Man In An Orange Shirt: cuando estaba prohibido amar

Man In An Orange Shirt

Man In An Orange Shirt

3.5 Stars

Summary

Después de que la Segunda Guerra Mundial finalice, el soldado Michael no puede olvidar a Thomas, un pintor al que salvó durante una batalla. Juntos empezarán una historia de amor prohibida, alejados del resto del mundo. Setenta años más tarde, Adam solo es capaz de vivir su sexualidad a través apps de citas hasta que conoce a un hombre, Steve, que le enseña lo que es amar.

Coder Credit

Para conmemorar los cincuenta años de la despenalización de la homosexualidad en Gran Bretaña, la BBC emitió el pasado mes de julio la miniserie "Man In An Orange Shirt". Una historia de dos parejas gays separadas por setenta años, llena de la delicadeza y sensibilidad que la cadena británica nos tiene acostumbrados y que ahora desembarca en España de mano de Filmin el próximo 28 de noviembre.

Michael Berryman (Oliver Jackson-Cohen) es un soldado de las fuerzas británicas que en plena Segunda Guerra Mundial termina enamorándose de Thomas March (James McArdle), un artista al que tendrá que salvar en pleno combate. Una mirada, una frase que se deja en el aire, el amor entre ambos surge casi al instante pero en secreto, con un Michael que no quiere dejarse llevar por sus pasiones y sentimientos más sinceros. Sin embargo lo que parece que van a ser un par de besos detrás de un árbol se convierte en algo más. La guerra acaba pero Michael no es capaz de olvidar a Thomas, motivo por el cual va en su búsqueda. 

Es así como se inicia una historia de amor prohibida en una alejada casa de campo. Entre hierbas y pinturas, Michael y Thomas se entregan el uno al otro, como si estuvieran en una burbuja que les separa de la realidad. No obstante la historia de amor no puede durar para siempre y Michael decide que ya es hora de casarse con Flora (Joanna Vanderham), su amiga de toda la vida con la que había construido una relación en base al cariño y el respeto, pero nada más. "No creerías que podríamos construir un hogar como marido y mujer, ¿verdad?" le dice Michael a Thomas.

Desde ese preciso momento la historia rompe su paraíso campestre para adentrarse en la urbe londinense. Michael tratará de olvidar su pasado y centrarse en Flora y su nueva familia, mientras Thomas tendrá que hacer frente a la cárcel al ser descubierta su homosexualidad.

La segunda historia, nos lleva a un Londres actual, con el nieto de Michael como protagonista, Adam (Julian Morris) un veterinario que vive su sexualidad volcándose en las apps de sexo, sin enamorarse o mantener una conversación de más de cinco minutos. Aunque no lo niega, Adam no es capaz de hablar alto y claro de su homosexualidad y en más de una escena le vemos ducharse concienzudamente tras tener sexo, frotándose cada centímetro de piel hasta ponérsela roja, como si quisiera eliminar de su cuerpo la culpa. Todo esto cambiará cuando conozca a Steve (David Gyasi), un arquitecto con el que se embarcará en un proyecto: restaurar la casa de campo que le ha heredado su abuela. Entre recuerdos escondidos de su abuelo y un autodescubrimiento personal, la relación de Adam con su abuela Flora (magníficamente interpretada por Vanessa Redgrave) que desconoce su orientación sexual, pasará por varias fases hasta que llega al punto en el que todos los secretos y sentimientos escondidos acaban afloreciendo.

Lo brillante de Man In An Orange Shirt es como en apenas dos horas de duración narra una historia humana, sin estridencias y que enamorará a los espectadores más románticos. La sutileza de los diálogos,  el potente mensaje que se transmite y las brillantes actuaciones de los protagonistas acaban por redondear y elevar a otro nivel una historia que podría haber pasado sin pena ni gloria. Porque Vanessa Redgrave lo da todo interpretando al personaje más complicado de la serie, una mujer que se sintió engañada y a la que el resentimiento reconcome. Una mujer a la que hirieron pero que hirió y que tendrá una segunda oportunidad de perdonar y reconciliarse con su pasado. Y es que al fin y al cabo en esta miniserie, como en la vida, nadie es el culpable al cien por cien de lo que sucede.

La escenografía de los años cuarenta está perfectamente cuidada, como es normal en todas las producciones británicas, pero la representación de las relaciones en nuestro siglo XXI es tan perfecta y acertada a la realidad que casi da miedo. Puede que la historia de Michael y Thomas sea más perfecta, pero es Adam el que protagoniza una de esas escenas que te deja sin aliento y te sobrecoge el corazón hasta niveles imposibles. Si hay algo que poner de negativo a la miniserie es precisamente su duración, las pocas horas hace que muchas veces los acontecimientos sucedan tan rápido que no da tiempo de degustarlos el tiempo necesario.

 

Man In An Orange Shirt es una historia triste pero al mismo tiempo feliz, con un mensaje de aceptación y que acerca al público homosexual la historia de los suyos, que tan tristemente es olvidada sistemáticamente en la televisión. Porque hay que saber cómo es nuestro pasado para entender nuestro presente y eso también se aplica a saber que hubo una época en la que se prohibió amar libremente.

The following two tabs change content below.

Beatriz Noria

Empecé a ver Perdidos y ya no paré... Con Como Conocí A Vuestra Madre conocí lo mejor y lo peor de este mundo. Adicta a cualquier pantalla que emita series o películas. Mientras cargan, trato de estudiar algo.

About Beatriz Noria

Empecé a ver Perdidos y ya no paré... Con Como Conocí A Vuestra Madre conocí lo mejor y lo peor de este mundo. Adicta a cualquier pantalla que emita series o películas. Mientras cargan, trato de estudiar algo.