Mad Men 7×08: Severance

Mad Men 7x08: Severance

Mad Men 7x08: Severance

Series: Mad Men

4 Stars

Summary

Don tiene que hacer frente a la pérdida de una vieja amistad. Mientras, Joan y Peggy tienen que enfrentarse a unos clientes que no las toman muy en serio. Ken toma una decisión que cambiará el resto de su vida.

Coder Credit

Parece que Don Draper está condenado a ser ese Odiseo que nunca llega a su Ítaca particular que por el camino se pierde entre los cantos de sirena que le empujan contra las rocas. Don Draper, a pesar de todo, sigue tan perdido como en épocas anteriores.

Mad Men ha vuelto y lo ha hecho con un capítulo que una vez tiene a la muerte como telón de fondo y que recuerda mucho a "The doorway. Part 1" (6x01).

Mad-Men-7x08-Severance-2

Tras vender SCP a McCann-Erikssen las cosas no pueden ir mejor en la agencia publicitaria. Los socios se han embolsado grandes primas como consecuencia de la "fusión" y el devenir de los días para Don Draper transcurre entre castings a modelos y actrices para una nueva campaña para abrigos de pieles y anocheceres entre los brazos de cualquier mujer que esté dispuesta a calentar su cama  por una noche y a hacer que su existencia parezca menos vacía de lo que es en realidad. En uno de estos castings Don se encuentra a sí mismo soñando despierto con Rachel Katz, dueña de unos grandes almacenes judíos que acudió en la primera temporada de la serie a Sterling-Cooper en busca de nuevas ideas para promocionar su tienda. Después de esta ensoñación, Don se afana en saber qué ha sido de ella y pide a su secretaria que se ponga en contacto con ella y que le concierte una cita. Lamentablemente descubre que esto no será posible porque Rachel ha muerto, hecho que conmociona a Don. Esto le lleva a volver a la cafetería en la que la noche anterior terminó cenando con Roger y compañía (femenina, por supuesto) después de una fiesta y en la que dejaron una más que generosa propina de 100$, especialmente después de que Roger ofendiera a la camarera, buscando conectar con alguien. Y por supuesto consigue conectar con la camarera. Pero una vez más se trata de algo fugaz que deja a Don vacío y lidiando con la soledad de su propia existencia llena de sombras y vacíos.

Por otro lado, el suegro de Ken se jubila y deja su puesto en Dew Chemical, lo que cambia no sólo el panorama dentro de la empresa sino de cara a las relaciones que ésta mantiene con SCP. Debido a la mala relación previa entre Ken y Ferg Donnelly, que no le perdona que  dejase McCann-Erikssen cuando 6 años atrás estuvo trabajando con ellos y llevándose clientes con él, Roger y Ferg deciden prescindir de Ken como Jefe de Cuentas. Curiosamente, la noche anterior a su despido su mujer trataba de hacer entrar en razón a Ken para que abandonase la agencia y se dedicase a escribir y dejase de lado un trabajo por el que lo da todo y no recibe otra cosa más que sinsabores. Un Ken muy enfadado abandona el despacho de Roger dando un portazo. Posteriormente se reúne con Pete Campbell para darle todas las cuentas puesto que ahora será él quien se encargue de contactar con los clientes. Es entonces cuando Ken toma la determinación de vengarse de SCP. Aprovechando los cambios que la jubilación de su suegro provoca dentro del organigrama de Dew Chemical accede a hacerse cargo del Departamento de Publicidad dentro de la empresa lo que le llevará a trabajar codo a codo con SCP y a ponerles las cosas muy difíciles. La venganza es un plato que se sirve frío.

Mad-Men-7x08-Severance-3

Además, Joan y Peggy se encuentran con problemas con uno de sus clientes, Topaz, fabricante de medias, que ve como una marca de medias, L´eegs, de calidad inferior y precio bajo les arrebata el mercado con una ingeniosa campaña de marketing que incluye un huevo de plástico en cuyo interior se hallan las medias como envase de venta. El cliente ante la pérdida de mercado les urge a que busquen una estrategia con la que contraatacar a su rival. Desesperada Joan acude a Don para ver si puede darle alguna idea, le sugiere que le cambien el nombre a las medias y se conviertan en la marca que se venda en los almacenes Macy´s. Como estos grandes almacenes son clientes de McCann-Erikssen  conciertan una reunión con los miembros que llevan esa cuenta para que hagan de puente entre ambos. Sin embargo, no se esperaban que los miembros enviados por McCann las tomasen tan poco en serio y se pasasen la reunión lanzando comentarios jocosos a costa de Joan. La pelirroja se marcha de la reunión muy molesta y ofendida y en el ascensor discute con Peggy cuando ésta le insinúa que parte de la culpa la tiene ella por vestir como viste, comentario que enciende aún más la ira de Joan. Decidida a que la tomen en serio, Joan acude a gastarse parte del dinero que consiguió con la venta de la agencia en ropa que la hagan parecer más elegante y seria. Cuando la dependienta que la atiende le recuerda que como fue trabajadora en los grandes almacenes aún puede beneficiarse de un descuento Joan niega que haya trabajado allí. Parece que alguien está tratando de dejar atrás definitivamente quién fue.

Por su parte, Peggy acepta que Mathis le concierte una cita a ciegas con su cuñado. La cena termina siendo una velada muy placentera para Peggy que, espoleada por el alcohol, termina dejándose llevar y disfrutando de la compañía de un hombre que parece más que decente y que si se descuida terminará siendo importante. Entre bromas y tragos de vino terminan decidiendo que esa misma noche irán a París, por lo que van a casa de Peggy a buscar su pasaporte, sin éxito. A pesar de los intentos del joven, Peggy rechaza que se quede a pasar la noche con ella negándose a acostarse con él en su primera cita. Deciden posponer el viaje, por problemas de agenda, para dentro de dos fines de semana y con esta promesa el joven se marcha muy ilusionado. Al día siguiente, una Peggy sufriendo en sus carnes los excesos de la noche anterior con el alcohol, acude a trabajar y encuentra en uno de los cajones de su mesa su pasaporte. Mathis llega con un vaso de agua y una aspirina y le comenta lo ilusionado que le habló su cuñado del viaje a París que piensan hacer y le dice que él estuvo allí de luna de miel con su mujer y está más que dispuesto a hacerle recomencdaciones. Una Peggy muy molesta le echa de su despacho recordándole que tiene trabajo que hacer. Stan, que estaba allí para mostrarle unos bocetos, le pregunta que por qué no está más emocionada con el viaje y ella le responde que no piensa hacerlo porque apenas conoce al chico. Stan le dice que para eso está el viaje pero Peggy rápidamente decide centrarse en su trabajo.

Mad-Men-7x08-Severance-4

El episodio termina tal y como empezó: a ritmo de "Is that all" de Peggy Lee, con un Don sentado en la barra de la cafetería solo.

The following two tabs change content below.

Marta Ramirez

Estudiante de Derecho de día y seriéfila de noche. Un día colgué la bata y el fonendo para probar la segunda carrera que más veces se ha retratado en TV. Aspirante a ser la nueva Ally McBeal

About Marta Ramirez

Estudiante de Derecho de día y seriéfila de noche. Un día colgué la bata y el fonendo para probar la segunda carrera que más veces se ha retratado en TV. Aspirante a ser la nueva Ally McBeal