Oskar Santos: “Con Zipi y Zape era fundamental mantener la esencia del cómic”

Con motivo del próximo estreno de "Zipi y Zape y la isla del capitán", cuya crítica ya podéis leer, el nuevo evento #PelisYTuits que organizó @BlogosDeOro y @silencio_sala contó con la presencia de Oskar Santos (director) y Juanma Nogales (director de efectos especiales). Con ellos hemos charlado sobre el cómo es el proceso de creación de una película basada en uno de los tebeos más clásicos de España, pero también de lo mucho que ha cambiado la industria cinematográfica, aunque siga inspirándose en temas que son son eternos.

Hablando con Oskar Santos y Juanma Nogales, hay una palabra que rápidamente viene a la mente: friki. Pero no friki en sentido despectivo, ni mucho menos, sino friki en plan "yo también soy friki y muy orgulloso que estoy de serlo". Y es que, como el mismo Oskar aseguró durante la charla, "en el fondo sólo éramos un grupo de frikis que nos acabamos juntando para hacer sus cosas de frikis".

IMG_20160713_210100

Y es que el buen ambiente que se vivió durante el rodaje de esta película, donde repetía todo el equipo técnico de la primera entrega de Zipi y Zape, hizo que un trabajo tan duro al final se viviera como una experiencia maravillosa… Y en el caso de los dos actores que interpretan a los hermanos más gamberros del tebeo, Teo Planel (Zipi) y Toni Gómez (Zape), teniendo en cuenta que aseguraban que fue "el mejor verano de su vida" cuando se levantaban todos los días a las 7 de la mañana, ya deja claro que la experiencia no fue nada mala.

Se deduce así que esta película ha sido un gran reto pero sobre todo una gran ilusión. Porque tanto Oskar como Juanma crecieron leyendo los tebeos de Zipi y Zape, y por eso deseaban llevarlo a la gran pantalla. Porque no querían hacer una película sobre un niño gamberro, ya que entonces habrían elegido a Daniel el travieso, o una película de aventuras donde un niño se queda solo, porque para eso ya estaba "Solo en casa".

30

"Lo que queríamos era mostrar la esencia del cómic original, que no es otro que el conflicto generacional que siempre ha existido y siempre existirá entre padres e hijos. Por ello era fundamental que en la película estuvieran los padres y los hijos, sobre todo en una edad tan crucial como son los 11 años, que es cuando ya empiezan a madurar", señaló Oskar Santos.

Y para mostrar ese conflicto, donde asegura que hay mucho de “pérdida de memoria”, porque los padres ya han olvidado que así es como eran ellos de pequeños, el equipo de creadores y productores no dudaron en inspirarse en lo que habían mamado de pequeños. Esto es, en las películas, literatura y cómics con los que habían crecido, y que ahora querían mostrar en la gran pantalla.

IMG_20160713_205153

Pero, ¿qué habían hecho antes de “Zipi y Zape y el club de la canica?

Lo cierto es que hemos aprendido qué esto de dirigir pues donde realmente se aprenden estas cosas: en la cafetería de la facultad, juntándote con otros frikis como tú que llevan una cámara, y poniéndote a hacer lo que más te gusta”.

Eso en el caso de Oskar (director de El mal ajeno), aunque Juanma asegura que él, al llevar más de 20 años dedicado al mundo de los efectos especiales, ha visto los inicios de esta industria y lo muchísimo que ha evolucionado en tan poco tiempo. Dentro de su dilatada carrera se incluyen películas tanto a nivel nacional (Los últimos días) como internacional (Extintion), por lo que no es de sorprender que Oskar hable maravillas de él, asegurando que si no hubiera sido por el increíble nivel creativo de todo el equipo de efectos especiales, “Zipi y Zape y la isla del capitán” no habría tenido un resultado tan espectacular.

