Mel Domínguez (focusings): “Ya va siendo hora de reflejar en la pantalla a las personas que no entran dentro de lo normativo”

Mel Domínguez, o focusings como es conocida en el mundo de youtube, es una joven con grandes inquietudes que abandonó el hogar familiar en Huelva para buscarse la vida en Barcelona. Varios años después tiene un canal en dicha plataforma con más de 200.000 suscriptores, en los que podemos encontrar vídeos de diversa temática, en los que destacan aquellos de apoyo a problemas a los que se enfrentan los jóvenes como el bullying, la homofobia y otras causas sociales.

Pero si hay algo por lo que destaca Mel, además de su empatía y apoyo hacia aquellos que son criticados por el simple hecho de ser diferentes, es su amor por Disney, las series y el cine (además de la pizza). Hemos podido hablar con ella sobre sus gustos y preferencias además de compartir su opinión sobre algunos temas controvertidos.

Series On Day: Sabemos que eres fan de Supernatural, ¿qué opinas de las últimas temporadas y del hecho de que estén alargando tanto la serie? Hay muchos fans descontentos que se han bajado del barco, ¿te incluyes entre ellos?

Mel Domínguez: Supernatural es mi serie favorita de todos los tiempos y me ha acompañado en momentos duros de mi vida, además de que he conocido a mucha gente increíble y he vivido muchas experiencias a causa de esta, por lo que le guardo muchísimo cariño y continúo viéndola. Sí que es verdad que mi devoción ya no es tan intensa como antaño, y el agónico alargamiento de la serie no me está gustando nada.

SOD: ¿Qué otras series ves y recomendarías a tus seguidores? ¿Por qué te gustan estos programas?

MD: Realmente sigo pocas series en comparación con otras personas que me comentan que tienen incluso un horario semanal para no perderse ni un capítulo nuevo de ninguna. Seguramente me dejaré algunas por el camino, así que estas son las que recuerdo:

Big Bang Theory: Es una serie que sencillamente me atrapa. Tienen diálogos muy buenos y personajes muy épicos como Sheldon.

American Horror Story: Nunca me habían gustado este tipo de series (por el tema gore, que me desagrada demasiado), pero esta serie captó mi atención. Era diferente a la par que siniestra, los actores son increíbles y los guionistas hacen un trabajo magnífico.

Unbreakable Kimmy Schmidt: La empecé a ver porque Netflix me invitó a Nueva York al preestreno de la segunda temporada, y me enganché por el humor absurdo y las risas que me saca.

Supergirl: Una chica protagonista y además es una heroína. ¿Cómo no iba a verla? Si de algo me arrepiento es de no haberme enganchado antes.

Entre fantasmas: Sí. Después de tantos años, ahora me ha dado por rememorar aquellos tiempos cuando la veía con mi madre. Siempre me ha apasionado lo paranormal.

Supernatural: La empecé a seguir en un momento duro de mi vida, y no sé cómo explicar lo que esta serie significa para mí. Me gustó porque el primer capítulo ya trataba sobre fantasmas y, como he dicho, me apasiona lo paranormal. Los hermanos se hicieron un hueco en mi corazón de fan, y luego llegó Castiel para terminar de instalarse.

El Ministerio del Tiempo: La primera vez que vi unas imágenes de la serie me parecieron tan maravillosas que me sorprendí cuando vi que hablaban en español. Una serie de viajes en el tiempo sencillamente genial.

Vis a Vis: Otra serie española que me cautivó y me tuvo enganchada durante horas delante de la pantalla. Me metí tanto en el contexto que incluso estuve días tensa debido a todo lo que estaba pasando.

Mel con Misha Collins y Jensen Ackles en la convención de Supernatural JIB 7 de Roma
Mel con Misha Collins y Jensen Ackles en la convención de Supernatural JIB 7 de Roma

SOD: ¿Cuál dirías que es tu película preferida?

MD: Gladiator. La cultura romana siempre ha sido algo que ha atraído mi atención, y la historia de Máximo no deja de ser una metáfora de la vida. No recuerdo cuántas veces la he visto. Lo que sí sé es que siempre me emociono como si fuera la primera vez.

SOD: Pudimos ver cómo asististe en Nueva York al preestreno de la serie de Netflix: “Unbreakable Kimmy Schmidt” ¿qué puedes contarnos de esta experiencia?

MD: ¡Fue genial! Me avisaron con pocos días de antelación y tuve que hacer mucho papeleo necesario para poder cruzar el charco. Apenas me dio tiempo a hacerme a la idea de que iba a ir a Nueva York. Fueron sólo tres días, pero todos muy intensos. Durante el preestreno pude conocer a Tituss Burgess y a Carol Kane, además de mucha gente increíble.  ¿Lo malo? Que ahora, cada vez que veo la serie, me viene una nostalgia enorme.

SOD: No nos olvidamos del hecho de que eres una Trekkie reconocida y orgullosa de serlo. ¿Cómo empezó tu amor por Star Trek? ¿Qué piensas de las continuas comparaciones con Star Wars? ¿Qué te parecen las nuevas películas? ¿Has oído hablar de la serie sobre Star Trek que prepara la CBS? En caso afirmativo, ¿qué esperas de ella?

MD: Bueno, bueno, no nos precipitemos tanto. Cualquier Trekkie que siga la serie desde su más tierna infancia puede venir perfectamente a acusarme de ser una poser (de hecho ya lo han hecho), ya que me hice fan de Star Trek tras ver los remakes. Gracias a estos comencé a interesarme por la serie original, y aunque no me he visto ni de lejos todos los capítulos, la considero una joya dentro del mundo seriéfilo y muy innovadora en su momento.

