Lucía Carreras:” la mitad del corazón de esta película es andaluza”

Lucía Carreras, directora mexicana, vuelve a España para presentar su tercer largometraje titulado Tamara y la Catarina, una película que habla de la invisibilidad de los personajes dentro de la ciudad de México DF.

Tamara es una mujer que vive con su hermano debido a su dependencia causada por su enfermedad. Un día su hermano desaparece y se ve obligada a continuar su vida sola en uno de los barrios marginales de DF. Sin embargo, un día, mientras camina por la ciudad se encuentra a una niña sola en un puesto de revistas. Tamara decide coger a la niña y llevársela consigo.  Doña Merche, una anciana que trabaja en un puesto de quesadillas, se entera de esto y decide ayudar a devolver a la niña. Pero hay un problema: Tamara no recuerda dónde encontró a la niña.

La película es una producción española-mexicana que Lucía Carreras ha presentado al Festival de cine Iberoamericano de Huelva celebrado el jueves 17 de noviembre. Nosotros hemos podido hablar con la directora acerca de su trabajo y esto es lo que nos ha contado:

Series On Day: La película se ha presentado al Festival de cine Iberoamericano de Huelva, pero no es tu primera vez en el festival. El año anterior ganaste el Premio Especial del Jurado. ¿Cómo ha funcionado este proyecto allí?¿Qué significó eso para ti el premio del año anterior?

Lucía Carreras: Este es nuestro tercer año. El año pasado ganamos el Premio Especial del Jurado y el Premio a Mejor Fotografía. Con la película la gente estaba contenta, en el coloquio se quedó mucha gente, hubo muchas felicitaciones... habrá que ver qué pasa. Pero estuvo muy bien.

Cualquier premio es muy bien recibido, para mi Huelva es un festival al que le tengo muchísimo cariño. Mi primera película se presentó allí y bueno fue un premio que me dio mucha satisfacción y me llenó el corazón. Esta película en particular tiene participación andaluza, es co-producción con España y algunos de los trabajadores son andaluces. Entonces, que la película esté en Huelva es importante.

S.O.D.: En varios medios has dicho que esta película tiene "corazón andaluz" ¿Qué querías decir con eso?

L.C.: Al ser una co-producción con Andalucía pues trabajé con un equipo andaluz. La música está hecha por un andaluz, el diseño de sonido está hecho por un andaluz, el montaje, el productor... de alguna manera la mitad del corazón de esta película es andaluza (risas). Por eso la importancia del festival de Huelva.

S.O.D.: Ha pasado bastante tiempo desde la creación del guión hasta la producción ¿Cómo ha evolucionado la historia desde entonces?

L.C.: El guión lo comencé a escribir en 2011, cuando estaba terminando mi primera película. En esencia la historia era la misma desde el principio. Una mujer con retraso mental que se queda sola, roba a una niña y se involucra una mujer del puesto de quesadillas que vive en el barrio. Lo que fue cambiando fue cómo avanzaba la historia, fue ir encontrando la sencillez de narrar una historia donde para mi lo importante era la relación que se entabla entre ellas. No me importaba tanto la forma de cómo devolvían al bebé, es solo un pretexto para hablar de estos dos seres que son invisibles y que en un momento se encuentran. Me asesoró el maestreo Vicente Leñero, de hecho la película está dedicada a él, y Javier Rebollo. Ellos aportaron mucho al crecimiento del proyecto.

1478869204678

S.O.D.:¿Cómo fue el trabajo de guiar a Ángeles Cruz para interpretar su papel en la película?

L.C.: Increíble. Más allá de que nos hicimos grandes amigas en el camino, trabajar con ella fue un privilegio. Comenzó a construir el personaje tres años antes de filmar, comenzó a redondearlo, a escribir un diario como si fuera Tamara. Fue tratando de entenderla en el camino, trabajando muy de cerca con una parienta suya que tiene la misma condición y edad que Tamara, así que lo tenía como referente. Ella y yo comenzamos a trabajar un año antes de filmar. Trabajábamos muy intensamente y minuciosamente con todos los detalles del personaje. La intención era que llegara al set ya con el personaje metido en el cuerpo y que pudiera actuar tranquilamente sin que tuviera que pensar "¿cómo lo hago?" y sucedió tal cual. Incluso unas semanas antes de filmar, comenzó a vivir un poco como Tamara, a cocinar como Tamara, a caminar como Tamara, a salir a la calle como Tamara... Obviamente en el trabajo con las otras dos actrices, la abuela y la bebé, se terminó de construir. Con Tamara y la actriz mayor trabajamos dos mes antes antes de filmar.

En el proceso de investigación que hizo Ángeles y el que hice yo, lo fuimos dotando de manerismos que tiene el personaje que no estaban en el papel. Por ejemplo la boca torcida, la forma de caminar, el cómo se abrocha los botones... incluso la roma.  Hubo que trabajar directamente con la vestuariasta para saber qué tipo de ropa tenía que usar Tamara debido a sus incapacidades. Fue el trabajo muy profundo de análisis.

