juro que no me engancharé a más series pero fracaso estrepitosamente, y mientras tanto hago malabares con los estudios.

About Helena Rubio

Empecé en el mundo de las series acompañando a Mulder y Scully en Expediente X, luego seguí con Friends, CSI y otras cuantas, pero con Lost terminé de perderme. Cada año juro que no me engancharé a más series pero fracaso estrepitosamente, y mientras tanto hago malabares con los estudios.