"No me gustan las películas de efectos especiales, sino CON efectos especiales –aseguraba Oskar Santos-. Por eso, todo lo que hemos incluido de efectos especiales es siempre al servicio del argumento. Y eso se nota en el resultado final".

IMG_20160713_205205

Si habéis visto “Zipi y Zape y el club de la canica”, sabréis que no se trata de una película de bajo presupuesto precisamente. O al menos esa es la imagen que da. Y ahora que han repetido experiencia, la pregunta es obligada: ¿Cómo es trabajar en una película de gran presupuesto?

"En realidad ha costado bastante menos de lo que parece a simple vista. Y lo cierto es que esa era una de las cosas que más sorprendía a otros equipos con los que trabajamos durante el rodaje o cuando presentamos la película en los festivales. Porque no se podían creer que pudiéramos haber hecho esa película con tan poco dinero".

"La clave está en saber gestionar el dinero y sobre todo contar con un equipo de efectos especiales tan creativo como el que hemos tenido la suerte de contar, con Juanma Nogales a la cabeza –señalaba Oskar Santos-. Es sorprendente lo que pueden hacer, y sobre todo sin estar recurriendo constantemente a los efectos digitales".

Precisamente los efectos empleados en la película es una de las cosas que más llama la atención de Zipi y Zape, pues tiene un toque muy Steven Spilberg. Algo que no es difícil de entender si tenemos en cuenta que tanto Oskar como Juanma y todo el equipo de productores eran muy fans de esas películas de los 80. Por ello precisamente querían que hubiera animación de esa época, más animatrónica que digital, y que era lo que contribuía a darle un aspecto más real.

null

"Si recordáis la película de La amenaza fantasma, que fue una de las primeras películas donde todo estaba hecho con efectos digitales, los pobres actores como Ewan McGregor no sabían dónde mirar dentro de la pantalla verde porque no estaban acostumbrados a trabajar así. Y aunque en nuestro caso hemos tenido la increíble suerte de trabajar con niños, que son como esponjas porque lo aprenden todo con una rapidez asombrosa y al segundo día ya actuaban con total naturalidad frente a esa pantalla verde, no quería que fuera todo así. Quería que hubiera más animación y efectos especiales de los de toda la vida, porque era lo que había visto de pequeño y porque quería verlo ahora en la gran pantalla".

Por otro lado, confiesas que "ha sido una gozada poder ‘saquear’ películas de mi infancia como Los Goonies, Indiana Jones o Regreso al futuro, en la que nos hemos inspirado mucho y les hemos dedicado unos cuantos guiños; así como en la literatura que leía de pequeño, como los libros de Julio Verne. De hecho, uno de los personajes claves de la película es un calamar, precisamente por 20.000 leguas de viaje submarino".

"En realidad es un pulpo –aseguró Juanma, entre risas, ya que esta fue una de las anécdotas de todo el rodaje- porque tiene ocho patas y eso nunca podrá ser un calamar… Pero en el guion siempre se ponía “calamar” porque era el calamar de Julio Verne... Eso sí, el pulpo/calamar tiene una escena final espectacular".

null

¿Y cómo ha sido la acogida de la película hasta ahora?

"Hemos pasado por el Festival de Toronto, que es uno de los más prestigiosos del cine juvenil, pero también por el de Sundance, donde nos sorprendió que entraran a concurso tan pocas películas juveniles. Aunque lo cierto es que había muchos adultos viendo la película. Pero no deja de ser lo más lógico, porque ellos también habían visto de pequeños esas películas de los 80 y reconocían la misma estética".

"Lo más sorprendente fue que cuando acababa la película los niños se quedaban alucinados y, por ejemplo, cuando estrenamos hace ya 3 años “Zipi y Zape y el club de la canica”, nos preguntaban cuándo íbamos a hacer la segunda parte. Eso, y si la la íbamos a hacer en inglés, pues por allí no estaban muy acostumbrados a ver películas subtituladas, y menos si son películas juveniles".

