Ley & Orden: U.V.E. retrasa un episodio inspirado en Trump

No es raro que las cadenas americanas realicen cambios en el orden en el que emiten sus episodios debido a sucesos externos. Ya lo hemos visto en ocasiones anteriores debido a actos terroristas, pero el caso de la longeva serie de la NBC es distinto.

Ley y Orden: Unidad de Víctimas Especiales destaca por sus buenos guiones y por el hecho de que no adornan las atrocidades cometidas por los criminales que aparecen en la serie. Antes de cada episodio siempre advierten que todo es ficticio y cualquier coincidencia con algo real es casualidad, pero es una forma de cubrirse las espaldas porque muchas veces se basan en hechos reales para sus historias. Ese es el caso del episodio "Unstoppable" donde el equipo dirigido por Olivia Benson se enfrenta a un político multimillonario en campaña acusado de abusos sexuales y que quiere convertirse en presidente de los Estados Unidos.

Las semejanzas con Donald Trump son más que evidentes y la cadena ha decidido retrasar la emisión de dicho episodio, programada para el 16 de noviembre, para 2017. Sin embargo, aún no es seguro que el capítulo llegue a ver la luz puesto que se arriesgarían a un enfrentamiento directo con el nuevo presidente. Lo más curioso es que este capítulo ya se había pospuesto antes, y la NBC prefirió reubicarlo tras las elecciones creyendo que el candidato no sería el ganador. Las consecuencias de la victoria de Trump no han tardado ni 24 horas en afectar a las televisiones.

The following two tabs change content below.

Helena Rubio

Empecé en el mundo de las series acompañando a Mulder y Scully en Expediente X, luego seguí con Friends, CSI y otras cuantas, pero con Lost terminé de perderme. Cada año juro que no me engancharé a más series pero fracaso estrepitosamente, y mientras tanto hago malabares con los estudios.

Latest posts by Helena Rubio (see all)

About Helena Rubio

Empecé en el mundo de las series acompañando a Mulder y Scully en Expediente X, luego seguí con Friends, CSI y otras cuantas, pero con Lost terminé de perderme. Cada año juro que no me engancharé a más series pero fracaso estrepitosamente, y mientras tanto hago malabares con los estudios.