Penélope Cruz y Edgar Ramírez protagonizan Love Child

Penélope Cruz y Edgar Ramírez (La chica del tren) serán los dos protagonistas de "Love Child", la nueva película de Todd Solondz y que el propio director ha definido como una "oscura e hilarante versión del mito de Edipo".

El film sigue la historia de un niño de 11 años que, mientras trata de triunfar en Broadway, también desea ayudar a su madre Inmaculada, sobre todo en lo que se refiere a su vida amorosa. Así, después de organizar un accidente que casi acaba con la vida de su padre abusivo, hará todo lo posible para que Nacho, el atractivo joven que vive al lado de ellos, corteje a su madre y acabe convirtiéndose en su nuevo padre...

Sin embargo, esta historia que se las prometía felices tendrá un giro inesperado cuando finalmente consiga su objetivo pero, lejos de alegrarse por la felicidad de su madre, se sentirá celoso por la excesiva atención que ahora está recibiendo Nacho. Así que, dentro de la obsesión enfermiza que tiene por su madre, no se le ocurrirá otra cosa que acusar a Nacho del intento de asesinato de su padre, y así deshacerse del nuevo pretendiente de su madre...

Pero este no es el único proyecto en el que se ha embarcado la actriz española, ya que recientemente también ha firmado para la versión de la novela de Ágatha Christie que dirigirá Kenneth Brannagh, "Asesinato en el Orient Express" y pronto la veremos en Escobar, junto a su marido el actor Javier Bardem, dando vida a la pareja en la ficción formada por Pablo Escobar y la peridosita colombiana Virginia Vallejo.

Por su parte, Edgar Ramírez acaba de fichar por Bright, el film de ciencia ficción de Netflix junto a Will Smith y Naomi Rapace.

The following two tabs change content below.

Barbara Cruz

Periodista y escritora a tiempo completo. En los ratos libres veo de todo y leo cualquier cosa que caiga en mis manos. Nunca se sabe cuál será mi nueva obsesión.

About Barbara Cruz

Periodista y escritora a tiempo completo. En los ratos libres veo de todo y leo cualquier cosa que caiga en mis manos. Nunca se sabe cuál será mi nueva obsesión.