Marte (The Martian)

Marte (The Martian)

Marte (The Martian)

4 Stars

Summary

Mark Watney es abandonado en Marte cuando, en medio de una gigantesca tormenta, sus compañeros de misión le dan por muerto y emprenden el regreso a la Tierra. Solo y en un planeta inhóspito, deberá intentar sobrevivir hasta que llegue el rescate.

Coder Credit

La nueva producción de Ridley Scott y basado en el libro de Andy Weir, consigue que algo tan inverosímil (al menos de momento) como es sobrevivir en el planeta rojo, se convierta en creíble. Todo ello gracias a un cuidado guión repleto de leyes físicas y matemáticas que lo acercan más a la realidad que a una historia de ciencia ficción.

Es cierto que a veces ese cuidado guión se vuelve demasiado complejo, especialmente para los que no somos expertos en la materia, pero a cambio no faltan las ganas por explicarle al espectador todo lo que está ocurriendo, usando la mayor cantidad de datos, referencias y ejemplos posibles, para que quede claro que eso que está ocurriendo: que un hombre sobreviva en Marte durante más de un año, podría ser real si se dieran las circunstancias.

THE MARTIAN

Pero junto a esta clase de física y ciencia que supone The Martian, sin duda lo más increíble del film es conseguir que una película de casi dos horas y media, y en la que la mayor parte del tiempo solo sale un personaje, no solo no resulte pesada, sino incluso amena y divertida.

Todo esto se consigue gracias a una sucesión constante de peripecias que le van a ocurrir a Mark Watney (Matt Damon) cuando comprende que va a depender exclusivamente de él el sobrevivir, y que prácticamente convierten el film en una historia de aventuras, donde cada prueba superada solo es el siguiente paso para afrontar otra prueba aún más difícil.

MV5BMTUzNTE4MTkwOV5BMl5BanBnXkFtZTgwMTE0MDE5NTE@._V1__SX1217_SY643_

Al principio Watney lo tiene más o menos fácil, pues la misión que estaban desarrollando en Marte se iba a alargar durante meses y con seis astronautas en el equipo, con lo que había comida suficiente para sobrevivir durante un año. Pero el problema surgirá cuando la nueva misión que se iba a enviar al planeta Rojo, la Ares IV, solo estaría disponible para dentro de cuatro años.

Por tanto, el raciocinio de comida se convierte en la primera prueba a solventar, a la que seguirá el intento de cultivar en Marte gracias a las patatas que había entre las previsiones de comida, y usando las heces acumuladas de los astronautas como abono… Claro que en ese sentido Watney tiene la ventaja de ser botánico, con lo que los conocimientos que tiene en la materia son justo los adecuados para conseguir algo tan sorprendente.

MV5BMTc1NzE5NDc5MV5BMl5BanBnXkFtZTgwNjUxNjg1NjE@._V1__SX1217_SY643_

Ver como Mark Watney va superando poco a poco los problemas, y encima con humor, es lo que consigue que The Martian no resulte tan pesada como cabría esperar. A lo que se añade, por supuesto, que no deja de estar en un planeta inhóspito, donde el estar abandonado y solo no es el único problema que tendrá.

De este modo, la sucesión de contrariedades a las que va a tener que hacer frente consiguen que el espectador se pregunte cada dos por tres si se puede tener más mala suerte, pues esos nuevos problemas a solventar siempre llegan justo después de haber conseguido una nueva proeza.

MV5BMzA2MDIxMjE0N15BMl5BanBnXkFtZTgwNjg4MDM5NTE@._V1__SX1217_SY643_

Si esta situación no se vuelve repetitiva a lo largo de las dos horas y media de film, es también gracias a las historias que se suceden en la Tierra a raíz de que la NASA descubra que el astronauta que creían muerto está vivito y coleando, y que pregunta cuándo van a ir a rescatarle.

Estas historias, donde de nuevo hay clases continuas de astrofísica, también están repletas de humor con un poco de esa fibra sensible que tanto gusta en las historias de superación. Si bien en ocasiones, sobre todo al final, esa fibra sensible se explota demasiado, y es entonces cuando realmente hay riesgo de que la película se vuelva demasiado densa.

MV5BMTQ1MjE5Nzg5MF5BMl5BanBnXkFtZTgwOTA0MDE5NTE@._V1__SX1217_SY643_

Afortunadamente este momento llega solo al final, cuando el espectador ya está ansioso por saber si lograrán rescatar o no a Watney, con lo que se perdona todo. Y en ese sentido es curioso cómo una trama tantas veces trillada, como es el de rescatar a alguien y donde se supone que hay tensión todo el rato pero en muchos casos es absurdo porque “por supuesto que va a sobrevivir, porque no deja de ser el protagonista”, en este caso se mantiene durante toda la película.

Y no solo con Mark Watney, el marciano abandonado en Marte, sino también con los compañeros de misión, que finalmente serán los encargados de ir a buscarle tras poner en marcha una operación de rescate asombrosa y casi imposible, pero en teoría verosímil.

MV5BMTUxODUzMDY0NF5BMl5BanBnXkFtZTgwMDE0MDE5NTE@._V1__SX1217_SY643_

Tal vez sea esa casi obsesión por explicar todo lo que está ocurriendo, y que aunque no se entienda del todo es suficiente para dar la sensación de realidad y no de ciencia ficción; lo que consigue que The Martian no sea vista como “otra película” de aventuras donde sabes que todo acabará bien.

Porque estando solo, a millones de kilómetros de distancia y contando solo con uno mismo para sobrevivir en un planeta donde el aire que se respira es suficiente para matarte; no hay nada que indique que esa historia va a acabar bien.

The following two tabs change content below.

Barbara Cruz

Periodista y escritora a tiempo completo. En los ratos libres veo de todo y leo cualquier cosa que caiga en mis manos. Nunca se sabe cuál será mi nueva obsesión.

About Barbara Cruz

Periodista y escritora a tiempo completo. En los ratos libres veo de todo y leo cualquier cosa que caiga en mis manos. Nunca se sabe cuál será mi nueva obsesión.