De esta experiencia se deduce que el cine español está muy bien valorado fuera de nuestras fronteras, también dentro del género juvenil.

"El complejo de inferioridad que tenemos, aunque lo respeto, es algo que debemos abandonar. Sobre todo porque son los equipos de Hollywood los que, cuando ven lo que somos capaces de hacer con un presupuesto que a lo mejor es una tercera parte del que tendrían ellos, se sorprenden de que no hagamos más películas de este tipo".

Y cuando hablan de equipos de Hollywood, no se refieren a cualquiera, ya que estuvieron trabajando mano a mano con el mismo equipo que venía de rodar Star Wars.

"Cuando decidimos que queríamos hacer un pulpo ‘a la antigua’, sin que todo fueran efectos digitales, contactamos con uno de los equipos de animación que venía de rodar el Episodio VII con J.J.Abrams. Y nos encantó lo que nos ofrecieron… mientras que ellos nos miraban como si estuviéramos locos, porque no creían que quisiéramos hacer algo así con nuestro presupuesto. Pero al final salió bien. Así que pudimos trabajar con ellos el tiempo libre que tuvieron hasta que empezaran a rodar el Episodio VIII".

ICULT ZIPI Y ZAPE Y LA ISLA DEL CAPITAN dirigida por Oskar Santos y protagonizada por Elena Anaya junto a los jovenes Teo Planell y Toni Gomez FOTO DAVID HERRANZ
ICULT ZIPI Y ZAPE Y LA ISLA DEL CAPITAN dirigida por Oskar Santos y protagonizada por Elena Anaya junto a los jovenes Teo Planell y Toni Gomez FOTO DAVID HERRANZ

Pero por muy bueno que sea el trabajo del equipo técnico, en ocasiones os habréis encontrado con que querías hacer algo que, por presupuesto, resultaba imposible...

"Algo así ocurrió con la parte en la que, al igual que ocurrió en la primera entrega de Zipi y Zape, se narraba el origen del villano. Y ahí tuvimos muchísima suerte de contar con Elena Anaya, después de que Javier Gutiérrez hiciera de malo en la primera película. Esto es algo muy común en las películas juveniles de Hollywood, el coger a actores con una grandísima trayectoria para hacer de villanos, y que yo también quería hacer porque sabía que daría muy buen resultado".

"Y en el caso de la Señorita Pam, (Elena Anaya), lo que queríamos era mostrar su origen como si fuera un cuento. Pero entre que esa parte ocurría cuando la película ya estaba muy avanzada y no se podía interrumpir demasiado el argumento, y que la idea que tenía originalmente era demasiado compleja, al final se tuvieron que bajar un poco la expectativas… Pero lo dicho, con un equipo tan bueno como el que teníamos, se pueden hacer maravillas".

FONDO_PANTALLA_1900X1188

En resumen, Zipi y Zape y la isla del capitán es una película que, aunque protagonizada por dos niños y basados en los cómics de dos hermanos muy gamberros, es una película que va a gustar a todos. Tanto a los más pequeños por las aventuras que se viven en ella y porque se van a sentir muy identificados con sus protagonistas por ese conflicto generacional; como a los mayores por ese mismo conflicto y porque será como volver a la infancia, disfrutando de nuevo de esos clásicos del cine y la literatura que veíamos de pequeños.

Y si os habéis quedado con ganas de ver la película, no os preocupéis: no tendréis que esperar mucho pues Zipi y Zape y la isla del capitán se estrena el próximo 29 de julio.

The following two tabs change content below.

Barbara Cruz

Periodista y escritora a tiempo completo. En los ratos libres veo de todo y leo cualquier cosa que caiga en mis manos. Nunca se sabe cuál será mi nueva obsesión.

About Barbara Cruz

Periodista y escritora a tiempo completo. En los ratos libres veo de todo y leo cualquier cosa que caiga en mis manos. Nunca se sabe cuál será mi nueva obsesión.