Nunca apagues la luz

Nunca apagues la luz

Nunca apagues la luz

3.5 Stars

Summary

Cuando el hermano pequeño de Rebecca, Martin, pasa por lo mismo que una vez hizo que se cuestionara su salud mental, intentará desenterrar la verdad de aquello que les aterra, lo que hace que se tope con un ente que se ha adherido a su madre, Sophie.

Coder Credit

James Wan es uno de los nombres más conocidos en el cine de terror actual. Después de coronarse con producciones como Expediente Warren o Insidious, vuelve a la cartelera este viernes con Nunca apagues la luz, una cinta que explotará con uno de los miedos más comunes: ¿qué se encuentra en la oscuridad?

En los peores momentos de la vida de Sophie (Maria Bello), tras la desaparición de su primer marido y padre de Rebecca (Teresa Palmer), y posterior muerte del segundo y padre de Martin (Gabriel Bateman), siempre aparece Diana, un ser desconocido con el que la madre de los chicos parece hablar en la oscuridad. Lo que al principio comienza como una madre trastornada que habla a la nada, se convertirá en una de las peores pesadillas de Martin, cuando descubra qué es en realidad con lo que su madre conversa cada noche. No podrá huir a ninguna parte, ya que una vez descubierto, el ente le seguirá.

Sophie no parará de pedir a su amiga que no haga daño a sus hijos, pero conforme vayamos descubriendo la verdad de Diana, veremos cuán imposible es esa plegaria, y todo lo que de verdad ha hecho ese ente por su amiga a lo largo de los años, a pesar de las peticiones de la misma.

nunca apagues la luz

Como ya os he dicho más arriba, me emocionaba ver esta película por el juego que supuestamente haría con la oscuridad. Sin embargo, me apena decir que han dejado de lado todo lo que podrían haber explotado ese miedo para basarlo en una película llena de sustos, y no de situaciones terroríficas.

Es cierto que Nunca apagues la luz no es lo que me esperaba en ese sentido, pero también es verdad que desde que comienza la película te ves sumergido en el ambiente tenso que persigue y estás convencido de que va a pasar algo en cada minuto de la película – lo cual efectivamente ocurre –.

El argumento tiene sus limitaciones, a la media hora de película ya sabes cuál es el único final que pueden darle a la trama para que el terror desaparezca, y al contrario que muchas otras cintas, no lo alargan (dura tan solo hora y veinte). El guion escrito por Eric Heisserer va soltando píldoras de información hasta que llega la última media hora y deja que explote la acción, salpicando a todos los personajes.

Nunca apagues la luz

Y si el ritmo de la película, aun de corta duración, ha sido intensa, las actuaciones no podían ser menos. La interpretación de Bello hace que nos metamos poco a poco en su situación, en su mente, para ver por qué le está ocurriendo todo a esa familia. La actriz que se mete en el papel de Sophie, junto con el pequeño que se mete en la de Martin, son quienes verdaderamente llevan el peso de la película – aunque este segundo provoque varias situaciones incoherentes en la realidad –, ya que logran involucrar al espectador en el miedo que ellos mismos sienten.

Teresa Palmer pasa desapercibida a pesar de ser quien teóricamente capitanea el reparto, convirtiéndose en el típico personaje de película de terror que persigue al monstruo y al que se le añade un poco de sobreactuación en diferentes situaciones.

David F. Sandberg se estrena con Lights Out en este largometraje tras la fama que obtuvo el corto en el que está basada. Quizás haya sido la misma expectativa de aquellos que ya lo disfrutaron o culpa del guion, que no se puede estirar más, pero no ha logrado mantener la misma atmósfera que la historia original.

Nunca apagues la luz

En general, Nunca apagues la luz es una película que envuelve a aquellos que le permiten parte de su tiempo, al menos durante el momento del visionado. El juego de luces en la escenografía, añadido a las actuaciones y a la historia en sí, logran que un argumento sencillo te deje un buen sabor de boca que, aunque no te provoque terror al cruzar la esquina nada más salir de la sala, sí que hará que recuerdes con gusto el haberle dado una oportunidad.

The following two tabs change content below.

Maria Reinoso

Sobrenatural me arrastró a un infierno lleno de period dramas, comedias, acción y terror. Intenté evadirme de aquel agujero negro, pero que me di cuenta de que ese infierno era mi cielo y antes de su llegada me encontraba en el purgatorio.

About Maria Reinoso

Sobrenatural me arrastró a un infierno lleno de period dramas, comedias, acción y terror. Intenté evadirme de aquel agujero negro, pero que me di cuenta de que ese infierno era mi cielo y antes de su llegada me encontraba en el purgatorio.