Los 10 mejores besos seriéfilos

Ayer, 13 de abril, se celebró el Día Internacional del Beso y para celebrarlo desde SeriesOnDay os traemos nuestra recopilación particular de los diez mejores besos que han hecho que nuestros corazones griten de alegría, tristeza o emoción. Aunque probablemente sean las tres al mismo tiempo.

Ya lo decía la canción de Galavant World’s Best Kiss, hay besos húmedos, vigorosos e incluso extrañamente mohosos. Torpes y forzados, con demasiados dientes o demasiada lengua, pero lo cierto es que los besos son un elemento fundamental en nuestra vida y por lo tanto, también en la vida de los protagonistas de nuestras series favoritas. Imposible de alguna forma reunir todos nuestros besos favoritos en una lista, pero aquí están, esperados, ansiosos, icónicos o sencillamente desesperantes por el tiempo que tardaron en ocurrir.

10. Emma y Hook (Once Upon A Time)

Desde que en la temporada 2 vimos aparecer al Capitán Hook sabíamos en qué iba a acabar la cosa. Sin embargo, los guionistas decidieron marearnos toda una temporada y no sería hasta la temporada 3 en la que por fin viéramos como la química evidente entre Emma y Hook hacía de las suyas. Good Form fue el capítulo en el que por fin Emma se da cuenta de que Hook ha cambiado y la está ayudando a salvar a su hijo, un momento de adrenalina al fin y al cabo, que marcó a ambos personajes para el resto de su historia.

9. House y Cuddy (House)

La tensión sexual entre House y Cuddy fue muy explotada por los guionistas de la serie, que había una atracción entre ellos era evidente para todo el mundo, pero esa relación amor/odio no parecía terminar de decantarse hacia el lado romántico. Hubo otro beso de por medio, insinuaciones y guiños que dejaban entrever lo que sentían, pero no fue hasta que House empezó a experimentar todo tipo de problemas relacionados con las drogas, como las alucinaciones lo que desembocaron en el esperado beso que ahora sí, dio inicio a la relación entre ambos médicos.

8. Fitz y Simmons (Agents of S.H.I.E.L.D)

Después de todo por lo que pasaron Simmons y Fitz, era hora de que ambos hicieran algo respecto a sus sentimientos. El beso que nos regalaron en el capítulo 3x08 fue todo lo que esperábamos y más. En una escena cargada de emoción, Simmons intenta solucionar la situación imposible en la que se encuentran (y en la que ninguno de los dos es culpable de nada como bien afirma Fitz) y le reitera a Fitz la importancia que tiene en su vida pese a lo que siente por Will. Frustrado por toda la situación, Fitz no puede resistirse a besar a Jemma brevemente, retrocediendo cuando se da cuenta de que puede no ser justo para ella. Pero Simmons parece tener otra idea, pues le devuelve el beso, esperanzada. Desgraciadamente, Fitz está convencido de que su relación está maldita y nunca podrán estar juntos y se aleja de ella una vez más. Podría pensarse que hemos vuelto al punto inicial, pero es evidente que Jemma tiene la firme intención de aclarar sus emociones y esperemos que en un futuro no muy lejano, podamos disfrutar de nuestra pareja de científicos favoritos en total armonía y desafiando la maldición que Fitz cree que se cierne sobre ellos.

7. Alec y Magnus (Shadowhunters)

Ser un cazador de sombras atrapado entre las duras leyes que rigen la sociedad y las que te impone tu propia familia no es fácil. Durante toda la temporada, vimos a Alec actuando siempre como se supone que debería comportarse, sin dejarse llevar por sus sentimientos y aceptando estoicamente todas sus responsabilidades. Sin embargo, tras varias revelaciones y dejándose llevar por fin por el corazón, Alec interrumpe su propia boda con Lydia para agarrar a Magnus por la chaqueta y besarlo delante de todos los asistentes sin preocuparse por las consecuencias de sus acciones. Este beso marca un antes y un después en la vida de Alec, pues con él, hace una declaración: no ocultará más lo que siente y su familia tendrá que aceptarlo tal y como es.

6. Décimo Doctor y Rose (Doctor Who)

A pesar de que Doctor Who no es una serie que destaque especialmente por su lado más romántico, nos deja sin duda alguna grandes besos. Es aquí donde entran ya las preferencias personales, tanto por Doctor como por companion y sus historias. Desde luego una servidora podría destacar, sin miedo a equivocarse, el beso del Undécimo con River Song en “The Name of the Doctor” como uno de los mejores (probablemente el segundo en mi lista). Sin embargo ¡cuánto nos hizo sufrir la relación del Décimo con Rose! Fueron dos temporadas donde vimos claramente que la amistad daba paso a algo más y tras una de las despedidas más amargas y tristes, el beso llegó en la etapa Donna Noble. En Journey’s End el Doctor lleva a su propio clon y a Rose al universo paralelo donde esta se quedó atrapada tras los acontecimientos de Doomsday. Rose está decidida a quedarse con el Doctor original, pero él no está tan seguro, así que Rose le pregunta qué era aquello que no pudo decirle cuando se despidieron en la Bahía del Lobo Malo. El Doctor no responde, pero su clon se lo susurra al oído y, como resultado, por fin tiene lugar el ansiado beso.