Nunca he visto Star Wars, de manera que no puedo opinar sobre cuál considero mejor. La última vez que intenté ver las pelis de la primera, al ver el Halcón Milenario me acordé de mi adorada Enterprise y tuve que quitar la película para ver capítulos de Star Trek. Creo que jamás conseguiré engancharme.

En cuanto a las películas de Star Trek, tampoco consigo verlas enteras. La concepción del cine de aquella época no tiene nada que ver con la actual: larguísimas secuencias, ritmo lento, planos fijos… No soy ninguna experta en cine, quiero aclarar, pero no hace falta serlo para darte cuenta de la lentitud que predominaba en las antiguas grabaciones. Ahora estoy acostumbrada al dinamismo actual, de manera que prefiero las películas nuevas de las cuales sí que soy muy fan. He visto infinidad de veces la de 2009, también “En la oscuridad” y no veo la hora de que se estrene en España “Más allá”. El hype es real, señores.

SOD: Por los vídeos en tu canal de youtube hemos podido comprobar que eres una apasionada de la música. ¿Cómo de importante piensas que es una banda sonora en una película o serie?

MD: Lo es todo. Vale, quizás exagero, pero CASI todo. Creo que no me daría tanto repelús American Horror Story de no ser por la música. Y eso que las escenas de por sí ya son demasiado escabrosas. La banda sonora acompaña y da sentido a lo que estás viendo, potenciándolo muchísimo.

SOD: Hace un tiempo surgió el rumor de que Elsa podría tener novia en Frozen 2, lo que generó mucha polémica y debate. ¿Cuál es tu opinión al respecto?

MD: Creo que Elsa por sí sola ya es maravillosa. No necesita pareja, pero he de decir que me encantaría que fuera mujer en el caso de que la tuviera. Sería un gran paso para la normalización del colectivo LGTBI que tantos intentan invisibilizar. Ya va siendo hora de que reflejemos en la gran pantalla a todas las personas, no sólo a aquellas que entran dentro de lo normativo.

Mel-Domínguez-(focusings)-Ya-va-siendo-hora-de-reflejar-en-la-pantalla-a-las-personas-que-no-entran-dentro-de-lo-normativo-1

SOD: Sabemos que te consideras feminista y en tus vídeos has defendido la igualdad de sexos como de géneros, ¿crees que las series actuales tienen en suficiente consideración estos temas?

MD: Hay un poco de todo, pero por suerte la cosa va cambiando poco a poco. Cuando era pequeña y jugaba a ser algún personaje de la tele, siempre elegía uno masculino porque los femeninos solían ser chicas o niñas que sólo se preocupaban de estar guapas y de no romperse las uñas. Yo quería pelear contra dragones, ser valiente y ayudar a la gente, no esperar sentada a que viniera un chico a rescatarme.

Hoy en día vemos que eso está cambiando y ahora las mujeres también pueden ser unas heroínas (gracias, Supergirl). No necesitamos que nos estén salvando siempre, ya que nosotras también podemos salvar a otros.

SOD: ¿Qué te parece la situación actual de la producción de series españolas en comparación con las extrajeras? ¿Sigues alguna actualmente?

MD: La verdad es que no estoy muy puesta en el tema y me da apuro hablar de conjeturas mías cuando no tengo ni idea de por qué estamos por debajo de otras producciones extranjeras. ¡Bastante me arriesgo hablando de aspectos cinematográficos cuando apenas los conozco por encima!  Pero sí que es verdad que me cabrea que series tan buenas como El Ministerio del Tiempo o Vis a Vis no vayan a continuar. Como ya he dicho, desconozco los motivos.

SOD: Siendo andaluza y tras vivir varios años en Cataluña, ¿qué diferencias has podido observar entre los dos canales autonómicos? ¿Hay mucha diferencia en la creación de productos propios entre Canal Sur y TV3?

MD: Esto va a resultar gracioso, y es que cuando vivía en Andalucía apenas veía Canal Sur, ya que no ofrecían contenido atractivo para la gente joven, y desde que vivo en Catalunya no veo la tele prácticamente nunca, de manera que no puedo comparar ni hablar mucho de las dos cadenas. Lo único que puedo decir de TV3 es que las dos veces que he ido me han tratado muy bien, y cuando fui a Canal Sur también y además me pusieron una bandeja enorme con muchísima comida, y hasta tenían salpicón de marisco. Y a mí me pones salpicón de marisco y me has ganado para siempre.

Podéis seguir a Mel en su canal de youtube, twitter e instagram.

Entrevista realizada por Helena Rubio y Beatriz Noria Serrano.

The following two tabs change content below.

Helena Rubio

Empecé en el mundo de las series acompañando a Mulder y Scully en Expediente X, luego seguí con Friends, CSI y otras cuantas, pero con Lost terminé de perderme. Cada año juro que no me engancharé a más series pero fracaso estrepitosamente, y mientras tanto hago malabares con los estudios.

About Helena Rubio

Empecé en el mundo de las series acompañando a Mulder y Scully en Expediente X, luego seguí con Friends, CSI y otras cuantas, pero con Lost terminé de perderme. Cada año juro que no me engancharé a más series pero fracaso estrepitosamente, y mientras tanto hago malabares con los estudios.