Panel de Supernatural SDCC 2017

El panel de los domingos de la longeva serie de la CW se ha convertido en uno de los más esperados por los fans de todo el mundo. Tras anunciar que había algo grande preparado y anuncios importantes, el entusiasmo de los fans fue creciendo según se acercaba la hora, deseosos por saber más y haciendo sus apuestas sobre qué podía ocurrir.

Al encuentro con sus seguidores acudieron, en un principio, los protagonistas de la serie Jensen Ackles y Jared Padalecki junto a los productores ejecutivos Bob Singer y Andrew Dabb, en un panel que estaba moderado por Richard Speight Jr. Y Rob Benedict, lo que ya podía asegurar muchas risas. Nada más comenzar, los presentes vieron un vídeo centrado en los dos hermanos antes de que comenzara a sonar “Carry On My Wayward Son” cantada en vivo por el grupo Kansas, algo que enloqueció por completo a los presentes, ya que no se lo esperaban. La canción se ha convertido en una parte mítica de la serie y forma parte del resumen que se realiza durante la emisión del episodio final de cada temporada.

 

Tras este momento de absoluta locura, fue el turno de que entraran los invitados y comenzaran a hablar del “baño de sangre”, tal y como lo definió Jensen con el que acabó la temporada doce, mientras que los fans se preguntaban por twitter dónde se había metido Misha Collins. Todos recordamos que el personaje de Misha murió pero le habíamos visto por la Comic Con promocionando la serie con sus compañeros y era rara su ausencia en el panel.

Fuera lo que fuera que estuviera haciendo, apareció unos diez minutos después con su propia silla y siguió el panel. Así fue como confirmaron que Castiel formará parte de la temporada trece, también aseguraron que Mary no está muerta, pese a que Dean así lo cree, y volveremos a ver a Samanta Smith en la serie.

Con respecto a lo que podemos esperar de la nueva temporada no desvelaron mucho. Comenzaremos viendo como los Winchester se enfrentan a la pérdida de su madre, quien quedó atrapada en aquel universo alternativo con Lucifer, y la clave para poder dar con ella puede ser Jack. Respecto al nuevo nephilim explicaron que los hermanos no estarán de acuerdo sobre lo que deben hacer con el hijo de Lucifer, mientras que Sam considera que deben darle un voto de confianza, Dean es partidario de pegarle un tiro y quitárselo de en medio cuanto antes.

Al final los productores acabaron describiendo los primeros episodios como una versión relacionada con el infierno de “My Two Dads”. Lo que sí dejaron claro es que Jack camina en una línea que puede conducirle a ser bueno o a ser malo, y los Winchester deberán ser quienes le lleven por el buen camino. Otro tema importante fue el de la realidad alternativa y la cantidad de posibilidades que origina, ya que podríamos ver a muchos personajes que ya no están en “Supernatural” pero siguen vivos en la versión apocalíptica como pasó con Bobby.

Esta pregunta condujo rápidamente al rumor que se había extendido como la pólvora por toda la sala, y es el regreso de un personaje que lleva mucho tiempo muerto y que ya estaba en la temporada 1. Las apuestas de los fans fueron rápidamente a John Winchester en su versión más adulta, es decir, Jeffrey Dean Morgan pero ninguno de los invitados dijo nada y nos quedamos con ganas de saber quién regresará y para qué.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

El ritmo del panel fue bajando y la expectación de los fans esperando una gran revelación quedó en nada. Tan solo se recordó la existencia del episodio presentación del spin off llamado “Wayward Sisters” que contará con Kim Rhodes y Briana Buckmaster como protagonistas, y a las que se han sumado Kathryn Newton y Katherine Ramdeen, algo que todos sospechábamos desde que se anunció el proyecto.

Jensen, Jared y Misha estuvieron contando anécdotas sobre las bromas que se gastan unos a otros, haciendo más hincapié en lo ocurrido la semana pasada cuando Misha le cogió el móvil a Jared y twitteó en su cuenta diciendo que tenía el pene pequeño. Jared explicaba que recibió un mensaje de Matt Cohen advirtiéndole que le habían hackeado y fue cuando descubrió lo que había pasado.

No pueden negar que disfrutan metiéndose unos con otros y es que son ya muchos años de Supernatural. Eso no quiere decir que el fin de la serie esté próximo, ya se encargó Dabb de anunciar que al programa aún le quedan muchos años de vida.

A la pregunta de un fan sobre qué objeto de la serie era su preferido, todos amamos la reacción de Jensen cuando alguien del público gritó: “el Impala”, el actor se puso muy serio antes de decir que Baby no era una propiedad sino una parte de sí mismo. Misha, en su línea, dijo que su objeto preferido era Dean a lo que Jensen le respondió: “por eso no sigues en la serie”. Pero Misha prometió a los fans que continuaría, que había comprado donuts como soborno para seguir en la serie.

También hubo momento de ponerse serios, y el propio Misha explicó que Jensen había tenido un sueño sobre el final de “Supernatural” y que Sam moría. Los tres actores reconocieron que los personajes son ya parte de la familia y no podían pensar en un final donde uno de los hermanos Winchester muriera de forma definitiva. Por suerte, aún no tienen que preocuparse porque algo de eso vaya a suceder.

El panel llegó a su fin sin tener ni un avance de la nueva temporada ni el habitual vídeo de las tomas falsas de la anterior, lo que no hizo más que decepcionar a los fans quienes tras el subidón producido por la actuación de Kansas se quedaron sin las grandes noticias prometidas. Eso sí, nos dejaron un vídeo resumen de la temporada doce. Los nuevos episodios llegarán a la CW el 12 de octubre.

The following two tabs change content below.

Helena Rubio

Empecé en el mundo de las series acompañando a Mulder y Scully en Expediente X, luego seguí con Friends, CSI y otras cuantas, pero con Lost terminé de perderme. Cada año juro que no me engancharé a más series pero fracaso estrepitosamente, y mientras tanto hago malabares con los estudios.

About Helena Rubio

Empecé en el mundo de las series acompañando a Mulder y Scully en Expediente X, luego seguí con Friends, CSI y otras cuantas, pero con Lost terminé de perderme. Cada año juro que no me engancharé a más series pero fracaso estrepitosamente, y mientras tanto hago malabares con los estudios.