Pretty Little Liars 6×14: New Guys, New Lies

Pretty Little Liars 6x14: New Guys, New Lies

Pretty Little Liars 6x14: New Guys, New Lies

Series: Pretty Little Liars

3 Stars

Summary

La llegada de nuevos mensajes anónimos pone nerviosas a las chicas que piden ayuda a Caleb para intentar localizar al nuevo “A”. Por otra parte, Spencer continúa ayudando en la campaña de su madre, aparte de que su nueva relación supone un cambio en su amistad con Toby.

Coder Credit

Tras el primer mensaje del nuevo A, la serie vuelve a recuperar un poco del tono oscuro que la caracteriza, donde todos tienen secretos y no sabes en quién puedes confiar realmente y en quién no. El nuevo “A”, aunque realmente no firma bajo ningún seudónimo, es muy diferente a lo que hemos visto anteriormente y debo reconocer que me gusta como villano.

Se acabaron episodios de 40 minutos en los que sólo nos daban información poco útil sobre los cambios en las vidas de las liars y no pasaban apenas cosas importantes, y volvemos a las mentiras, confesiones y sobre todo: las sospechas. Si en el capítulo anterior todas, menos Aria, sospechaban de Ezra como el asesino de Charlotte, ahora la chicas muestras sus pocas dotes detectivescas y tratan de averiguar quién se esconde tras esos mensajes anónimos.

Sus sospechas siempre van por el mismo camino. La primera de la lista, como no, es Sara Harvey que ayudó a Cece a torturarlas durante dos años, de nada sirve que la chica tenga las manos quemadas e inutilizadas porque siempre van a pensar que es culpable de algo, y vale, realmente se comporta de una forma muy espeluznante pero seamos serios.

Pretty-Little-Liars-6x14-New-Guys-New-Lies-1
Las chicas preocupadas por los sms

La segunda persona no podía ser otra que Ali, la antigua mejor amiga de todas ellas pero que se siente traicionada y sospecha que ellas mataron a su hermana Charlotte. Sí, la confianza que se tienen unos a otros es apabullante, ya sospecharon de ella una vez y no tienen problema en volver a creer que podría querer castigarlas. Pero Ali está fuera del pueblo y por tanto queda descartada, porque claro, estar a unos cuantos kilómetros de Rosewood te impide mandar mensajes de texto.

Pero lo mejor de todo es cuando encuentran un nuevo sospechoso como asesino de Charlotte. El descubrimiento lo realiza Aria cuando se cuela en el piso de Ezra (en una “hábil” maniobra consistente en que Em distraiga a la encargada mientras Aria roba las llaves y luego se largue sin devolverlas, una aplauso para ella), ya que éste se ha marchado del pueblo y no saben donde está, para examinar sus palos de golf (“A” les manda una imagen del supuesto el arma del crimen, que es un hierro del 9, y claro, hay que creer lo que diga alguien anónimo y empezar a acusar a todo el mundo, porque eso les fue genial en el pasado), y ve que no le falta ninguno.

La chica está aliviada y, como le gusta cotillear, se pone a escuchar los mensajes de su contestador y hay uno muy curioso dejado por Byron sobre lo que “ocurrió aquella noche”. La reacción de Aria es la normal en cualquier chica: ¡Mi padre mató a Charlotte! Así tal cuál, ella defiende a capa y espada la inocencia de Ezra cuando está metido en una espiral de alcohol y seguramente podría tener episodios de borrachera en los que no sabe lo que está haciendo, pero eh, de su padre sospecha en un segundo.

Luego sabremos mediante un flashback que Aria escuchó una conversación entre sus padres, Ella confesaba a Byron que había ido a visitar a Charlotte para conocer su versión de la historia y que en parte entiende lo mal que lo ha pasado. Byron reacciona muy mal, sobre todo cuando descubre que existe la opción de que la chica salga libre del psiquiátrico. Intentará hablar con su padre a lo largo del episodio pero éste le da largas hasta el último minuto de episodio en el que le dice que tienen que hablar. Habrá que esperar a la semana que viene para conocer su secreto.

