Mar de Plástico 1×01

Mar de Plástico: Episodio 1

Mar de Plástico: Episodio 1

Series: Mar de Plástico

4 Stars

Summary

En la pequeña localidad de Campoamargo se descubre la cabeza decapitada de una joven que resulta ser la hija de la alcaldesa. Hasta aquí se desplaza Héctor, un policía judicial que buscará incansablemente al asesino de la joven.

Coder Credit

El pasado martes se estrenó Mar de Plástico y fue un éxito rotundo de audiencia. Atresmedia volvió a apostar por la fórmula del estreno multicanal para proyectar el primer episodio y a juzgar por los resultados, la jugada fue un rotundo éxito. Pero esta política multicanal, así como todo el aparato publicitario puesto en marcha antes de su estreno, no han sido las únicas claves del éxito de esta serie.

La producción nos lleva a los invernaderos que inundan Almería. El paisaje es polvo, calor sofocante y plástico. Mucho plástico. En un pueblo ficticio (para no entrar en polémicas) se produce un extraño asesinato que pone en jaque la aparente tranquilidad que reina el día a día de sus habitantes. La víctima no es ni más ni menos que la mismísima hija de la alcaldesa cuya cabeza (y sólo la cabeza, ni rastro del resto del cuerpo) aparece en un depósito de agua de uno de los invernaderos perteneciente a Juan Rueda, el terrateniente local. Este será el comienzo de una historia que promete mucha acción y giros inesperados.

Mar-de-plastico-episodio-1-1

Y es que, a juzgar por su primer episodio, nada es lo que parece en este pueblo. Ya en los primeros minutos se intuyen varios sospechosos. La muerte de la chica, así como la forma en la que terminaron con ella, hace pensar que no es un asesinato fortuito sino que se trata de un plan bien urdido y maquinado en el que no se dejó nada al azar. Aquí nada es deliberado y si se quiere resolver este asesinato habrá que buscar en cada rincón de la vida de la víctima pistas que conduzcan a su asesino.

La labor que tiene por delante el protagonista de todo este embrollo, Héctor (Rodolfo Sancho) es hercúlea. Como recién llegado al pueblo poco sabe de cómo funcionan las cosas por el lugar. Un crisol de culturas en las que impera una tolerancia aparente, en la que a la mínima prende la chispa que lo pone todo patas arribas. Las comunidades de sin papeles pelean con los marroquíes por un día de trabajo en un invernadero. Los clanes gitanos se acogen a sus propias leyes y reniegan de aquellos que colaboran con los payos. Las mujeres rusas pedidas por catálogo se encargan de malgastar el dinero del marido que lograron atrapar mediante un anuncio en internet. Y los nativos esperan que ocurra lo más mínimo para que prenda la mecha que acabe con todo este equilibro aparente.

Mar-de-plastico-episodio-1-4

Pero no es lo único con lo que tendrá que lidiar el policía judicial. Además de los secretos y mentiras que parecen haber levantado los imperios de unos pocos afortunados (o listillos), tendrá que hacer frente  sus propios demonios personales que le acechan desde su pasado. Quizás una de las cosas más interesantes sea el desarrollo de la psique de este personaje cuyo trastorno de estrés postraumático producto de su paso por Afganistán ha dejado un insomnio crónico y una serie de pesadillas recurrentes que le convierten en una persona irascible, poco tratable y muy impredecible.

Además, la serie deja entrever que no sólo los conflictos interraciales fruto de la muerte de Ainhoa serán los únicos temas a tratar a lo largo del desarrollo de la trama. Ya hemos podido vislumbrar que esta pequeña localidad almeriense tampoco se libra de la lacra que ponzoña este país. La corrupción también campa a sus anchas en este mar de plástico a base de mordidas, coacciones e informes falsos. 

Mar-de-plastico-episodio-1-2

Como primer episodio la serie nos muestra muy bien sus bazas. Un extenso plantel de personajes en el que nadie es lo que parece a simple vista. Nos dibuja un paisaje cargado de polvo, ira y calor sofocante bajo el plástico. Un thriller en el que el asesinato de Ainhoa parece ser la apertura de la Caja de Pandora en la que los miembros del pueblo mostrarán su peor cara. Secretos, mentiras, mordidas... Podemos estar ante el thriller de la temporada y el final del episodio deja con ganas de más.

Sin embargo, de lo que adolece (¡y mucho!) la serie es del uso del acento. Está claro que muchos de los actores no son originarios de la provincia, ni siquiera de la comunidad andaluza, y eso se nota al hablar. Esos acentos tan forzados suenan a falso y hacen que duelan los oídos. Es casi un insulto. ¿Realmente era necesario el empleo de los mismos? Con un paisaje tan bien dibujado visualmente creo innecesario el uso estricto del acento andaluz. Especialmente si no se domina.

A pesar de esto la serie deja un buen sabor de boca. Sus creadores han tratado con mimo una historia que apunta maneras y que nos deja a todos queriendo saber qué fue lo que pasó con Ainhoa.

The following two tabs change content below.

Marta Ramirez

Estudiante de Derecho de día y seriéfila de noche. Un día colgué la bata y el fonendo para probar la segunda carrera que más veces se ha retratado en TV. Aspirante a ser la nueva Ally McBeal

Latest posts by Marta Ramirez (see all)

About Marta Ramirez

Estudiante de Derecho de día y seriéfila de noche. Un día colgué la bata y el fonendo para probar la segunda carrera que más veces se ha retratado en TV. Aspirante a ser la nueva Ally McBeal