Ocho razones por las que ‘The Bold Type’ es la serie feminista que necesitábamos

El pasado 11 de julio se estrenó en la cadena Freeform la serie “The Bold Type”. Basada en las vivencias de la redactora jefa de la revista Cosmopolitan, Joanna Coles, la serie protagonizada por Katie Stevens (Jane), Aisha Dee (Kat) y Meghann Fahy (Sutton) narra la historia de tres chicas tratando de ganarse un hueco en la revista “Scarlet” a la vez que hacen frente a los problemas  típicos de su edad: amor, sexualidad, identidad, etc. Pero, ¿qué hace especial a esta serie para que le dediquemos un artículo completo? Básicamente porque se trata de una de las series más diversas y feministas de lo que va de año.

Atención: este artículo contiene spoilers explícitos del primer episodio de la serie y habla de tramas generales de la temporada sin dar datos concretos.

Es curioso cómo una serie que trata de unas chicas en una revista de moda, que en un principio podría pensarse que cumpliría con todos los estereotipos habidos y por haber, ha roto tantos moldes en la televisión. Es complicado hablar de todos los momentos que hacen a esta serie tan feminista pero aquí van las ocho razones principales por las que The Bold Type es imprescindible en la nueva televisión:

8. La jefa de Scarlet, Jacqueline Carlyle

En el primer episodio además de conocer a nuestras tres protagonistas se nos presenta a la redactora en jefe de Scarlet, Jacqueline Carlyle a la que da vida la actriz Melora Hardin. En cuanto la vemos aparecer en pantalla el recuerdo de Meryl Streep en “El Diablo Viste de Prada” es apabullante. El estilo, el peinado, tememos volver a ver otra mujer en el poder siendo alguien terrible pero entonces… llega la sorpresa. Jacqueline es la mejor jefa que nadie podría desear, presiona a las chicas para que saquen lo mejor de sí pero es casi una madre, una guía para ellas. La respetan, pero sin necesidad de dar su vida por ella y Jacqueline lo entiende y las anima a seguir su instinto. Por fin una mujer en una posición de poder a la que no representen como una auténtica arpía.

7. Habla de sexo sin tapujos ni estigmas

Uno de los capítulos de la temporada tiene el orgasmo femenino como protagonista. Una de nuestras protagonistas confiesa no haber tenido uno jamás ante lo cual nos preguntamos ¿cuál será el planteamiento de la serie? ¿presionar a la chica para que consiga tener uno? Pues no, en un divertido arco de búsqueda de su propio placer y culpar a los hombres por no preocuparse de satisfacer en la cama a las mujeres, la chica acaba admitiendo ante todo el mundo orgullosa que no ha tenido nunca un orgasmo. No es su culpa, no siente vergüenza por ello y afirma su propia sexualidad tomando el control de ella.

6. Sigue tus sueños, pero paga el alquiler

Últimamente hay una tendencia en la televisión y el cine de “sigue tus sueños”, que se resume en: abandona ese trabajo que odias y lucha por lo que siempre has querido, da igual que ganes tan poco dinero que no puedas ni comprar papel higiénico o mucho menos pagar el alquiler de tu piso. Esta tesitura se muestra con otra de nuestras protagonistas de The Bold Type. Cuando se le presenta el trabajo que siempre ha soñado descubre que va a cobrar mucho menos que en su trabajo anterior, dejándola sin apenas dinero para pasar al mes. En esta situación tanto volver a su antiguo trabajo como aceptar el trato hubiera sido un mal ejemplo para el espectador, pero The Bold Type optó por la mejor y única opción, empoderar a la chica para enfrentarse a su nuevo jefe y exigir una subida salarial por el trabajo que iba a realizar. Ya era hora que se mostrara a las jóvenes exigiendo derechos laborales y mejores condiciones en un mundo donde parece que podemos alimentarnos de ilusión y pagar el alquiler con sueños.

5. Trata temas controvertidos sin caer en el morbo ni dejar de ser feminista

Una de las historias que Jane tendrá que cubrir como periodista es la de una mujer que abandona Wall Street para ser stripper, un trabajo que ella consideraba que la empoderaba más como mujer. Jane en todo momento se siente fascinada por su historia y la muestra como un gran ejemplo del feminismo, demostrándonos una vez más que The Bold Type no cae en el ataque fácil, ni el estigma a este tipo de trabajo. Incluso por el camino, Jane aprenderá una lección de periodismo que seguramente le dure toda su vida. Pero en el capítulo final de la temporada se atreven con algo todavía más polémico: la violación. También a raíz de un artículo de Jane y una mujer que realiza una performance  en Central Park, se pone en primera plana lo que sufren las mujeres al verse desprotegidas por un sistema judicial que defiende antes al violador. Con todo el cuidado y a la vez toda la crítica posible al sistema judicial, The Bold Type nos presenta un capítulo de lo más emotivo que culmina en una de las escenas más impactantes de toda la serie.

