Moonlight

Moonlight

Moonlight

4.5 Stars

Summary

Chiron es un niño negro y homosexual que vive en los suburbios de Miami con su madre adicta al crack. La película recorre su vida en tres partes fundamentales: su infancia, su adolescencia y su juventud, mientras trata de hacer frente a la violencia y la discriminación que sufre en su barrio.

Coder Credit

Si alguien puede hacerle frente a La La Land en los Oscar de la semana que viene esa es sin duda Moonlight. Una exquisita película que nació con una vertiente independiente muy fuerte pero que alcanzó su fama, no vamos a negarlo, ante la caída en desgracia de "El Nacimiento de una Nación".

Moonlight narra la historia de Chiron, un niño negro y homosexual que vive en los suburbios de Miami. La película recorre su vida en tres partes fundamentales: su infancia, su adolescencia y su juventud, mientras trata de hacer frente no solo a la violencia y a la discriminación que sufre en su barrio, sino a su madre drogadicta (Naomie Harris) que le presta poca atención.

El casi debutante director Barry Jenkins nos cuenta la historia de una vida, la lucha por la aceptación personal en un mundo que se empeña en obligarte a lo contrario. Pero todo esto lo hace con una sutileza impresionante, una narrativa poética que supone por ello mismo, una isla desierta en una Academia mucho más explícita. Moonlight es la prueba viviente de lo mucho que se puede decir con tan poco.

No vais a encontrar grandes diálogos contra la homofobia o el racismo. Tampoco veréis a blancos cambiando de acera o a policías vigilantes. Porque esta es una película donde ganan las miradas huidizas y cabizbajas, la sutileza y la profundidad de los sentimientos que pueden transmitirse con ellas.

Los tres actores que dan vida a Chiron, Alex Hibbert, Ashton Sanders y Trevante Rhodes son espectaculares. Los tres consiguen dar uniformidad a un personaje que sufre varios cambios trascendentales en su vida y lo hacen con un diálogo que apenas existe. Su personaje tiene algunos de los mejores planos de la película, cómo cuando el adolescente Sanders se lava en un lavabo la sangre provocada por una paliza.

Por su parte Naomie Harris se merece su nominación a "Mejor Actriz de Reparto" y aunque lo tiene difícil contra una Viola Davis que está llevándose todos los premios previos, no resultaría extraño que se llevara la estatuilla a casa. Su actuación otorga múltiples matices a una interpretación que fácilmente podría haberse encasillado en la mala madre drogadicta. El personaje de Paula va más allá y realiza duras críticas a un sistema que mientras la crítica por consumir crack, por otro lado se la vende.

Mahershala Ali si tiene más posibilidades de ganar el Oscar a "Mejor Actor de Reparto" y tampoco nos extraña. Su interpretación de Juan, que actúa como mentor y protector del joven Chiron, mientras controla el mercado de droga, es quizás la más potente a nivel textual. Sus diálogos son lo más claros y firmes y aún así, tanto él como su esposa Teresa (Janelle Monáe) acogen al pequeño sin grandes momentos, sin buscar la lágrima fácil, solo con la compresión y el amor que Chiron no encuentra en otro lugar. Sí, la escena de Ali en la playa junto a Hibbert es digna de recordar para el resto del año.

Jenkins indaga en una reflexión personal difícil y por ello es más difícil que el espectador medio vea reflejadas sus propias vivencias con esta película. Son situaciones complicadas, que la mayoría no vivimos y además con un ritmo pausado en un mundo en el que los grandes discursos ganan a las ausencias de palabras. Pero es el momento de que como espectadores seamos capaces de apreciar la poesía cinematográfica que películas como Moonlight nos ofrece. 

Moonlight podría ser la precuela perfecta para uno de los personajes más míticos de la televisión. Cuando en 2002, David Simon creó "The Wire" puso a un negro homosexual escopeta en mano, aterrorizando los barrios de Baltimore, Omar Little (precisamente Little es el apodo que recibe el pequeño Chiron). La película no solo tiene un ritmo similar al de la serie sino que Chiron, ese niño callado que consigue hacerse un hueco en el mundo de la droga es la historia de cómo se creó Omar. Solo puede esperarse que tras el final de Moonlight, en el que Chiron parece encontrar cierta paz entre tanto odio, no acabe como el personaje de Michael K. Williams.

   
The following two tabs change content below.

Beatriz Noria

Empecé a ver Perdidos y ya no paré... Con Como Conocí A Vuestra Madre conocí lo mejor y lo peor de este mundo. Adicta a cualquier pantalla que emita series o películas. Mientras cargan, trato de estudiar algo.

About Beatriz Noria

Empecé a ver Perdidos y ya no paré... Con Como Conocí A Vuestra Madre conocí lo mejor y lo peor de este mundo. Adicta a cualquier pantalla que emita series o películas. Mientras cargan, trato de estudiar algo.