La discusión entre Ella y Byron
La discusión entre Ella y Byron

También está el ¿hexágono? sentimental entre Caleb, Spencer, Toby, Hanna, Jordan (el prometido de ésta última) e Yvonne (la nueva novia de Toby). Hanna y Toby dan el visto bueno a la relación de sus amigos, pero se nota que no están nada contentos con la noticia. Incluso Toby asegura que era más fácil ser amigo de Spence cuando ella no estaba en Rosewood, y se muestra particularmente insistente en saber si ella volverá a marcharse a Washington cuando termine de ayudar en la campaña electoral, (¿tal vez piense que si su ex se quedara en el pueblo podrían tener otra oportunidad?).

Pero por si no fuera bastante con la embarazosa situación, resulta que la novia de Toby es la hija de la rival política de la madre de Spencer: el mundo es un pañuelo. Que por cierto, me encanta eso de que en la campaña electoral salga todo el mundo menos las candidatas, que hasta organizan un debate entre Spencer e Yvonne... ¿no sería más normal hacer eso con las que se presentan a las elecciones?

Aparte de esto, Spencer le cuenta a Caleb lo de los mensajes anónimos y el chico usando sus habilidades de hacker logra encontrar una dirección y allá que se va con la chica. Mientras conducen rastreando la señal, Caleb dice que ha sido demasiado fácil y efectivamente así era.

Puesto que llegan a un almacén sin seguridad alguna donde están las antiguas sudaderas negras con capucha que usaba el antiguo A, junto a un móvil con el mensaje: “no acecho entre las sombras, me escondo a simple vista”, algo que veremos que es totalmente cierto ya que vemos a “A” en dos ocasiones, disfrazado de un anciano algo escalofriante, primero espiando fuera de la casa de Aria, y luego en el hotel tras el debate.

Yvonne y Spencer hablan tras el debate
Yvonne y Spencer hablan tras el debate

Por último, Hanna le confiesa a su madre y a Jordan que borró la cinta de esa noche, Ashley le dice que la empresa de seguridad guarda otra copia en otro sitio y que la policía acabará viéndola (es curioso que no la hayan reclamado ya, vemos que la policía de Rosewood vuelve a brillar por su falta de inteligencia).

Hanna apoyada por su prometido y aconsejada por su abogada está dispuesta a hablar con la policía sin decir que fue ella quien hizo desaparecer la grabación, pero ya no hace falta que hablen con ella y que se puede ir a casa porque en ese momento descubren que la copia de seguridad también ha desaparecido. Luego veremos que ha sido Ashley Marin quien la ha robado para proteger a su hija.

Y para finalizar, el momento en el que Aria examina los palos de golf de su padre y descubre que falta el número 9, y empieza a pensar que Byron y Ezra están relacionados con el asesinato, o al menos, ocultan algo. Porque en esta serie todo el mundo tiene secretos, algunos pueden ser realmente absurdos e inútiles para la trama, pero otros nos hacen elaborar nuestras propias teorías.

Obviamente yo no creo que ni Ezra, Byron, Sara o Ali tengan nada que ver ni con la muerte ni con los mensajes, más que nada porque es lo más evidente y las chicas siempre se equivocan, pero... ¿y si los guionistas juegan precisamente con eso para engañarnos? ¿Quién pensáis que puede ser el asesino? ¿Y el nuevo “A”? ¿Podrían ser la misma persona?

The following two tabs change content below.

Helena Rubio

Empecé en el mundo de las series acompañando a Mulder y Scully en Expediente X, luego seguí con Friends, CSI y otras cuantas, pero con Lost terminé de perderme. Cada año juro que no me engancharé a más series pero fracaso estrepitosamente, y mientras tanto hago malabares con los estudios.

Latest posts by Helena Rubio (see all)

About Helena Rubio

Empecé en el mundo de las series acompañando a Mulder y Scully en Expediente X, luego seguí con Friends, CSI y otras cuantas, pero con Lost terminé de perderme. Cada año juro que no me engancharé a más series pero fracaso estrepitosamente, y mientras tanto hago malabares con los estudios.