Mindhunter 1×01: Episode 1

Mindhunter

Mindhunter

3.5 Stars

Summary

Holden Ford (Jonathan Groff) es un joven y ambicioso agente del FBI que decide indagar en la mente de los asesinos y lo que les lleva a matar. Algo totalmente innovador en la América profunda de los años setenta.

Coder Credit

David Fincher, uno de los culpables de que sintamos fascinación por los psicópatas y asesinos en serie,  es el encargado de dirigir el primer episodio de la nueva y ambiciosa producción de Netflix creada por Joe Penhall.Basada en el libro "Mindhunter: Inside the FBI's Elite Serial Crime Unit" escrito por John Douglas, agente del FBI experto en la realización de perfiles y el hombre que introdujo la psicología criminal a la investigación policial. Sus conversaciones con psicópatas y asesinos y la lucidez con la que plantea sus argumentos han servido de inspiración a directores como Jonathan Demme para la realización de "El Silencio de los Corderos".

Jonathan Groff es el encargado de dar vida al agente inspirado en John Douglas, aquí llamado Holden Ford, un joven agente con grandes ambiciones y entusiasmo pero cuya bondad y mesura le hacen parecer débil a ojos de sus superiores que deciden relegarle a labores de enseñanza y limitar su salida a las calles. En sus clases debe enseñar técnicas de negociación con criminales en situaciones límite a otros agentes, y Holden encuentra en la enseñanza su gran pasión.

Las aulas son un lugar donde puede comenzar a transmitir sus verdaderas inquietudes, planteando el análisis psicológico y de comportamiento de los asesinos para poder explicarse lo que lleva un hombre a cometer un delito así. En aquella época había un preocupante número de psicópatas, tanto en la cárcel como sueltos por ahí, y el FBI se sentía impotente ya que los veía simplemente como un enemigo al que abatir sin cuestionarse nada. La llegada de agentes como el que interpreta Groff aquí lo cambiaron todo y comenzaron a plantearse preguntas incómodas para las que no había respuesta sencilla como: ¿qué lleva un hombre cualquiera a matar?.

La serie adopta un ritmo pausado, Fincher no tiene ninguna prisa y se preocupa de sentar las bases del ritmo y el tono de la serie que nos recuerda a algunas de sus obras como Zodiac donde las persecuciones dejaban paso a las conversaciones y el análisis de los hechos. Aquí ocurre lo mismo, Holden Ford expone sus ideas y encuentra en su compañero Bill Tech (Holt McCallany) un improbable aliado que pese a ser su polo opuesto comienza a escuchar sus teorías y juntos empiezan a aplicar nuevas técnicas a la investigación criminal.

El piloto es sencillo y sin sobresaltos, se nos presenta a un protagonista inteligente y apasionado pero rígido y comedido. Tanto su nueva labor como profesor, sus investigaciones y el conocer a Debbie (Hannah Gross) una joven estudiante de Sociología sin pelos en la lengua ni vergüenza alguna, trastocarán su apacible vida hasta hacerle salir de su concha y empezar a vivir cosas realmente emocionantes. Jonathan Groff cumple su cometido con nota, su innata elegancia y su seductora voz van que ni pintados al personaje de Holden del que esperamos una evolución interesante a lo largo de los diez episodios que dura esta primera temporada, y en adelante.

Holt McCallany aporta la otra cara de la moneda, como en cada historia policial hay dos agentes muy diferentes condenados a entenderse y trabajar juntos. Es un hombre rudo y chapado a la antigua que irá tragándose algunas de sus palabras al admitir que hay cosas que se le escapan y donde su intelecto no llega. La fuerza y el cerebro, el poli bueno y el poli malo. Clásico. Clásico pero no tópico gracias al buen hacer de Joe Penhall y la dirección de David Fincher (que dirige los dos primeros episodios y los dos últimos).

En definitiva, tomaos vuestro tiempo que esta serie no tiene ninguna prisa. El primer capítulo pone algunas cartas sobre la mesa pero no todas, todavía no hemos visto esas famosas entrevistas a asesinos ni a Anna Torv, pero sin saber muy bien el qué: tiene algo que la hace fascinante, como los asesinos en serie, y de la que simplemente queremos saber más aunque tengamos que esperar pacientemente a que llegue ese momento que nos haga flipar.

The following two tabs change content below.

Beatriz Parra

Culpo a Jim Halpert de mis altas expectativas en cuanto a hombres. A Lost de mis altas expectativas en cuanto a compañeros de vuelo y a Leslie Knope de mis altas expectativas en cuanto a la vida. De lo demás al cine, que ha hecho de mí lo que soy.

About Beatriz Parra

Culpo a Jim Halpert de mis altas expectativas en cuanto a hombres. A Lost de mis altas expectativas en cuanto a compañeros de vuelo y a Leslie Knope de mis altas expectativas en cuanto a la vida. De lo demás al cine, que ha hecho de mí lo que soy.