5. Castle y Beckett (Castle)

Cuando la cuarta temporada llegaba a su fin, y ya pensábamos que tendríamos que esperar un año más a que Castle y Beckett solucionasen sus problemas y admitieran lo que sentían el uno por el otro, el capítulo 4x23 desafió esa “maldición” tan extendida que “obligaba” a los guionistas de las series a inventarse todo tipo de excusas para que la relación entre los protagonistas no se consumara. Tras cuatro años, el escritor y la policía se dejaban llevar por sus sentimientos para alegría de todos los fans, en una escena llena de emotividad y sinceridad, donde ambos ponen las cartas sobre la mesa y deciden dar un paso adelante. La canción “In my veins” de Andrew Belle se ha convertido ya en todo un símbolo para la pareja, apareciendo en más de una ocasión en posteriores episodios.

4. Ned y Chuck (Pushing Daisies)

Si alguien te dijera que puedes revivir al amor de tu vida con un simple toque, no cabría duda de que todos lo haríamos. Lo malo es que si Ned revive a alguien, no puede volver a tocarlo nunca más, pues esa persona moriría de nuevo. Con tales condiciones, nadie se extrañaría de que la relación nunca pudiera llegar a nada, pues ¿cómo relacionarte con tu chica si el simple roce de tu piel contra la suya puede matarla? Chuck y Ned desafían a toda lógica y su relación no deja de crecer durante toda la serie, buscando maneras imposibles para seguir juntos. El primer beso que comparten, separados por una lámina de plástico, es tan entrañable como romántico, y se ha convertido sin duda en todo un icono.

pushing-daisies

3. Ross y Rachel (Friends)

Al inicio de la serie supimos que Ross albergaba sentimientos por Rachel desde su adolescencia pero formaban parte de dos estatus diferentes en el instituto. Es cuando la mujer irrumpe de nuevo en su vida, cuando Ross ve la oportunidad de cumplir su sueño de salir con Rachel Green, pero ella no entiende sus señales y luego se embarca en otras historias con ex novios o italianos babosos. Después a Chandler se le escapó lo que sentía Ross por ella, Rachel se sorprendió y ya estaba decidida a hablar con él cuando Ross volvió de viaje con una nueva novia lo que dejó a la mujer desolada. Sí, Ross siguió adelante pero sus sentimientos por Rachel no habían muerto y, finalmente, tras una pelea y consciente de que ella siente lo mismo, Ross se rinde a sus emociones, irrumpiendo en el Central Perk en mitad de la lluvia para besarla en un momento muy esperado por los fans.

2. Jack y Kate (Lost)

Imposible que una serie tan mítica como Lost no esté en ningún listado. La serie que marcó un antes y un después en el mundo seriéfilo y en el fenómeno fan tuvo muchas relaciones que merecerían un hueco en esta lista. Desmond y Penny nos hacían creer en el amor a contracorriente y sin embargo era Kate la que nos trajo de cabeza durante demasiado tiempo. Que si Jack, que si Sawyer, hubo besos con uno y con otros, mejores y peores pero el beso desde luego más emotivo, más triste y a la vez con más pasión fue el de la despedida. The End cerró el triángulo amoroso en un acantilado, con una herida mortal en el costado de Jack y una Kate que debía irse. La promesa del reencuentro y un “te quiero” (palabras que nunca había pronunciado Kate) protagonizaron uno de los momentazos del final de la serie.

1. Lorelai y Luke (Las Chicas Gilmore)

El regreso de Las chicas Gilmore está cada vez más cerca, y en el Día internacional del beso no podemos olvidar a una de nuestras parejas favoritas. Ya nos lo adelantaba el sueño de Lorelai, Luke y ella como pareja, viviendo en su casa y esperando dos hijos, pero la realidad del primer beso sobrepasó todo lo que los seguidores podíamos esperar. La mayor de las Gilmore - sin contar con Emily - había conseguido su sueño, tener su propia posada, a la que su compañera de negocios Sookie y ella habían bautizado como Posada Dragonfly, y querían celebrarlo por todo lo alto, con sus amigos y familiares probando las habitaciones que servirían a los huéspedes. Luke era uno de ellos, y poco a poco había conseguido dar la espalda a su timidez y miedo con el compromiso, y estaba acercándose por fin a Lorelai, después de años interesado en ella. La visita inesperada del ex novio de la mujer hizo que Luke se plantease hacia dónde iba su posible relación, y decidió de una vez por todas preguntárselo a Lorelai. Una conversación en la que ambos mostrarían sus sentimientos y que culminaría con el tan esperado primer beso entre dos de los personajes favoritos del público.

¿Y para vosotros y vosotras cuáles son esos besos de series que con tanto anhelo recordáis? ¡Completad nuestra lista!

The following two tabs change content below.

Beatriz Noria

Empecé a ver Perdidos y ya no paré... Con Como Conocí A Vuestra Madre conocí lo mejor y lo peor de este mundo. Adicta a cualquier pantalla que emita series o películas. Mientras cargan, trato de estudiar algo.

About Beatriz Noria

Empecé a ver Perdidos y ya no paré... Con Como Conocí A Vuestra Madre conocí lo mejor y lo peor de este mundo. Adicta a cualquier pantalla que emita series o películas. Mientras cargan, trato de estudiar algo.