4. Dramas sí, pero los justos

Parece que si se hace una serie que tenga a mujeres protagonistas los dramas amorosos tienen que ser lo principal. No vamos a negar que en The Bold Type no los haya, en la vida hay amor y por supuesto hay dramas como consecuencia del mismo, pero sin excederse. La serie no se centra en un posible triángulo amoroso, ni tampoco hace un mundo de las rupturas. Se agradece por tanto la naturalidad con la que se trata estos temas, no se derraman lágrimas en exceso ni se rompen amistades a la primera de cambio, The Bold Type hace un fiel reflejo de la realidad sentimental.

3. No todo es blanco o negro

Siguiendo con el hilo anterior, sabemos que en la vida no todo es blanco o negro. Hay veces que nos toca recibir una mala noticia y no por ello el mundo se acaba, nos encerramos en nuestra casa y comemos helado hasta el anochecer –aunque podríamos- The Bold Type muestra a nuestras protagonistas encarando malas noticias, algunas realmente malas, y aun así saben que si no pueden hacer nada para remediarlo deben continuar adelante con el apoyo de sus amigas. Por tanto no se recrea en el drama, la serie no para su desarrollo por malas noticias que no tienen solución, al final te enseña que hay que afrontar todo lo que llega en esta vida, ya sea bueno o malo.

2. Adena El-Amin

Nikohl Boosheri da vida a la fotógrafa Adena El-Amin, un personaje que por sí solo merecería un artículo. Porque Adena es musulmana, lleva velo y es lesbiana. Sí, cómo lo oís. Si ya es difícil ver a musulmanas representadas en la televisión de forma positiva, abarcar semejante diversidad y representar a musulmanas del colectivo LGTBI lo es aún más. Adena es un personaje con una fuerza arrolladora, es creativa y exitosa y no niega las raíces que la hacen ser como es, su fe y su sexualidad se dan la mano para poder comprender su identidad. Cuando le explica a Kat porqué lleva velo “El velo no me oprime, sino que me libera de las expectativas de la sociedad sobre cómo debería verse una mujer”, vemos que Adena se siente orgullosa de quién es. Pero es que además de mostrar a una persona real y no a la típica mujer musulmana oprimida por su padre/hermano/esposo, las críticas de su personaje van en torno al racismo de Estados Unidos –es atacada verbalmente cuando habla por teléfono con su madre en mitad de la calle- y las políticas migratorias del país, en un claro dardo a las recientes reformas de Trump. Así que no trata de endulzar determinados elementos en torno a su personaje, sino que los muestra con toda la crudeza de la realidad. Mujer, artista, musulmana y lesbiana, Adena rompe tantos estereotipos y empodera de una manera que sobrecoge cada vez que sale en pantalla. Más si su trama se cruza con la de Kat –mujer negra- que comenzará a dudar de su orientación sexual al conocerla. A The Bold Type solo le falta incluir la palabra “bisexual” en su guion para ser perfecta –aunque se sobreentiende-.

1. La amistad por encima de todo

Otro elemento común en las series protagonizadas por mujeres es enfrentarlas constantemente entre sí –a pesar de reconciliaciones posteriores-. Girls era un claro ejemplo de esto. Pero en The Bold Type no, las tres amigas se apoyan por encima de todo y la sororidad es la marca de la casa. Todas están cuando una lo necesita y hasta pueden llegar a hacer cosas que no muchas haríamos por nuestras amigas. Estas tres amigas nos demuestran que para hacer una buena serie no se necesita recurrir a los ataques y a la lucha de mujeres, sino que el apoyo entre ellas da tantos o mejores resultados. Se rompe también una lanza en favor de los millennials tan duramente atacados en los medios y muestra desde un ángulo positivo a la juventud actual. The Bold Type ha demostrado que para ser una serie feminista no necesita poner a mujeres empuñando armas ni golpeando, sino que basta con hacerlas dueñas de su propio destino.

The following two tabs change content below.

Beatriz Noria

Empecé a ver Perdidos y ya no paré... Con Como Conocí A Vuestra Madre conocí lo mejor y lo peor de este mundo. Adicta a cualquier pantalla que emita series o películas. Mientras cargan, trato de estudiar algo.

About Beatriz Noria

Empecé a ver Perdidos y ya no paré... Con Como Conocí A Vuestra Madre conocí lo mejor y lo peor de este mundo. Adicta a cualquier pantalla que emita series o películas. Mientras cargan, trato de estudiar algo.