Mr. Robot 3×05: eps3.4_runtime-error.r00

Mr. Robot 3x05: eps3.4_runtime-error.r00

Mr. Robot 3x05: eps3.4_runtime-error.r00

Series: Mr. Robot

4.5 Stars

Summary

Elliot vuelve a su trabajo en ECorp preguntándose qué es lo que no encaja del día. Pronto la mañana se complicará desde el momento en que seguridad intente echarlo del edificio.

Coder Credit

El capítulo de esta semana ha sido casi de infarto. Poco a poco íbamos conteniendo más y más la respiración casi sin darnos cuenta, hasta llegar a ese brusco final que nos ha dejado con las ganas de ver lo que está por llegar.

Teniendo sólo a Elliot, a Angela y a Darlene (y a ésta última sólo durante unos minutillos), el capítulo transcurre durante un breve período de tiempo (¿una hora? ¿menos? ¿iba en tiempo real más o menos?) que empieza con Elliot dirigiéndose a trabajar a ECorp un lunes. Bueno, no un lunes cualquiera, sino EL lunes en que las Naciones Unidas van a votar sobre la anexión del Congo a China (que por cierto, se acaba aprobando).

A Elliot le da la impresión de que algo va mal, pero no sabe el qué hasta que se da cuenta de que es lunes y que no sabe qué ha hecho en los últimos días, y teme (con razón) que Mr. Robot haya vuelto a aparecer. En cuanto llega a su cubículo y no puede acceder a su cuenta de ECorp, sabe que algo va mal y pide a su compañero Samar que le deje el ordenador. Con él, comprueba que el parche que puso para impedir la fase 2 sigue en su sitio, pero descubre que el Dark Army ha intentado poner en marcha la fase (pero fallando gracias al parche de Elliot).

Pobre Elliot parece un pez fuera del agua

No le da tiempo a nada más pues pronto viene seguridad a buscarlo para echarlo del edificio. Además, Darlene lo ha llamado varias veces para que se reúna abajo con ella, pero Elliot no quiere marcharse porque si quiere detener al Dark Army, tiene que hacerlo desde dentro. Lo único que puede hacer es intentar escaquearse y que no lo pillen los de seguridad y lo hace durante un rato, con escenas impagables como esa en la que se mete en una reunión en la que no está invitado y todos se quedan mirándolo sorprendidos.

Al final, Elliot no consigue llegar a la planta 23 (a la que quería ir para conseguir los módulos de seguridad hardware o HSM para acortar) y tiene que marcharse del edificio. Abajo, lo único que puede hacer es llamar para que evacúen el edificio (¿le harán caso?), aunque tiene dificultades para hacerse entender por el escándalo que está montando un grupo de manifestantes delante de ECorp. Al momento, Darlene lo ve y va hacia él.

Y llega la hora de la verdad: Darlene confiesa que está trabajando para el FBI y Elliot se queda en shock. El chico se enfada con su hermana, pese a que ella le explica que fue porque al FBI sólo le interesa Tyrell y a ellos les darían inmunidad a cambio del sueco. Darlene también le cuenta que Mr. Robot salió por la noche el día que lo vigiló y que se reunió con Angela, que parecía saber que hablaba con Mr. Robot y no con Elliot.

Los hermanos se enfrentan

Darlene le dice que Angela tiene que estar trabajando con Mr. Robot y Tyrell, y que lo ha traicionado. Es entonces cuando Elliot recuerda haber visto a su amiga y a Tyrell juntos, en aquel momento en el que recobró la conciencia como Elliot durante unos instantes.

A partir de ahí, el episodio abandona a Elliot y Darlene y nos vamos con Angela, justo en el momento en que la manifestación se pone violenta y la gente entra a la fuerza en el edificio de ECorp. Angela recibe una llamada en su despacho de Irving, que le indica que tiene que recoger un paquete en su planta y que han causado ellos los disturbios porque necesitaban una distracción. Irving quiere que Angela le dé el contenido del paquete a Elliot para que haga una copia del HSM del piso 23, con la ayuda de una tarjeta de acceso especial.

Angela debería ir en busca de Elliot, pero no lo hace quizás porque se lo cruzó antes y no parecía muy centrado... o quizás tiene sus propios motivos. Lo que sí nos queda claro es que ni siquiera hace el esfuerzo de encontrarlo porque Elliot la llama y ella le cuelga sin contestarle. La intención de Angela es hacerlo todo ella y aunque le cuesta llegar a la maldita planta 23, al final consigue entrar en el habitáculo para hacer la copia de seguridad.

Lo malo es que mientras lo hace, una tal Lydia la pilla por allí y Angela se lo dirá después a Irving para que se "ocupe" de ella. ¿Qué le harán a la pobre Lydia? Angela consigue hacer la copia y para poder salir de allí sin que nadie la ataque, se coloca una máscara de fsociety que llevaba uno de los manifestantes (y la pobre tiene que aguantar los restos del espray de pimienta que le quedaban a la máscara de un ataque que sufrió su dueño).

Las motivaciones de Angela siguen sin estar muy claras

Cuando Angela consigue llegar al ascensor para marcharse de allí, llama a Irving y le cuenta lo que ha pasado, mintiendo sobre Elliot y diciéndole que lo tuvo que hacer ella porque no localizó al chico. Irving le pregunta si lo hizo todo tal y como indicaba el papel y ella duda durante un momento pero finalmente le dice que sí. No me quedo yo muy convencida pero bueno.

A todas estas, antes de que Angela entrara en el ascensor y se quitara la máscara de fsociety, vemos una figura que pasa por el fondo que se parece sospechosamente a Elliot. Pero seguimos con Angela, que le entrega el paquete con la copia a un hombre que la espera en una planta, tan tranquilo comiéndose un bocadillo.

Por cierto, que Angela también le ha preguntado por teléfono a Irving que si han evacuado el edificio que van a hacer saltar por los aires, y él le dice que sí... pero no sé yo, no me fío demasiado de Irving. Angela vuelve a su oficina bastante agobiada y... ¡se encuentra con Elliot!

Holiiii

Con la frase «Angela, ¿hay algo que quieras contarme?» se cierra este agobiante pero genial capítulo que nos ha regalado Sam Esmail. ¿Qué os ha parecido a vosotros?

The following two tabs change content below.

Natalia Méndez

Tenía algo parecido a una vida hasta que arquitectura y las series me la arrebataron. Todo empezó con Xena. Y Urgencias. Y Mujeres Desesperadas. Fan incondicional de Nathan Fillion y Felicia Day.

About Natalia Méndez

Tenía algo parecido a una vida hasta que arquitectura y las series me la arrebataron. Todo empezó con Xena. Y Urgencias. Y Mujeres Desesperadas. Fan incondicional de Nathan Fillion y Felicia Day.