S.O.D.: ¿Y con las otras dos actrices?

L.C: Con Angelina Peláez muy bien, es una actriz de la Compañía Nacional de Teatro. Ella y Ángeles ya habían convivido un poco como actrices e hicimos un gran equipo de trabajo y logramos hacer muy interesante el trabajo.

Yo estuve haciendo casting de bebés como seis meses antes de la película porque quería ir viendo la evolución. Entonces las vi, las volví a ver... quería ir viendo cómo avanzaban gateando, caminando... y ver los papás, al fin de cuentas la niña tenía que trabajar veintiocho días completos. Tábata fue evidente que era ella. Los papás son actores, entonces sabían a qué se enfrentaban con la película e íbamos muy protegidos. Cuando llegamos a filmar nos sorprendió porque la niña entendió perfectamente la dinámica, entendió que no podía mirar a cámara, entendió que la acción todo sucedía con las actrices... fue muy interesante. Nos tocó la gran suerte porque era una niña muy particular y los papás nos la regalaron, confiaron en nosotros.

1478869477881

S.O.D.: ¿Habías trabajado anteriormente con niños?

L.C.: Siempre, todos mis cortos fueron con niños. En el primer largometraje tengo cuatro niños, en el segundo, la protagonista es una niña de nueve años... Entonces sí, no tan chiquitos, porque trabajar con un bebé es más complicado, aparentemente, pero sí, me gusta mucho trabajar con niños.

S.O.D.: En la película de Tamara y la Catarina tiene a DF como protagonista dentro de la insensibilidad social, ¿A qué se debe ese protagonismo?

L.C.: Por dos razones: Para mi era un homenaje a mi ciudad, en la que vivo. Y porque creo que en el elemento "crítica social", yo lo que yo quería decir es que en la ciudad de México se invisibiliza a estos seres humanos, los segrega, los vuelve párias, entonces era importante reflejar esa ciudad, que al final de cuentas es como manejarla como una antagonista. Además creo que el nivel agobiante que tiene mi ciudad, en términos de color, de sonidos, le daba  a la película un carácter particular. Además, creo que es una historia que no podría suceder en un lugar más pequeño. Y quería jugar con dos realidades, lo que es la ciudad de México y los barrios que se crean en las montañas, y arrancan desde lo marginal. Siempre son barrios en proceso,  es como una imagen muy de las ciudades de Latinoamerica.

S.O.D.: De hecho, los ladridos, los pitidos de los coches... se convierten en la banda sonora de la película. 

L.C.: De alguna manera era el juego. Incluso con Pablo Cervantes para hacer la música los elementos de inspiración fueron las cosas de la ciudad, de hecho yo le di todas esas referencias como fuente de inspiración. Junto con Pablo y Manuel fue un trabajo de ayudarles a entender cómo suena mi ciudad y lograr construir un universo. Honestamente los mexicanos que la han visto dicen que es la ciudad de México. Fue un trabajo muy lindo porque el sonido de la ciudad está hecho por un español.

1478869467774

S.O.D.: Tamara y la Catarina cuenta una historia muy dura ¿Cómo nació esa historia en ti?

L.C.: Fue por una bebé que vi sola en un puesto de revistar en la ciudad de México. Esa imagen la vi y no paré de darle vueltas. Es de esas imágenes que se te incrustan, no paras de darle vueltas y la final lo vas relacionando con otras cosas y creas una historia a partir de eso. Surgió de una imagen real.

S.O.D.: Eres una directora que no se corta en mostrar la realidad social de los menos visibles ¿Con qué nos sorprenderás en tu próximo proyecto?

L.C.: Para el siguiente proyecto no soy directora ni escritora, soy productora. Hago algo a lo que no estoy acostumbrada a hacer. La directora será la actriz de Tamara que realiza su primer largometraje y yo estoy produciendo con ella. En cuanto a mi próximo proyecto, que estoy tratando que suceda, es, otra vez, una mujer sola (risas), como en mis anteriores películas. Una mujer sola que se enfrenta a una circunstancia particular, de una perdida muy especial. Quiero hacer una película muy realista pero mi intención es hacer algo muy encerrado. Urbana, también, y en la ciudad de México, es un contesto en el que siento que tengo que narrar mis historias.

Esto es lo que nos ha contado Lucía Carreras sobre su trabajo de dirección en Tamara y la Catarina. Agradecemos a la directora por su atención y desde Series On Day deseamos lo mejor en su futuro laboral. Recordad que la película está disponible en cines desde el viernes 18 de noviembre.

The following two tabs change content below.

Patri Alonso

Comencé a crear historias a los 13 años y desde entonces no he parado. Ahora escribo sobre las historias de los otros. Me verás frikear sobre cine, serie, literatura y arte. Penny, todo es mejor con bluetooth. Amante de las sitcom y las series infantiles.

About Patri Alonso

Comencé a crear historias a los 13 años y desde entonces no he parado. Ahora escribo sobre las historias de los otros. Me verás frikear sobre cine, serie, literatura y arte. Penny, todo es mejor con bluetooth. Amante de las sitcom y las series infantiles.