¿Podría este personaje de Juego de Tronos seguir con vida?

Ya sabemos que en las series es habitual que un personaje "muera" delante o detrás de la pantalla para que capítulos después aparezca con vida y descubramos que fuimos víctimas de un engaño. ¿Es esto lo que ha pasado con un personaje de la popular serie de la HBO?

La última temporada de la aclamada Juegos de Tronos estuvo cargada de muertes, algunas esperadas por los lectores de los libros y otras que sorprendieron incluso a estos. Mucho se ha rumoreado desde entonces sobre si uno de los personajes más queridos de Poniente murió realmente o no. Nos referimos a Jon Nieve, quien en el episodio 5x10 fue brutalmente apuñalado por otros miembros de la Guardia de la noche. La imagen de Jon tendido en la blanca nieve mientras se desangraba es algo difícil de olvidar. Pero... ¿de verdad podemos confiar en que Jon no volverá? Mucho se ha rumoreado desde entonces, pero gracias a DailyMail tenemos una foto de quien tiene toda la pinta de ser Kit Harington, actor que encarna al bastardo de Ned Stark, en el rodaje de la nueva temporada que está teniendo lugar en Belfast.

¿Podría-este-personaje-de-Juego-de-Tronos-seguir-con-vida-0

En la imagen podemos ver al actor sin vestir el negro de la Guardia pero aparentemente vivo. También hay que tener en cuenta que había previsto el rodaje de algunos flashbacks para lo que será la sexta temporada basada en el universo de Canción de Hielo y Fuego. ¿Será este momento uno de ellos o estamos ante la vuelta de Jon?

The following two tabs change content below.

Helena Rubio

Empecé en el mundo de las series acompañando a Mulder y Scully en Expediente X, luego seguí con Friends, CSI y otras cuantas, pero con Lost terminé de perderme. Cada año juro que no me engancharé a más series pero fracaso estrepitosamente, y mientras tanto hago malabares con los estudios.

About Helena Rubio

Empecé en el mundo de las series acompañando a Mulder y Scully en Expediente X, luego seguí con Friends, CSI y otras cuantas, pero con Lost terminé de perderme. Cada año juro que no me engancharé a más series pero fracaso estrepitosamente, y mientras tanto hago malabares con los estudios.