Pixels

Pixels

Pixels

3 Stars

Summary

En 1982 la NASA envió al espacio un mensaje destinado a posible vida inteligente, donde aparecían los videojuegos como ejemplo de la cultura de la Tierra. Treinta años después los alienígenas han respondido con una declaración de guerra.

Coder Credit

Una película protagonizada por Adam Sandler y acompañado por Kevin James (Superpoli de centro Comercial, Os declaro marido y marido) y Josh Gad (Los Becarios, El Gurú de las Bodas), evidentemente no es una película donde el argumento te dejará pegado al asiento y habrá una serie de giros inesperados que cambien por completo la trama.

Pixels es una película entretenida y donde es tan evidente todo lo que va a pasar, que incluso la idea del argumento que se explica en el trailer: que los alienígenas consideraron el vídeo de los 80 como una declaración de guerra y por eso ahora atacan a la Tierra, no se explica en ningún momento en la cinta. Pero ¿desde cuando una comedia destaca por su argumento?

MV5BMjIwNjcwMTk0Nl5BMl5BanBnXkFtZTgwMDMxODcyNjE@._V1__SX1217_SY643_

Eso sí, diré que lo malo de estas películas no es la película en sí, sino el trailer de la cinta y que tiende a destriparte los momentos realmente graciosos y curiosos de la película. Así que, si no habéis visto el trailer todavía y queréis ver Pixels, por favor no sintáis vergüenza si cerráis los ojos o cambiáis de canal cuando lo pongan en la tele, porque al final me lo agradeceréis.

Pero ya centrándonos en lo que depara de sí Pixels, tenemos a Brenner (Adam Sandler), un genio de los videojuegos de Arcade (los de las máquinas de los recreativos) y que llegó a ser el número dos del mundo en 1982, siendo superado tan solo por Eddie “rayo mágico” (Peter Dinklage). Un hito que supuso el mayor éxito de su vida, ya que desde ahí todo fue cuesta abajo porque, como bien decía su mejor amigo Cooper (Kevin James): ¿de qué sirve para la vida diaria ser un genio en videojuegos que ya no existen?

MV5BMTUyNzY4Mzc4OV5BMl5BanBnXkFtZTgwNDIxODcyNjE@._V1__SX1217_SY643_

Esa es básicamente la moraleja de la historia, donde los genios de los videojuegos ochenteros llevan una vida bastante miserable: Brenner instala consolas en casas de ricachones y Eddie está directamente en la cárcel; mientras que Cooper, al que solo se le daba bien jugar al “gancho” en los recreativos, acaba teniendo un puesto de lo más importante y que no voy a desvelar porque es de las pocas cosas que NO se mencionan en el trailer, y que resulta bastante curiosa.

El caso es que, mientras Brenner sigue con su vida insulsa, si bien acaba de conocer a Violet (Michelle Monaghan), una ricachona buenorra y con la que tiene un momento bastante tierno pero que no llega a más porque ella sólo quería un hombro sobre el que llorar, una base norteamericana es atacada por los videojuegos… Así que los dos acuden hasta el presidente de los EE.UU por diferentes motivos, porque resulta que ella es militar (no podía faltar esa coincidencia brutal de las Comedias) para junto a otros expertos en video juegos intentar salvar el mundo.

MV5BMjA1OTMzMTAxN15BMl5BanBnXkFtZTgwOTIxODcyNjE@._V1__SX1217_SY643_

La parte en la que un par de frikis tratan de aleccionar a tiarrones de los Navy Seal es probablemente la más divertida de la película, donde cada uno no puede evitar ser lo que es: por un lado un Friki que tiene un repertorio de discursos sacados de películas infinito, y por otro los Navy Seal con cara de seta que no entienden una palabra de lo que el otro les está diciendo, y donde por supuesto no podría faltar ese militar especialmente seta que siempre llevará la contraria a los héroes Frikis, interpretado por Brian Cox

Llegan así los ataques de los videojuegos, donde cualquier lugar del mundo puede ser atacado por cualquier videojuego del año 82 (incluyendo versiones que luego se descatalogaron por ser defectuosas), y aquí es donde probablemente más disfrutará un aficionado a esos videojuegos.

