Novedades y fichajes de “Hawaii Five-0”

Tras la inesperada marcha de dos de los actores principales de la serie, Daniel Dae Kim y Grace Park, por desacuerdos económicos con la cadena, era cuestión de tiempo que la CBS anunciara la llegada de nuevos miembros para el equipo.

Que Hawaii Five-0 no será lo mismo sin Chin y Kono es algo que todos sabemos, pero los responsables del programa van a intentar suplir su marcha con dos nuevas caras y el ascenso a actor regular del reparto a alguien a quien ya conocemos muy bien: Ian Anthony Dale, que interpreta a Adam Noshimuri y marido de Kono, seguirá en la ficción con un papel más importante que el que tenía hasta ahora, puesto que pasará a ser reclutado por McGarrett como uno más del cinco cero. Sorprende la continuidad de Adam cuando Kono no va a estar y no podemos evitar preguntarnos qué explicación nos darán.

Las otras dos novedades son Meaghan Rath ("Being Human US", "Rogue") en el papel de Tani Rey, una ex agente de policía reconvertida a socorrista en la piscina de un hotel cuando la expulsaron del cuerpo. Rath ya aparecerá en el primer episodio de la octava temporada, momento en el que conocerá a Steve y Danny que la verán como un posible fichaje para la unidad. Nos queda Beulah Koale ("Common Ground") como Junior Reign, antiguo Navy SEAL que regresa a su hogar y le pide trabajo a Steve.

Habrá que ver cómo encajan estos cambios en la serie y si los espectadores les dan un voto de confianza tras lo sucedido con Kim y Park. "Hawaii Five-0" regresa a la CBS el 29 de septiembre.

The following two tabs change content below.

Helena Rubio

Empecé en el mundo de las series acompañando a Mulder y Scully en Expediente X, luego seguí con Friends, CSI y otras cuantas, pero con Lost terminé de perderme. Cada año juro que no me engancharé a más series pero fracaso estrepitosamente, y mientras tanto hago malabares con los estudios.

About Helena Rubio

Empecé en el mundo de las series acompañando a Mulder y Scully en Expediente X, luego seguí con Friends, CSI y otras cuantas, pero con Lost terminé de perderme. Cada año juro que no me engancharé a más series pero fracaso estrepitosamente, y mientras tanto hago malabares con los estudios.