MV5BMjEyOTQzMDU4Ml5BMl5BanBnXkFtZTgwNzIxODcyNjE@._V1__SX1217_SY643_

Yo tuve la suerte de ver Pixels con un gran fan de esos videojuegos, con lo que me iba chivando todos los juegos que salían, así como las distintas consolas clásicas (las que ahora se llaman retro) que aparecían a lo largo del film: Commodore 64, Atari, etc., con tal cara de felicidad que solo por eso ya merecía la pena ver la película.

Lo mejor de todo es que se respetan las reglas de esos videojuegos clásicos, como no podía ser de otro modo en una batalla entre videojuegos, con lo que cada contrincante tiene tres vidas (por aquel entonces no existía la opción de “reset” y empezar otra vez), y el que gana una batalla recibe un premio del enemigo, mientras que si pierde se llevan a un ciudadano de la Tierra como tributo.

MV5BMjEyOTg3MTE4N15BMl5BanBnXkFtZTgwOTExODcyNjE@._V1__SX1217_SY643_

En mi opinión la primera batalla es la mejor, con Centipede como enemigo a batir, donde ya aprovechan para meter a un Sean Bean haciendo de militar inglés, y donde los americanos se explayan a gusto con las bromas al acento y los modales británicos. Aunque a veces esos insultos totalmente gratuitos (no vienen a cuento con el resto de la película) quedan ridículos, con una primera ministra inglesa que ni ella misma sabe lo que dice por el acentazo que tiene… Absurdo, ¿sí?, pero no deja de ser una película de Adam Sandler, con lo que al final todo tiene su lógica.

A Centípede le seguirán otros videojuegos clásicos como Galaga, Space Invaders, Donky Kong y por supuesto Pac Man, que es donde más guiños se ven a la forma de jugar de los 80 y el funcionamiento de cada juego en concreto, y que en nada se parece a cómo son los videojuegos de hoy en día…

Aunque eso es precisamente lo que más eché en falta: Porque teniendo en cuenta que la película está ambientada en la actualidad, donde los juegos no se parecen en NADA a los de los 80, me imaginé que habría una lucha más encarnizada entre los amantes de los videojuegos de ambas épocas.

MV5BMTU0ODU2NzIxN15BMl5BanBnXkFtZTgwODExODcyNjE@._V1__SX1217_SY643_

Pero nada de eso. Quitando que Brenner era el mejor en Arcade porque siempre seguía el patrón, mientras que en los juegos actuales es un negado porque no hay patrón y la única manera de ganar es “creerse el héroe y no querer morir”, como le dice en un momento el hijo de Violet, poco más se saca del que creo que habría sido un gran filón… Eso sí, cuando los tiarrones Navy Seal se refieren a Centípede como “la serpiente gigante que rebota en los champiñones de colores” no podía ser más ridículo y gracioso al mismo tiempo.

Y poco más se puede contar, salvo que la batalla final es para verla a cámara lenta una y otra vez para intentar descubrir a todos los videojuegos que aparecen, siendo ese el momento que más disfrutaron los mayores. Pues cada vez que aparecía un Mario Bros, el chico del Payper Boy, Asteroids o los bloques de Tetris, se veían dedos en la sala de cine y caras de felicidad porque estaban reviviendo los mejores años de su infancia.

MV5BMTkwMTY5NDIyMV5BMl5BanBnXkFtZTgwMzc0NDkwNjE@._V1__SX1217_SY610_

Pero a diferencia de lo que podría haber pensado en un principio, Pixels no es un tributo a los videojuegos clásicos que marcaron a varias generaciones y que disfrutarán más los adultos que los niños; sino simplemente una película entretenida y divertida y que tanto adultos como niños disfrutarán, pero cada uno por un motivo diferente: los niños por ver a Adam Sandler haciendo el chorra con muñecos que sus padres les cuentan que eran videojuegos de su época, y los padres por volver a ver a esos “muñecos de las maquinitas” y que hoy en día, a no ser que te gastes una pasta en máquinas recreativas de segunda mano o uses simuladores, es imposible que juegues con ellos.

The following two tabs change content below.

Barbara Cruz

Periodista y escritora a tiempo completo. En los ratos libres veo de todo y leo cualquier cosa que caiga en mis manos. Nunca se sabe cuál será mi nueva obsesión.

About Barbara Cruz

Periodista y escritora a tiempo completo. En los ratos libres veo de todo y leo cualquier cosa que caiga en mis manos. Nunca se sabe cuál será mi nueva obsesión.